Escúchenos en línea

Rosario convoca a la Plaza a celebrar el XXX Aniversario

Managua. Por Rosario Murillo, El 19 Digital. | 13 de Julio de 2009 a las 00:00
Lleno de entusiasmo, lleno de esperanza, el pueblo nicaragüense, las familias nicaragüenses celebramos este día, no sólo pensando en lo que ha sido esta Revolución de todos, y sobre todo, comprometiéndonos con lo que tienen que ser Nuevas Victorias para el pueblo nicaragüense, ¡Nuevos Triunfos! Tenemos todas las condiciones creadas para avanzar hacia Nuevas Victorias, y ¿qué son Nuevas Victorias? Mejoría en la vida de todas las familias nicaragüenses. Hemos venido avanzando, haciendo en dos años y medio lo que los Gobiernos neoliberales no hicieron en 16 años. Hemos venido avanzando con el Poder del Pueblo, con el Poder de la Fe, con el Poder de la Fortaleza Espiritual, con el Poder del Amor. Hemos venido instalando los valores nuevamente, el valor de la Solidaridad, el valor y el sentido de comunidad, pero sobre todo, el valor que cada nicaragüense siente recuperado sobre su propio potencial, su propia capacidad, su propia Dignidad. Esta es una Revolución de la Dignidad, una Revolución donde vamos recuperando los derechos que nos quisieron arrebatar en 16 años; donde vamos reinventando el porvenir a la luz de nuestra creatividad, de nuestra inteligencia, de nuestra sensibilidad, pero sobre todo, de nuestra Unidad. Porque lo más importante es que aquí hay un Pueblo Unido, un pueblo que está construyendo el porvenir desde esa Unidad y desde ese sentido estratégico de Reconciliación Nacional. Eso se vive en las comunidades. Cuando nos movilizamos por todo el país, cuando hemos ido conociendo los esfuerzos que se hacen alrededor de los Gabinetes del Poder Ciudadano, de los Consejos de Poder Ciudadano, para reunirnos a ejercer la Democracia, la Democracia recuperada en el año 2006, después que pretendieron secuestrarla durante 16 años, comprobamos que aquí se vive un proceso de transformación profunda; pero comprobamos sobre todo, que en esto estamos juntos la mayoría de los y las nicaragüenses, con un sentido de responsabilidad social, con un sentido de comunidad y con un sentido de totalidad. Somos un Pueblo, somos una Gran Familia y queremos trabajar como Pueblo Unido y como Gran Familia nicaragüense, para crear ese mañana diferente, desde este presente que ya es diferente. Todos los programas sociales del Gobierno, todos los programas sociales de las Alcaldías donde gobierna el Pueblo, son instrumentos de restitución, de recuperación de derechos, pero sobre todo, son instrumentos de fortalecimiento de la Dignidad y del Orgullo de las y los nicaragüenses. Dignidad y Orgullo que se fortalece cada día y, que este 19 de Julio vamos a estar celebrando, a la par que estamos rindiendo tributo a nuestros héroes, a nuestros mártires, que no olvidamos un sólo momento, porque la Nicaragua de hoy es posible gracias a ese sacrificio de miles de nicaragüenses ¡que no vacilaron en dar su vida para que todo fuese mejor! y ahí estamos viviendo días mejores, y tenemos que asegurar juntos ese porvenir mejor. Repito, y no me canso de repetir, que cada día es un día de Acción de Gracias a Dios por permitirnos el privilegio de trabajar, de servir, pero sobre todo, el privilegio de vivir en Tranquilidad, en Paz, en Armonía, con la Esperanza en alto, con el Espíritu en alto, construyendo la Nicaragua de todas y todos. Ese tiene que ser nuestro objetivo fundamental, porque en un mundo en crisis, la Unidad de los pueblos, la Hermandad entre las familias y comunidades de un pueblo, es lo que garantiza que, poco a poco, se vaya avanzando en esas rutas de restitución de derechos, desde una conciencia distinta. La Unidad refleja una conciencia superior, refleja el deponer egoísmo, refleja que el Ser Humano comprende que tiene que desarrollarse en comunidad con otros seres humanos, que no podemos funcionar únicamente pensando en nosotros mismos, sino pensando en el prójimo, siendo verdaderamente cristianos. Nuestra Revolución es una Revolución que se afirma en la espiritualidad, en el Cristianismo. Esta Revolución es la Revolución del Amor, y es la Revolución que nos compromete a ser cada vez más cristianos, cada vez más profundamente espirituales. Y ¿qué quiere decir eso? saber que tenemos que trabajar unidos, juntos, amándonos entre nosotros; nosotros, nuestro prójimo, como uno solo, forjando el país diferente, la Nicaragua diferente que, poco a poco, en esa ruta de Unidad, estamos instalando. ¡Esa es la realidad! Y todos los que nos visitan, nos llaman la atención sobre ese hecho, cómo el pueblo nicaragüense, las mujeres, la juventud, hemos venido recuperando lo que nos quisieron arrebatar, ese sentido de Dignidad y ese Orgullo de lo que somos, de lo que valemos cada uno de nosotros, y de lo que podemos hacer con ese valor personal y colectivo. El pueblo nicaragüense es un pueblo valiente, lleno de fe, lleno de fortaleza, un pueblo lleno de Dios, y con Dios en nuestros corazones, sabemos que nada puede detener este proceso revolucionario, de avance hacia Nuevas Victorias. Nosotros decimos que estamos cantando desde los Nuevos Días del ALBA, desde el Amanecer de los Pueblos, vivimos procesos de Unidad, de Hermandad, de Solidaridad, de Complementariedad, ¡ése es el ALBA! Desde el ALBA también celebramos estos días de victoria y nos disponemos a avanzar hacia Nuevos Triunfos. ¡Todos a la Plaza! ¡A la Plaza todo el pueblo con el Frente Sandinista!

Descarga la aplicación

en google play en google play