Escúchenos en línea

Daniel inicia contactos con el FMI

Agencias DPA, EFE y AP. | 8 de Noviembre de 2006 a las 00:00
Para enviar una señal de estabilidad a los sectores económicos locales y extranjeros, el presidente electo Daniel Ortega adelantó que ya inició contactos con el Fondo Monetario Internacional para empezar a trabajar con ese organismo en el nuevo programa económico para los próximos años. Señaló que representantes del FMI evalúan el último acuerdo firmado entre este organismo y el gobierno del presidente Enrique Bolaños. Añadió que en los próximos días llegará a Managua otra misión del FMI para reunirse con autoridades del gobierno de Bolaños y en tal ocasión funcionarios de este organismo se reunirán con representantes del nuevo gobierno. "Todo esto va creando condiciones para que el gobierno que va a tomar posesión del 10 de enero, pueda arrancar con paso firme", añadió el líder del Frente Sandinista, quien ganó las elecciones del pasado domingo, durante un encuentro con empresarios nacionales y extranjeros, celebrado la tarde del miércoles en un hotel de Managua. El líder sandinista dijo que su gobierno creará una instancia donde los inversores puedan llevar sus planteamientos e iniciativas o que quieran exponer que se violan las reglas establecidas, o que se resuelvan sus problemas. Ortega afirmó que su gobierno desea que se multipliquen las inversiones, "pero que también se respeten los derechos laborales y el medio ambiente". Sin afectar el tratado de libre comercio entre Centroamérica, Estados Unidos y República Dominicana (CAFTA-RD) "tenemos que abrir otros mercados donde podamos colocar nuestros productos", dijo. "Está el Mercosur, está el ALBA (Alternativa Bolivariana de las Américas promovida por Venezuela), donde podemos encontrar espacio, para colocar los productos nicaragüenses altamente favorables", añadió. "También tenemos el mercado de los países europeos, asiáticos, China e India, porque no podemos sujetarnos a un solo mercado", afirmó. "Yo les vengo a asegurar que necesitamos erradicar la pobreza, pero eso no se consigue erradicando el capital, la inversión, al que tiene recursos, porque de esa forma, sólo habrá más pobreza", dijo el líder sandinista. Pidió a los inversores apoyar al futuro gobierno para erradicar la pobreza en Nicaragua no con políticas asistenciales, sino que con inversiones, créditos y financiaciones para crear empleos. En intercambios con gobernantes de América Latina que tienen inversiones en Nicaragua "les damos toda la seguridad, todas las garantías para que sigan invirtiendo", dijo Ortega en un encuentro con inversionistas. Durante la campaña electoral, Ortega asumió un compromiso con la Cámara de Comercio de respetar la inversión, la propiedad privada y mantener el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos. "Tengan la seguridad que Nicaragua mantendrá sus puertas abiertas a la inversión extranjera", dijo vehemente Ortega, tras mencionar su disposición a lograr un acuerdo mínimo con los distintos actores políticos para dar continuidad a las política macroeconómica y "potenciar nuevas inversiones con mayor confianza". Ortega dijo que está en la mejor disposición de continuar trabajando con los inversionistas y prometió resolver a corto plazo del respeto a la propiedad privada. También expresó "la firme convicción de no permitir tomas de propiedades, ni pequeñas ni medianas ni grandes", pero ofreció dar respuestas a las necesidades de lotes urbanos y parcelas de tierras dentro del marco de la ley "sin violentar los derechos de nadie". Tras la exposición que hizo Ortega, sólo dos hombres de negocios intervinieron para reaccionar ante el resumen que les presentó el líder sandinista. Roberto Membreño, ejecutivo de la empresa "Marina Puesta del Sol" que invierte en turismo, señaló a Ortega que en la Asamblea Nacional se encuentra un proyecto de ley de costas, pendiente de debate, que representa un obstáculo a los que desarrollan planes turísticos. Luci Valenti, de una de las cámaras de turismo dijo a Efe que los inversores que impulsan el turismo en Nicaragua se oponen a esa ley "porque es un atentado contra los derechos de propiedad privada y también se considera que es inconstitucional". Membreño manifestó que a causa de este proyecto su empresa se encuentra en una situación de parálisis que incluso puede llegar a suspender la inversión. Manuel Gómez Pimienta, ejecutivo de la empresa Arlecón, de capital mexicano y japonés, por su lado, dijo que está dispuesto a continuar sus inversiones en ciudades del occidente del país, donde da empleos a 5 mil personas. Gómez Pimienta declaró a Efe que esta tarde Ortega abrió un camino de diálogo, que será fundamental para el desarrollo de las empresas. "Un gobierno no trabaja sin empresas, ni las empresas trabajan sin gobierno. Tenemos que asegurar que se dé en forma eficiente una política de puertas abiertas a la inversión", dijo Gómez. El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), Erwin Krüger, anunció el miércoles que "vamos a trabajar con el gobierno, con la sociedad civil, con los trabajadores. "Creo que el pueblo eligió un ejemplo de civismo, de compromiso y de voluntad democrática; no hubo ningún caso de discusión ni de confrontación", dijo Krüger al aceptar la victoria de Ortega.

Encuentro con Bolaños

"Hemos asumido el compromiso de mantener, y enriquecer todos los aportes (de gobiernos anteriores). No están contemplados cambios dramáticos, cambios radicales en las bases de la economía que se han sentado en estos años", dijo Ortega, durante el saludo que le ofreció el presidente Enrique Bolaños en la casa de gobierno, al mediodía del miércoles. También renovó su llamado "a los grupos económicos, a las fuerzas empresariales y a las fuerzas políticas es para que todos nos unamos para seguir atacando la pobreza". "Tenemos una deuda muy grande con el pueblo y que cuidando los elementos macroeconómicos (podemos) multiplicar esfuerzos para que cada familia nicaragüense pueda vivir de manera digna y honrada", añadió Ortega, quien aún no ha sido formalmente proclamado electo. Ortega anunció que su gobierno trabajará para erradicar la pobreza pero sin "cambios dramáticos ni radicales" al programa macroeconómico vigente desde hace años. Dijo que la pobreza que aqueja al 80 por ciento de la población se puede resolver con "la reconciliación, el entendimiento y el consenso" entre los diversos actores políticos y económicos. Ortega aseguró que su gobierno retomará los elementos positivos de la administración de Bolaños, como la apertura al comercio, la inversión y la promoción de exportaciones. Bolaños aconsejó a Ortega que apoye el tratado de libre comercio con Estados Unidos (CAFTA) y le recordó que para el próximo año hay contratados 1.750 millones de dólares de la comunidad donante. El presidente saliente, que por ley ocupará una curul en el Parlamento, dijo que está dispuesto a ayudar al nuevo gobierno, y prometió hacer "una oposición constructiva, sólo en beneficio de la patria".

Descarga la aplicación

en google play en google play