Escúchenos en línea

«Menos radical que Lula»

Diario Página/12, de Argentina. Desde Managua. | 7 de Noviembre de 2006 a las 00:00
El triunfo de Daniel Ortega, el líder sandinista que despierta simpatías en Caracas y antipatías en Washington, está enraizado en el fracaso de los anteriores gobiernos en resolver la pobreza y el desempleo, según estiman analistas nicaragüenses consultados por este diario. "Con este voto –aseguran– la gente colocó a Nicaragua en la vereda de los demás gobiernos progresistas de América latina." Nicaragua es el país más pobre de América latina después de Haití, Bolivia y Honduras.

Por Mercedes López San Miguel, diario Página/12, de Argentina.

Oscar René Vargas, ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, destacó que la victoria de Ortega representa el fracaso del modelo neoliberal y de la política de Estados Unidos en su país. "EE.UU. jugó a dividir al sandinismo, pero esa misma política escindió el voto de la derecha, facilitando el triunfo de Ortega", dijo a Página/12. Vargas agregó que "la política de Bush de impulsar una disidencia del sandinismo –que financiaron públicamente– no logró sacar el 20 por ciento, sólo el 7 por ciento". Carlos Tunnermann, analista político para el periódico Nuevo Diario, señaló a Página/12 que los jóvenes, que son mayoría en la población, desean algo diferente y depositan sus esperanzas en Ortega. "La gente espera que Ortega le solucione los problemas. Cuando estuvo en el poder dejó a la economía mal, pero le tocó gobernar con una guerra encima. Quizá un Ortega sin presiones lo logre." Vargas coincide en que el gobierno del Frente Sandinista va a tratar de resolver el déficit social y tener buenas relaciones con Estados Unidos. "La propuesta de Ortega es menos radical que la de Lula, no va a tratar de romper con Estados Unidos. A partir de la eventual derrota de hoy del Partido Republicano, la política exterior de Bush va a tener que ser más pragmática que fundamentalista, reconociendo el resultado final." El candidato favorito de Estados Unidos ha sido el liberal Eduardo Montealegre. El país del Norte tiene intereses en Nicaragua, por ejemplo, en los temas migratorio, narcotráfico y terrorismo. La droga que sale de Colombia a Estados Unidos pasa por Managua. Vargas insiste: "Si Bush sale debilitado de las legislativas tendrá que tener una política menos confrontativa con América latina en general, y con Nicaragua en particular. Tunnermann advierte que Ortega despierta temor en algunos sectores, como el empresario. "El encabezó el gobierno y tomó medidas contra la propiedad privada, que afectaron el desarrollo de las empresas. Existe un temor de que se repita el Ortega de los ‘80." El analista advierte que el mundo ha cambiado y Ortega también. "Tendrá que convivir con los arreglos del FMI, respetar el TLC con EE.UU., y buscar la convivencia pacífica, además de tener buenas relaciones con Chávez". Tunnermann agrega: "Ortega va a tener que llevarse bien con El Salvador, un gobierno de derecha, por ejemplo. Porque Nicaragua no puede aislarse del proceso de Centroamérica". Para Vargas, Ortega se sube a la ola progresista de Kirchner, Chávez, Morales, Lula, Bachelet y los votos de López Obrador y Ollanta Humala. En este contexto, "Estados Unidos debe revisar su política exterior". El experto señala que la política de Ortega apuntará a diversificar el comercio exterior, a encontrar nuevos mercados en Latinoamérica, la región de Asia y el Pacífico (China, Japón, Corea) y Europa. "Chile hizo un tratado de libre comercio con EE.UU. y también ahora con China", apunta.

Descarga la aplicación

en google play en google play