Escúchenos en línea

Dramático mensaje de Zelaya al mundo: «pido firmeza frente a la barbarie»

New York. Agencia AFP. | 28 de Septiembre de 2009 a las 00:00
El presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, pidió este lunes apoyo para revertir el golpe de Estado que lo depuso hace exactamente tres meses, en un dramático mensaje enviado en directo por teléfono a la Asamblea general de la ONU. "Solicito a las Naciones Unidas su apoyo para revertir este golpe de Estado", dijo por teléfono Zelaya, cuya voz amplificada resonó en la gran sala de la Asamblea general del organismo mundial. La canciller del gobierno legítimo hondureño, Patricia Isabel Rodas Baca, habló en nombre de Honduras desde el podio en Nueva York, y en medio de su discurso llamó con un celular a Zelaya, que estaba en Honduras. Desde su regreso al país el lunes pasado, Zelaya permanece recluido junto a su esposa y unos 60 seguidores en el local de la sede diplomática de Brasil, que está sitiada por centenares de efectivos militares y policías. Rodas acercó el celular al micrófono, permitiendo así a Zelaya enviar un breve mensaje en directo a la Asamblea general de la ONU desde Tegucigalpa. "Presidente, lo tengo frente al micrófono", dijo Rodas, tras marcar el número ante la mirada atónica de los diplomáticos del mundo entero. "¡Muchas gracias, muchas gracias, saludo a las Naciones Unidas!", respondió Zelaya, levantando una salva de aplausos en Nueva York. "En Honduras, se ha instalado, además de un golpe de Estado, una dictadura fascista que ha suprimido las libertades de los hondureños y reprime violentamente al pueblo hondureño", denunció Zelaya, mencionando la clausura de dos importantes medios opositores por el gobierno de facto. Al cumplirse este lunes tres meses del golpe de Estado del 28 de junio y una semana del regreso del presidente derrocado a Honduras, la Policía impidió el lunes una marcha de seguidores de Zelaya, en el primer día de vigencia del estado de excepción impuesto por el gobierno de facto. "Solicito a Naciones Unidas cooperación para recobrar el Estado de derecho y la libertad que merecen los hondureños. Solicito a las Naciones Unidas apoyo para que se mantenga una posición firme de parte de las naciones civilizadas del mundo en contra de la fuerza y de la barbarie", dijo Zelaya. "Solicito también a Naciones Unidas que nos dé garantías para nuestra propia integridad personal y la vida de las personas que estamos siendo acechadas con gases químicos y con interferencia electrónica en esta sede diplomática", dijo. Zelaya rindió homenaje a "la hermana república de Brasil" y a su presidente Luiz Inacio Lula da Silva, "que demuestra con mucho valor (...) su interés por sostener la democracia y por luchar en contra de los golpes de Estado". El mandatario volvió a saludar antes de despedirse de los representantes de los 192 Estados miembros de la ONU reunidos en el foro mundial, que lo volvieron a aclamar con aplausos, pero esta vez casi todos de pie. Retomando su discurso, Rodas pidió a la Asamblea general convocar una reunión urgente extraordinaria para examinar la situación en Honduras, y al Consejo de Seguridad de la ONU que también siga de cerca los acontecimientos. La canciller solicitó además al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el envío de una misión diplomática "especial y urgente" para que viaje a Honduras "en el tiempo más corto posible" para facilitar una solución. En Washington, el Consejo Permanente de OEA no logró este lunes un consenso entre sus 33 miembros para efectuar una declaración sobre Honduras, tras más de 10 horas de debate y luego de que el representante de Estados Unidos calificara de "irresponsable" el regreso de Zelaya.

Descarga la aplicación

en google play en google play