Escúchenos en línea

FSLN firma compromiso con el Cosep y promete «gobernabilidad y estabilidad, con gran participación ciudadana

Agencias DPA, AP, EFE y Notimex. Desde Managua. | 1 de Noviembre de 2006 a las 00:00
El candidato presidencial del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) Daniel Ortega, prometió este miércoles que si gana las elecciones del domingo próximo establecerá un gobierno "con gran participación ciudadana". Ortega se reunió este miércoles con directivos de la Cámara de Comercio, miembro del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) y firmó un documento que plantea compromisos de respeto a la libre empresa a fin de garantizar la "gobernabilidad y estabilidad" durante los próximos cinco años. Ortega, que estaba acompañado por el candidato a la Vicepresidencia de la República, Jaime Morales Carazo, dijo que firmó la propuesta porque los compromisos de la economía de libre mercado "calzan completamente en el programa de gobierno de la (alianza) Unidad Nicaragua Triunfa, que encabeza el FSLN". Acompañado también por el diputado Bayardo Arce, un poderoso empresario del arroz y antiguo comandante de la Revolución, Ortega llamó a los empresarios a dejar el temor por las confiscaciones e imposición de un modelo económico estatizado como ocurrió en la década de 1980. Agregó que firmó el documento con el interés de unir esfuerzos para erradicar la pobreza en Nicaragua y que para alcanzar ese objetivo es necesario contar con todas las fuerzas y potencial productivo que tiene el país. "Vamos a partir del principio que la pobreza la vamos a combatir potenciando todas las capacidades que tienen los productores, los empresarios, el sector privado nicaragüense", aseguró Ortega. Vamos a "contar con un gobierno con una gran participación ciudadana, tanto de los trabajadores, los empresarios y todos aquellos estamentos de la sociedad civil que se han multiplicado en el país", dijo a periodistas después de la reunión. El documento, suscrito también por los otros cuatro aspirantes presidenciales, fue firmado por Ortega pocas horas antes del período de "silencio electoral" que significará el cese absoluto de toda campaña proselitista. El ex mandatario sandinista (1985-1990) dijo que el gran problema del país es la pobreza que afecta al 80 por ciento de la población y añadió que sólo podrá reducirse "potenciando todas las capacidades de los productores, los empresarios y todo el sector privado". Prometió que en las entidades del Estado habrá "representantes de los sectores privados y de los trabajadores, para que ahí se tomen iniciativas de consenso para empujar la economía y progresar". A su juicio, eso permitiría a un eventual gobierno del Frente Sandinista "atacar rápidamente el problema de la salud, la educación, los problemas sociales y la inseguridad" ciudadana. Ortega también reiteró que no impondría ningún control estatal sobre las remesas familiares, como han señalado congresistas estadounidenses, y dijo que el dinero enviado por nicaragüenses desde el exterior será depositado y cobrado en la moneda de origen. "El Estado, el gobierno, no van a interferir (en el envío y recepción de las remesas) sino que van a recurrir a las empresas intermediarias para que bajen los costos" de la transacción, explicó. Ortega aseguró que su eventual gobierno no "interferirá" en el caso de las remesas y dijo que "es una mentira, una infamia" de sus opositores la versión de que las controlará. "Por amor a Dios, no estén mintiendo. Lo que estamos pidiendo, es que bajen los costos del envío", dijo. "Dejemos la confrontación y que ya estamos en otro tiempo, estamos en tiempos de paz, hace 16 años que la guerra desapareció", afirmó. Daniel Ortega, cuya campaña proselitista se caracterizó por reiterativos llamados a "la paz, el amor y la reconciliación", negó que tal discurso responda a una estrategia electorera para ganar votos a favor del otrora guerrillero Frente Sandinista. "Estamos entrando en una nueva etapa, en la que el principio de la reconciliación sigue siendo básico, fundamental. No es un principio tomado a la ligera por razones electorales, sino que ha tomado fuerza y debemos seguirlo promoviendo después de las elecciones", afirmó. Ortega dijo que si gana las elecciones del domingo trabajará con el mercado estadounidense a través del tratado de libre comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (CAFTA-RD). Señaló que de esta forma se pueden generar empleos dignos, ya que permite dejar la "política asistencialista" para que sea el nicaragüense el que se desarrolle con el empleo. Ortega se comprometió a incentivar a los exportadores para "aprovechar" el TLC, así como abrir y ampliar mercados en Europa y América del Sur. Ortega afirmó que "la pobreza debe combatirse con el empleo que desarrollan los empresarios" y dijo que defenderá los actuales mercados de la nación, pero abrirá y ampliará otros con países "hermanos como Venezuela, Brasil, Argentina, Chile y el Caribe". Agregó que ejecutará programas sociales con países que ya están colaborando con Centroamérica, "como Cuba que coopera en Guatemala con médicos especializados y hospitales". Ortega sostuvo que se deben potenciar las capacidades del sector privado y de los trabajadores para atacar los problemas de la salud, de la educación, y la inseguridad ciudadana. Por eso ofreció incorporar a su eventual gobierno "todos aquellos aspectos positivos de los gobiernos anteriores". Un eventual gobierno sandinista, aseguró, se ofrecería un gran estímulo a la actividad privada a fin de generar empleo y combatir contra la pobreza, vía que aseguró "es la correcta". "Estamos entrando en una nueva etapa", dijo el ex presidente sandinista, "donde el principio de la reconciliación es básico y fundamental". Exhortó a establecer condiciones que permitan al país "salir de la situación critica que afecta a millones de nicaragüenses". La propuesta de diez puntos básicos fue discutida con Ortega durante dos horas por los directivos de la cámara empresarial, presidida por José Adán Aguerrí, en la sede de este organismo del sector privado en Managua. Aguerri dijo que este documento para la gobernabilidad y el desarrollo económico de Nicaragua, ya ha sido respaldado anteriormente con sus firmas por los otros cuatro candidatos que compiten en la contienda electoral. El líder de los comerciantes subrayó que el documento habla de la importancia de la seguridad jurídica e institucional, la libertad de comercio y aprovechamiento de los tratados de libre comercio no sólo con Estados Unidos. Agregó que se busca que el gobierno dedique recursos a la infraestructura de este país, y que hayan leyes que permitan la construcción de un puerto en la costa Atlántica. "Queremos que haya orden público y en este sentido no queremos ser afectados mas por diferentes situaciones sociales y tener acceso a la financiación, así como que haya una estrategia de educación que llegue a la parte de ciencia y tecnología", dijo Aguerri. Los empresarios demandaron de los cinco candidatos presidenciales seguridad jurídica e institucional, libertad de comercio y una serie de garantías para la libertad empresarial. Pidieron que no importa cuál de los postulantes gane la jefatura del Ejecutivo, el país debe contar con una política macroeconómica sana, control del déficit fiscal y funcionamiento del comercio sin restricciones ni regulaciones estatales excesivas.

Descarga la aplicación

en google play en google play