Escúchenos en línea

Miles de sandinistas celebran

Agencia AFP. Desde Managua. | 6 de Noviembre de 2006 a las 00:00
Miles de sandinistas salieron a las calles de Managua en la madrugada del lunes para celebrar con bocinas, fuegos artificiales y gritos la ventaja de Daniel Ortega en las elecciones del domingo pese a que sólo se habían escrutado el 14,65% de las mesas electorales. Jóvenes, mujeres y niños rompieron el tenso silencio de espera que reinó desde el cierre de los colegios electorales hacia las 00H00 GMT y el anuncio de los primeros resultados por el presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, casi ocho horas después. En medio de la noche y agitando las banderas rojinegras del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), los seguidores del ex guerrillero Daniel Ortega salieron de sus casas a bordo de todo tipo de automóviles, principalmente en los barrios pobres de la capital, manifestando una alegría incontenible. La segunda proyección preliminar del CSE con el 14,65% de las 11.274 Juntas Receptoras de Votos (JRV) escrutadas daba a Ortega el 40,04% de los votos, mientras que su inmediato seguidor, el banquero Eduardo Montealegre, de la derechista Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), conseguía el 33,29%. Con los eslóganes "Sí se pudo" o "Ganamos y adelante", la gente se desgañitaba coreando el nombre de Daniel, desde los vehículos que empezaron a invadir la ciudad. "Esperábamos ganar. La echamos toda y la ganamos. El pueblo le respondió al comandante Daniel Ortega", dijo con emoción apenas contenida, Lidia Vega, de 51 años, vecina de la colonia Máximo Jerez, de clase media. "Dieciséis años viviendo en el desempleo, mordiendo el leño (pasando difícil), ahora espero trabajo, paz, empleo y bienestar para todo el pueblo", dijo con la voz ahogada por la emoción Nelson Vega, de 40 años. Con más cautela, la dirigencia del FSLN se mantenía en la sede del partido en el sector oeste de Managua, aguardando los resultados que iba entregando a cuentagotas el CSE. Sobre todo, porque en los segundos resultados parciales, Ortega había perdido un poco y Montealegre subía. Las votaciones transcurrieron con tranquilidad en todo el país, aunque con numerosas anomalías, denunciadas por la mayoría de los cinco candidatos que aspiran a la presidencia. Varias Juntas han sido impugnadas por dichas irregularidades. La Organización de Estados Americanos (OEA) en un informe preliminar estimó que un 70% de la población que estaba convocada para sufragar participó en los comicios. Ortega, de 60 años, es por cuarta vez consecutiva el candidato a la presidencia por el FSLN y figuraba como favorito en los sondeos de opinión de todas las encuestas efectuadas. Para ganar la elección en primera vuelta un candidato debe obtener más del 35% de sufragios y sacarle 5 puntos como mínimo a su rival más votado.

Descarga la aplicación

en google play en google play