Escúchenos en línea

Arias y los yankis querían rendir a Zelaya

Caracas. Varias agencias. | 25 de Julio de 2009 a las 00:00
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, denunció este sábado que el proceso de mediación en el conflicto derivado del golpe de Estado en Honduras, que impulsó el gobierno de Estados Unidos y lideró el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, fue "una trama montada desde el inicio del golpe" que pretendía conducir al mandatario constitucional hondureño, Manuel Zelaya, a la rendición. Desde la Asamblea Nacional de Venezuela, donde se llevó a cabo una sesión especial para conmemorar el décimo aniversario de la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente en esa nación suramericana, el mandatario criticó el papel que desempeñó Oscar Arias en el proceso de mediación sobre la situación de Honduras, donde el pasado 28 de junio de perpetró un golpe de Estado militar contra Zelaya. Chávez además condenó las declaraciones de Oscar Arias y la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, acerca del intento del presidente Manuel Zelaya de entrar a Honduras desde la frontera con Nicaragua, el cual ambos calificaron de imprudente. "Oscar Arias está repitiendo lo que le esta diciendo el departamento de estado y eso es indigno de un presidente de América latina, ¿cuál es el camino de Zelaya? ¿el de la rendición? Esas propuestas ni siquiera son de él, vienen del departamento de Estado. La trampa de Costa Rica abrió las puertas del pantano", aseveró Chávez. Asimismo, señaló que el golpe de Estado en Honduras configura la concreción de un plan de la derecha oligarca hondureña y sus aliados en el continente. Chávez dijo que cuando Arias sostiene que el intento del depuesto presidente Manuel Zelaya de ingresar a Honduras desde Nicaragua "no es el camino", lo que impulsa es el "camino de la rendición, de la inmoralidad. Es lamentable el papel que el presidente Oscar Arias está jugando, es muy lamentable". "Por algo mandaron a Zelaya a Costa Rica (cuando fue depuesto el 28 de junio) y (tenemos) diversas pruebas de que el presidente Arias se negaba prácticamente, no quería que saliera de Costa Rica", denunció Chávez. "Él quería que se quedara ahí, el presidente Arias se negaba a que Zelaya saliera de esa nación, la trampa estaba montada desde el principio y sólo el ALBA (Alianza Bolivariana para las Américas) pudo llevar a Zelaya a Managua", agregó, refiriéndose a la reunión de emergencia convocada por este bloque en Nicaragua, el día después de que el presidente hondureño fuera depuesto. Hugo Chávez manifestó que el proceso de mediación simplemente buscó darle tiempo a los "golpistas" para llevar a cabo un proceso electoral viciado. "Ahí lo que se estaba buscando era congelar la batalla y dar tiempo a los golpistas, que representan a la burguesía hondureña y detrás de ellos está el imperio Yankee", agregó. En ese sentido, ratificó su posición de rechazo a "cualquier gobierno que surja de este golpe de Estado, jamás lo reconoceremos como gobierno, no podemos ni debemos reconocerlo". Colombia: el Israel de Latinomérica El mandatario venezolano también se refirió al acuerdo que el gobierno de Álvaro Úribe pretende establecer con Estado Unidos y mediante el cual, Colombia permitiría que se realicen operaciones del militares del país norteamericano a través de cinco bases ubicadas en territorio colombiano. "El imperio yanqui quiere convertir a Colombia en el Israel de América Latina para agredir a cuanto pueblo pretenda ser libre, es una situación que atenta contra la paz del continente y el primer objetivo es sin duda Venezuela. El presidente yanqui está convirtiendo a Colombia en una plataforma para agredir a pueblos hermanos y yo tengo la responsabilidad moral de denunciarlo", declaró Chávez en un discurso ante la Asamblea Nacional (Parlamento). El mandatario instó a las autoridades colombianas a analizar este acuerdo y "evitar así otras tragedias a los pueblos de esta tierra". Chávez consideró que el "primer objetivo" de Estados Unidos al establecer las bases colombianas será Venezuela e instó a su homólogo Alvaro Uribe a razonar "las consecuencias que este hecho puede traer para toda la región" y "evitar otra tragedia en estas tierras". "Espero que el presidente de Colombia se detenga a razonar, aunque sea un minuto las consecuencias de este hecho que estamos viendo en nuestras propias narices, y las consecuencias que pueda traer durante los próximos años para toda esta región", añadió. Según el mandatario venezolano, el presidente estadounidense Barack Obama "se está desfigurando y su máscara se está derritiendo. Él debe saber que si se enfrenta al imperio (estadounidense) terminará muerto y seguramente prefirió vivir, dejar hacer y dejar pasar (...) Pero el imperio sin jefe es más peligroso que el imperio con jefe, el cuadro podría ser más peligroso para la paz del mundo", agregó.

Descarga la aplicación

en google play en google play