Escúchenos en línea

Demócratas reafirman posición única de restituir a Zelaya ante visita republicanos

Washington. AFP. | 2 de Octubre de 2009 a las 00:00
Estados Unidos tiene una postura única y es la de restituir a Manuel Zelaya para resolver pacíficamente la crisis en Honduras, afirmaron este viernes legisladores demócratas ante visitas a ese país de sus pares republicanos, quienes apoyan al gobierno de facto. "El gobierno de Estados Unidos tiene una posición: un llamado reiterado al diálogo entre ambas partes que cuente con el respaldo del Acuerdo de San José", que prevé entre otras cosas la vuelta al poder de Zelaya, señaló una carta firmada por seis legisladores demócratas dirigida al Congreso hondureño. Los congresistas del partido del presidente Barack Obama reaccionaron así a las visitas que realizarán varios legisladores republicanos, quienes defienden al régimen de facto y dicen que la salida de Zelaya obedeció a que violó la Constitución. El senador Jim DeMint y otros tres republicanos de la Cámara de Representantes, Aaron Schock, Peter Roskam y Doug Lamborn, tenían previsto viajar en las próximas horas a Honduras. Por su parte, la congresista cubano-estadounidense Ileana Ros-Lehtinen, que ha mantenido una férrea defensa del gobierno de facto dirigido por el dictador Roberto Micheletti, visitará Tegucigalpa la semana entrante. En la carta, los legisladores demócratas afirman al Congreso hondureño que los representantes del "minoritario" Partido Republicano han "expresado un punto de vista muy distinto al de la posición de la administración de Obama y al del mayoritario Partido Demócrata en el Congreso". "Consideramos que el golpe contra el presidente Zelaya fue inconstitucional, que la ausencia de un presidente legítimo, las violaciones de los derechos humanos y la restricción de las libertades civiles son inaceptables; y que estas condiciones imposibilitan elecciones justas y libres en noviembre". Los legisladores firmantes, entre ellos Bill Delahunt, miembro de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara, llamaron al gobierno de facto a "restituir el orden constitucional" y respetar los derechos humanos. Lo delicado del tema Honduras en el Congreso estadounidense quedó evidenciado por las denuncias de DeMint de que el influyente senador demócrata John Kerry intentó evitar su viaje a Honduras. Kerry critica a DeMint por el bloqueo que mantiene a la ratificación del nuevo encargado para América Latina del Departamento de Estado, Arturo Valenzuela. El republicano ha invocado sus prerrogativas senatoriales para postergar el nombramiento de Valenzuela y de quien ocupaba ese cargo en el departamento, Thomas Shannon, como nuevo embajador en Brasil, al estar en desacuerdo con la postura de Obama frente a Honduras.

Descarga la aplicación

en google play en google play