Escúchenos en línea

EU ve golpe en Honduras, Montealegre no, y dice que fue «lección» para Chávez

Tegucigalpa. Acan-efe. | 28 de Julio de 2009 a las 00:00
El opositor nicaragüense Eduardo Montealegre abogó el martes en Tegucigalpa por solucionar la crisis política que vive Honduras mediante el diálogo y por el cese de la "intervención" del presidente de Venezuela, Hugo Chávez. "Lo que queremos es que haya una mediación que lleve a una feliz solución del problema", dijo Montealegre a los periodistas en la Casa Presidencial, tras reunirse con el nuevo presidente hondureño, Roberto Micheletti. El presidente de Costa Rica, Oscar Arias, sirve de mediador en la búsqueda de una solución al conflicto en Honduras entre el gobierno de facto de Micheletti y el constitucional de Manuel Zelaya, quien ahora se encuentra en Nicaragua organizando su regreso al país. Montealegre, líder del grupo parlamentario Bancada Democrática Nicaragüense (BDN), también pidió "que se detenga el intervencionismo del presidente Hugo Chávez" no sólo en Honduras, sino también en toda Centroamérica. El dirigente liberal disidente encabeza una misión de diputados opositores de Nicaragua que el martes se reunió por separado con Micheletti, miembros del Congreso Nacional, magistrados de la Corte Suprema de Justicia y la vicecanciller, Martha Lorena Alvarado. El objetivo de su visita, dijo, es "entender la situación de Honduras", generada por el derrocamiento, hace un mes, del presidente Manuel Zelaya por parte de los militares y la designación de Micheletti por el Parlamento para ocupar la Presidencia del país. Montealegre pidió, "particularmente, a los partidos liberales de Latinoamérica y a los presidentes que vean de un (ángulo un) poco más amplio lo que está pasando aquí en Honduras, que esta lucha no es entre derecha e izquierda, sino entre democracia y dictadura". Lo sucedido en Honduras "ha sido una lección para Chávez, que no puede hacer lo que quiere, cuando él quiere; es una lucha que tenemos que llevar todos los pueblos de América Latina" a favor de "la democracia, la paz y la libertad", expresó el ex candidato presidencial liberal nicaragüense. "La lucha es contra un intervencionismo del presidente Chávez en Centroamérica financiado con dólares que provienen del pueblo venezolano", apuntó. Chávez es un aliado de Zelaya, quien en 2008 adhirió a Honduras a la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA). Montealegre también lamentó que "turbas orteguistas" (afines al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega) impidieran que otro grupo de diputados opositores nicaragüenses llegara a Ocotal, localidad fronteriza con Honduras, donde Zelaya organiza la "resistencia" contra los golpistas, para entregarle una carta. En esa carta, los legisladores expresan su repudio a la presencia de Zelaya y le piden que deje "de estar usando nuestro territorio para llamar a la violencia, y que si es así mejor que se fuera a otro país", dijo Montealegre, quien indicó que la misión que encabeza retorna este miércoles a Managua.

Descarga la aplicación

en google play en google play