Escúchenos en línea

Sin festejos, Tegucigalpa cumple 431 en medio de crisis

Tegucigalpa. PL. | 29 de Septiembre de 2009 a las 00:00
La capital de Honduras cumple este martes 431 años de su fundación por los conquistadores españoles y a diferencia de otras épocas, la fecha pasa inadvertida en medio de la peor crisis nacional. Los principales diarios del país carecen de referencias al acontecimiento, al menos en sus titulares, dedicados casi exclusivamente al grave conflicto político y social desatado por el golpe militar del 28 de junio pasado. Eduardo Maldonado, conductor de la revista de televisión Hable como habla, contratada en el canal 7, dedicó los primeros minutos de su espacio a recordar la efeméride y dar escuetos datos históricos de la urbe. Contrastó, en un lenguaje cauteloso, las grandes celebraciones de antaño, que abarcaban hasta competencias de comidas típicas, con la ausencia de festejos este martes. En el país rige el estado de sitio decretado el fin de semana por el gobierno que asumió con la asonada castrense y entre las medidas, se autorizó a las fuerzas armadas y la policía a clausurar medios de prensa opositores. La madrugada de ayer, soldados y policías ocuparon la emisora Radio Globo y el canal 36 de la televisión, Cholusat Sur, únicos de la capital que tenían cobertura de las movilizaciones populares antigolpistas. Más que fiestas, el Frente Nacional contra el golpe de Estado convocó para este martes una nueva jornada de resistencia en demanda de la restitución del orden constitucional y del presidente, Manuel Zelaya. Desde temprano, un helicóptero de la policía sobrevoló el área de la concentración, afuera de la Universidad Pedagógica Nacional, donde los manifestantes fueron cercados ayer por fuerzas antimotines. En otro punto de la capital, la colonia Palmira, Zelaya y unas 100 personas, se encuentran sitiados en la embajada de Brasil por un fuerte contingente de tropas del ejército y la policía, en otro grave foco de tensión. El estadista retornó sorpresivamente al país hace ocho días y tras pedir protección en la sede diplomática, convoco a un diálogo nacional para encontrar una solución pacífica a la crisis, el cual se encuentra paralizado. Tegucigalpa, al igual que otras ciudades del país, ha sido escenario de movilizaciones diarias en demanda de la restitución del estado de derecho y del presidente derrocado por los militares. Muchas de esas demostraciones han sido reprimidas por las fuerzas armadas y la policía, con un saldo de muertos, heridos y detenciones sobre el cual difieren las partes en conflicto. La capital fue fundada en 1578 en un antiguo poblado indígena por mineros españoles que buscaban oro y plata en el cerro El Picacho, mil 240 metros de altura, y en las montañas cercanas. Se ubica en una altiplanicie, a 990 metros sobre el nivel del mar, dividida por el río Choluteca, que la separa de la ciudad de Comayagüela, con la cual forma el Distrito Capital. Con los años, ha ido creciendo sin mucho concierto urbano por las faldas de los cerros y se estima que actualmente alcanza el millón y medio de habitantes, gente amable y dada a confraternizar con los visitantes foráneos. Muchos creen que el nombre de la ciudad significa "cerros de plata", por el vocablo nahua teguz-galpa, aunque el filólogo hondureño considera que es realmente "en las casas de las piedras puntiagudas". Al margen de ese debate, sobre Tegucigalpa están hoy los ojos del mundo, por la tenaz lucha popular por la democracia, una grave crisis política y la esperanza de que los hondureños encuentren el mejor camino para su solución.

Descarga la aplicación

en google play en google play