Escúchenos en línea

Don Felipe Urrutia, un icono de la música norteña nica

Managua. Radio La Primerísima. | 25 de Julio de 2009 a las 00:00
Descansando en su humilde finca ubicada en la comarca El Limón en el municipio de Estelí y acompañado de sus nietos, sobrinos y bisnietos, encontramos a don Felipe de Jesús Urrutia Delgadillo, un hombre sencillo con un gran mérito por haber recopilado la música norteña nicaragüense, reporta este lunes el portal oficial "El 19". Don Felipe es el legendario cantautor y recopilador de la música regional y se estima que ha aportado a la cultura nicaragüense más de 60 canciones entre polkas y mazurcas que forman parte del folclor segoviano. Entre sus méritos está el de haber recopilado en una ardua labor de años, la música que se tocaba en los campamentos sandinistas durante la guerra que libró el General de Hombres Libres, Augusto C. Sandino contra los invasores norteamericanos en Las Segovias, muchas de las cuales hubieran quedado olvidadas en el tiempo, por la férrea represión somocista. Según el promotor cultural Wilmor López, Don Felipe recopiló de viva voz de Pedro Cabrera “Cabrerita”, clarín del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional, una versión del tema patriótico Que se derramen las copas, también conocida como El avioncito. En el siglo pasado esta música se tocaba casi clandestinamente en las comunidades campesinas del Norte del país y sus letras se transmitían oralmente de generación en generación y no fue, sino hasta que Don Felipe y sus Cachorros las rescataron durante la primera etapa de la Revolución Popular Sandinista entre 1979 y 1990, que se difundieron masivamente a nivel nacional e internacional. Satisfecho del rescate del patrimonio musical Urrutia, de casi 92 años, cuenta sus historias con tanta precisión y dice sentirse satisfecho por el rescate musical que ha hecho. Desde pequeñito, con tan solo 12 años empezó a tocar con guitarras prestadas porque no tenía una y fue a los 13 años cuando inició su proceso para hacerse popular en el pueblo al alegrar fiestas, casamientos, comuniones. Y debido a la falta de la promoción de la música nacional, falta de publicidad y la llegada de la radio y las roconolas don Felipe se olvidó de la música por 12 años porque no valía nada y la gente ya no los buscaba. Fue hasta en 1964 cuando Ulises González (odontólogo, estudioso de la música nacional, ex Alcalde de Estelí), lo fue a buscar a La Tunosa, sitio donde vivía antes para recordar esa música y él se puso a grabar la música que interpretaba don Felipe. “No contábamos con publicidad sino que ya fuimos teniendo reconocimiento de la gente porque Ulises Gonzales se interesó en recopilar nuestra música y me prestó una guitarra para que ensayara porque ya me había olvidado, y Ulises empezó a promover nuestra música y nos presentó con Carlos Mejía Godoy e Irene López, y nos llevaron la primera vez a un festival a Managua”, dijo. Músico nato y compositor Don Felipe Urrutia ha compuesto dos piezas musicales La café amargo y Mi polkita, pero la gran mayoría ha sido recopilación. Entre los temas que ha recopilado uno de los grandes talentos musicales de Nicaragua están las polkas, jamaquellos, valses norteños, zapateado norteño. Don Felipe afirma que el nombre de su agrupación musical “don Felipe Urrutia y Sus Cachorros” se debe a Carlos Mejía Godoy, que lo presentó con ese nombre en un programa que llegó a grabar en 1984, dado que los integrantes de su agrupación son sus hijos, sobrinos, nietos y ahora bisnietos. Don Felipe Urrutia y Sus Cachorros acaban de producir su cuarto disco que contiene temas como “Soy Nica, nica”, inspirado en las vivencias de don Felipe y la recopilación exitosa de este grupo “Que se derramen las copas”, una referencia a la lucha emprendida por el General de Hombre y Mujeres Libres, Augusto C. Sandino. Comenta don Felipe que siempre se ha sentido motivado a cantar música testimonial porque es un sentimiento desde adentro. Sus hijos y nietos lo relevan Para Roberto Carlos Valenzuela Urrutia, uno de sus nietos e integrante de la agrupación ser artista y revolucionario es algo que llevan en la sangre. “Nos sentimos orgullos de compartir esta revolución y tener en la sangre esta música que nos ha heredado. Aunque algunos de nosotros no vivimos lo que fue la guerra y la revolución pero a través de la historia contada por nuestro abuelo y tíos nos inspiramos para escribir algunos temas de este disco (el cuarto disco), algunas historias que nos contaban, ese es nuestro motivo para estar con la revolución”, asegura el joven. Los integrantes de la agrupación musical de don Felipe aseveran que continuarán con el legado que les ha heredado este gran artista nicaragüense y que no piensan dejar morir la música nicaragüense y continuar con ello mientras Dios les preste vida. “Nos sentimos muy orgullosos de ser músicos y de acompañar su música, su polka y mazurcas y seguiremos cantándole a la revolución hasta que muramos. Si, esta revolución es la misma que inspira nuestro canto, y aunque estuvimos un poco olvidados, hoy con el retorno al poder del presidente Daniel estamos recibiendo más apoyo como músicos y nos sentimos más motivados”, apuntó Juan José Amador Delgadillo, sobrino de don Felipe.

Descarga la aplicación

en google play en google play