Escúchenos en línea

El BID planea condonar sólo parcialmente la deuda con ese organismo de Nicaragua y otros cuatro países

Por César Muñoz Acebes, agencia EFE. Desde Washington. | 11 de Noviembre de 2006 a las 00:00
El BID contempla condonar sólo parcialmente la deuda de Honduras, Nicaragua, Bolivia, Haití y Guayana, los países más pobres de América, según revela un documento interno al que ha tenido acceso Efe. Por primera vez, la administración del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sugirió que a esos cinco países se les perdone menos deuda que lo considerado anteriormente. La propuesta, que se abordará en una reunión el próximo viernes, presenta dos alternativas: que se les condonen préstamos por un valor de unos 2.100 millones de dólares o por 1.600 millones. Ambas cifras están lejos de los 3.500 millones de los que hablaba el proyecto anterior, pero el documento argumenta que el alivio pleno de la deuda tendría un "enorme costo" para la institución. La propuesta fue elaborada bajo la dirección de la presidencia del Comité de la Asamblea de Gobernadores del organismo, que está en manos de Brasil actualmente, "y concuerda con los puntos de vista de la administración del BID", según dice en su introducción. La principal oposición al plan de perdón de deuda viene de Brasil y México, que temen que el uso de recursos del Banco para ese propósito le obligue a elevar las tasas de interés de los préstamos que otorga al resto de América Latina para el combate a la pobreza. Es una posición que tiene adeptos en la gerencia de la institución, que consideran injusto que se beneficie a los pobres de Nicaragua, por ejemplo, con los recursos derivados de la condonación de la deuda, pero se perjudique a los de El Salvador al elevar el costo de los proyectos en ese país. En cambio, los cinco países más pobres del continente ven la nueva propuesta con preocupación. "El documento actual reduce los términos de la discusión que se habían propuesto anteriormente", destacó un alto funcionario de uno de esos gobiernos, quien no quiso ser identificado. Esas naciones pretenden convencer a los otros miembros del BID de que rechacen esa propuesta en la reunión del viernes y vuelvan al proyecto original, que cuenta con el apoyo de EEUU. "Financieramente el Banco está muy sólido. El Banco tiene capacidad de hacerlo, al final es una decisión política", señaló la fuente. Organizaciones no gubernamentales que promueven el perdón de la deuda también respaldan a esos gobiernos. "Hay reservas de capital en el BID que pueden financiar fácilmente la cancelación", dijo Debayani Kar, de la asociación "Jubilee USA". Sin embargo, ese capital pertenece a sus países miembros, pues el BID funciona como una especie de cooperativa, y perdonar la deuda a los más pobres supone una pérdida para el resto. El nuevo estudio del Banco propone olvidarse de los préstamos otorgados a los cinco países que se habían desembolsado totalmente a finales de 2003, que ascienden a 2.189 millones de dólares. Eso significaría una condonación de 716 millones de dólares para Honduras, de 517 millones para Nicaragua, de 382 millones para Bolivia, de 326 millones para Haití y de 248 millones para Guayana. Sin embargo, esos países seguirían debiendo al BID 1.623 millones de dólares, según datos de diciembre de 2005. Una alternativa planteada por el documento es sacar de los libros de cuentas del BID los créditos otorgados sólo hasta finales de 2001, por un valor total de 1.627 millones de dólares, lo que dejaría a esos países con una factura de 2.184 millones. En cambio, la propuesta original era perdonarles 3.500 millones de dólares, con lo que les quedarían obligaciones por tan sólo 312 millones, según datos de diciembre de 2005. La idea de la condonación surgió en el grupo de los ocho países más industrializados (G-8), que aportaron fondos para que el Banco Mundial y el Fondo de Desarrollo Africano perdonaran la deuda a los países más pobres, incluidos Nicaragua, Honduras, Guayana y Bolivia. El Fondo Monetario Internacional (FMI), por su parte, usó recursos propios para perdonar lo que le debían esas naciones. La fuente gubernamental afirmó que EEUU ha prometido en privado hacer una aportación extraordinaria para cubrir parte del agujero que dejaría la condonación de la deuda del BID, lo que no ha sido confirmado por el gobierno de Washington. El funcionario espera que ese compromiso acalle las objeciones en el seno del Banco.

Descarga la aplicación

en google play en google play