Escúchenos en línea

Yankis lanzan andanada de amenazas a los electores para forzar segunda vuelta

Agencia PL. Desde Managua. | 31 de Octubre de 2006 a las 00:00
Estados Unidos, con la complicidad de un diario y un canal de televisión ligados a sus intereses, ha redoblado sus presiones para intentar evitar un eventual triunfo del candidato del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) Daniel Ortega, quien a cinco días de las elecciones presidenciales y legislativas en Nicaragua, marcha delante en la intención de voto. La nueva andanada procede del Congreso norteamericano, donde al menos tres legisladores abogan por una revisión de las relaciones con la nación centroamericana, que pasaría por el posible bloqueo de las remesas familiares, en caso de una vuelta de Ortega al poder. Según La Prensa -totalmente alineado con Estados Unidos y su candidato, Eudardo Montealegre- los congresistas Ed Royce y Peter Hoekstra cerraron filas con su colega republicano Dana Rohrabacher, quien pidió a su gobierno elaborar un plan de contingencia ante un posible triunfo del FSLN. El diario inserta además declaraciones de la agregada de prensa de la embajada norteamericana en Managua, Kristin Stewart, quien adelantó una revisión de "toda la política de Estados Unidos hacia Nicaragua" en caso de una victoria del FSLN. Consultado por Prensa Latina a raíz de las declaraciones de Rohrabacher, el analista local Aldo Díaz Lacayo consideró que las declaraciones del congresista republicano forman parte de las presiones de la derecha norteamericana contra el partido sandinista. Díaz Lacayo, sin embargo, desestimó que la propuesta de bloquear las remesas, que según estimados ascienden a entre 700 y 800 millones de dólares anuales, vaya a encontrar eco en el Congreso estadounidense o en la Casa Blanca. "Es una medida que afectaría de manera mucho más directa a los cientos de miles de nicaragüenses que viven en Estados Unidos que a un eventual gobierno sandinista", argumentó. En opinión del ex diplomático, el bloqueo de las remesas sería repudiado también por la sociedad civil, las iglesias y los movimientos alternativos norteamericanos, al considerarlo una violación de los derechos humanos. "Aunque el gobierno de Estados Unidos no se caracteriza por respetar los derechos humanos de nadie, es evidente que por ser este un tema menor, creo que no entrará en discusión", sentenció. El candidato presidencial del FSLN ha manifestado que de llegar al poder el próximo 5 de noviembre, intentará reducir los gastos en los que incurren los nicaragüenses residentes en el exterior por el concepto de envío de las remesas, las cuales prometió respetar.

Descarga la aplicación

en google play en google play