Escúchenos en línea

BID condonará el 57% de la deuda de Nicaragua

Agencias ACAN-EFE, desde Managua, y Reuters desde Washington. | 14 de Noviembre de 2006 a las 00:00
El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) condonaría unos 800 millones de dólares a Nicaragua, lo que equivale a más del 50 por ciento de la deuda, informó la representante de la institución en Managua, Mirna Liévano. El monto de la deuda nicaragüense con el BID asciende a mil 400 millones de dólares, según datos del Banco Central, lo que significa que el organismo internacional le estaría perdonando más de la mitad del compromiso económico a este país centroamericano. Liévano aseguró que Nicaragua y Haití serían las únicas dos naciones que no se verían afectadas por la inminente reducción del monto total de la condonación regional de deudas que el BID ejecutará. Explicó que independientemente de que se reduzca o no el monto original de la condonación regional, Nicaragua y Haití no serían afectados ya que son los países más pobres de la región y un perdón menor afectaría su lucha contra la pobreza. En tanto, Bolivia, Honduras y Guayana recibirán condonaciones parciales de su deuda con el organismo financiero internacional. El BID discutirá la posibilidad de perdón de débitos de mil 600 millones de dólares o dos mil 100 millones. La propuesta original era de tres mil 500 millones para el alivio pleno. Brasil y México se han opuesto al perdón total por temor a un efecto inmediato de aumento de las tasas de interés de los préstamos del Banco Interamericano de Desarrollo para los proyectos de combate a la pobreza en América Latina. La deuda externa de Nicaragua es superior a los cuatro mil millones de dólares y el Banco Central la espera reducir a dos mil millones una vez que finalice la formalización de las promesas de países industrializados y organismos financieros internacionales.

Miembros del BID divididos por alivio deuda

Por Gilbert Le Gras, de agencia Reuters. Desde Washington.

Los miembros del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) están divididos en torno a las opciones para el perdón de deuda, debido a que el alivio abre las puertas a potenciales incumplimientos, o porque se realizaría en un futuro lejano, dijeron el martes fuentes allegadas al tema. "El BID no puede aplicar mecánicamente una fórmula parecida a la del Banco Mundial porque nuestra estructura de financiamiento es diferente," dijo el peruano Jaime Quijandría, un director ejecutivo del organismo. "Ojalá sea la penúltima reunión. Ojalá que a partir de acá se hagan precisiones muy claras" para llegar a un documento final, agregó. Para el viernes se prevé que la junta del banco revise las opciones sobre cómo recapitalizar el llamado fondo de operaciones especiales (FOE) del BID, que fue utilizado para prestar 3.500 millones de dólares a Haití, Bolivia, Nicaragua, Guyana y Honduras. Si bien el fondo de capital ordinario del BID, de calificación "triple-A," no se puede usar para el alivio de la deuda, una opción es emitir préstamos futuros a esos países por medio de una combinación de fondos recapitalizados del FOE y fondos de capital ordinario. Los préstamos del FOE en general se pueden cancelar en un plazo de 40 años, con una tasa de interés de 1 por ciento, mientras que los préstamos de capital ordinario usualmente se cancelan en 20 años, al 5 por ciento. "Algunos se oponen a esta opción combinada porque temen que esos países incumplan los pagos de nuevo y nunca nadie dejó de cancelar los préstamos salidos del capital ordinario del BID," dijo, bajo condición de anonimato, una persona familiarizada con las conversaciones de la deuda. Los países europeos miembros del BID han expresado dudas sobre la llamada opción combinada, mientras que México mencionó el temor al riesgo moral, es decir el riesgo de incumplimientos en el futuro, dijo la persona. Aparte, otros países parecidos pero que no califican, como El Salvador y Paraguay, tampoco están contentos con la opción combinada porque temen que pueda elevar la tasa de interés promedio de sus pasivos con el mayor banco de desarrollo regional del mundo. Otra preocupación es que la ayuda de 3.500 millones de dólares se extienda hasta el 2040, mientras que los cinco miembros deudores, en particular Haití, necesitan gran parte del alivio de la deuda más pronto que tarde para colocar sus perfiles de la deuda en senderos sustentables. "El problema para Haití es que ninguno de los escenarios satisface totalmente sus necesidades" del perfil de la deuda, agregó la persona familiarizada con el BID. El gobierno haitiano tuvo ingresos estimados por 400 millones de dólares el año pasado, y gastó por 600 millones de dólares, pero Puerto Príncipe hace pagos anuales de la deuda por unos 60 millones de dólares. En septiembre, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial dijeron que Haití calificaba para 14 millones de dólares en el primer año de su plan de alivio de la deuda. Pero la nación caribeña debe 550 millones de dólares al BID, de su deuda externa total por 1.300 millones de dólares.

Descarga la aplicación

en google play en google play