Escúchenos en línea

Daniel Ortega se juega el todo por el todo

Agencia AFP. Desde Managua. | 4 de Noviembre de 2006 a las 00:00
El candidato del Frente Sandinista, Daniel Ortega, se juega el todo por el todo en la elección presidencial del domingo en Nicaragua, que ha reavivado los rescoldos de la Guerra Fría en la región. Ni la división de la derecha en dos grandes grupos ni la escisión del Frente, agrupada en el Movimiento de Renovación Sandinista (MRS), que le restarán por lo menos un 10% de los votos, hacen predecible un resultado el domingo, reconoce el ex canciller Emilio Alvarez. No obstante, Ortega tiene más cartas para el triunfo que cualquier otro, reconoce Alvarez, quien alerta de que a diferencia de comicios anteriores, "la gente se ha tomado muy en serio estas elecciones y seguro que la abstención no pasará del 10%". Carlos Tünermann, ex embajador de Nicaragua ante la OEA, no pasa por alto el enorme rechazo que suscita el líder sandinista en la población nicaragüense, por lo que "puede funcionar el voto útil forzando una segunda vuelta" por primera vez en Nicaragua. En ese caso, no tiene ninguna duda de que el líder sandinista fracasará en su cuarto intento de regresar a la presidencia que perdió en las urnas en 1990. Para ganar en primera vuelta el candidato más votado tendrá que obtener un mínimo del 35% de los votos y una diferencia del 5% con respecto al segundo. En los últimos sondeos, que recogen las preferencias de los nicaragüenses en las tres primeras semanas de octubre, Ortega aparece primero (31-34%, seguido por el líder de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN, derecha), Eduardo Montealegre (22-25,5%); José Rizo, del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) el 19%, y de Edmundo Jarquín (10%) y muy por detrás Edén Pastora, ex Comandante Cero, con menos del 1%. Pero lo que se ventila en esta elección va mucho más allá de las fronteras nicaragüenses y ha convertido al país en una nueva batalla de influencia entre Estados Unidos y Venezuela, con cuyos petrodólares cuenta Ortega para cumplir su programa electoral. "La figura de Daniel Ortega alarma y genera pasión de mucha gente en Washington", aseguró a la AFP Michael Shifter, vicepresidente del Diálogo Interamericano, para quien "el hecho de que pueda regresar al poder es muy difícil de aceptar para muchos funcionarios" estadounidenses. La gran potencia, que no pudo derrocar con las armas a Ortega cuando llegó al poder por medio de la revolución sandinista (1979-1990), ha amenazado a Nicaragua con lo que más le duele: cortar los 600 millones de dólares de remesas que envían los inmigrantes nicaragüenses a sus familiares y la vital cooperación con el empobrecido país centroamericano, con tal de no perder otra pieza en la partida que juega con el presidente venezolano, Hugo Chávez, en el tablero latinoamericano. Cerca de 3,6 millones de nicaragüenses, aunque en realidad pueden ser 800.000 menos si se descartan los muertos y los emigrantes y el 10% que todavía no ha conseguido los documentos que lo acredita como elector, están convocados para designar al presidente, elegir a los 90 diputados del Congreso y a 20 representantes en el Parlamento Centroamericano (PARLACEN), en una de las elecciones más vigiladas de la historia, con cerca de 17.000 observadores nacionales e internacionales. Ante este despliegue son pocos los que esperan fraudes, pero el gran temor de los partidos son las impugnaciones. "Un tecnicismo legal puede llevar a la anulación del contenido de una urna", explica Tünermann, del Movimiento Por Nicaragua (un grupo cívico). De todas formas, el conteo rápido realizado por el Comité de Etica y Transparencia en simultáneo con el recuento de votos que realiza la junta receptora de votos (3 miembros de tres partidos) en presencia de los observadores, dificultan este recurso, reconoce. De ahí la importancia de los fiscales de los partidos, que tienen derecho a observar el escrutinio para impedir irregularidades. "Los fraudes no se hacen a último momento. Se preparan con antelación y todos han dicho que todo se ha preparado de manera aceptable de acuerdo a nuestros estándares", dijo a la AFP Tünermann.

Descarga la aplicación

en google play en google play