Escúchenos en línea

Tratan de «emergencia» todo caso de dengue y gripe A

Managua. Radio La Primerísima. | 9 de Octubre de 2009 a las 00:00
El ministro de Salud, Guillermo González, llamó este viernes a llevar "de inmediato" al centro de salud más cercano a cualquier miembro de una familia, especialmente niños y adolescentes con síntomas del dengue o de la influenza humana, casos para los que ha instruido sean tratados de "emergencia". Durante una comparecencia en el Canal 4 de la televisión local, González dijo que el personal de salud tiene órdenes de que cada paciente que presente sintomatología febril, deberá comenzar a recibir el tratamiento para el dengue o la influenza humana, "sin esperar" los resultados de los exámenes de laboratorio. González reiteró que esta medida obedece a la política del MINSA de "evitar" a toda costa más muertes por dengue hemorrágico o influenza humana, por lo que los pacientes de una u otra enfermedad comenzarán a recibir tratamiento, independientemente de que resulten negativas las pruebas de laboratorio. El funcionario aseguró que los centros asistenciales cuentan con los suficientes insumos médicos para dar el tratamiento a las personas que lo necesiten, pero es necesaria la colaboración de la ciudadanía, en llevarlos "de inmediato" al médico, porque 24 horas "podrían ser fatales". Apuntó que la agresividad del tipo 3 del dengue no sólo se manifiesta en la vasta proliferación de los mosquitos transmisores, sino en que la persona afectada "se descompensa" en las primeras 24 horas, por lo que si una familia recurre a la automedicación retarda su curación y también podría ser fatal. Explicó que "la noticia" de algunos medios de comunicación de que los hospitales "están llenos", de jóvenes especialmente, afectados por el dengue, es que el MINSA ha orientado internarlos para que reciban tratamiento para que reciban la atención especializada necesaria. González llamó a los miles de médicos que realizan prácticas privadas, y que por diversas razones no tienen vinculación con el MINSA, a "actualizarse" con el protocolo que ha diseñado esa institución para tratar ambas epidemias, que en muchos casos afectan en conjunto a algunos pacientes. Para ello, el MINSA realizará mañana sábado un seminario en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, recinto Rubén Darío de Managua, para que los galenos que ejercen la medicina privada se actualicen y compartan experiencias con las autoridades en la materia. El alto cargo señaló que hasta la mañana de este viernes se registraba un total de 1,615 casos de dengue, de los cuales 31 de ellos, la mayoría niños y adolescentes, están bajo cuidado intensivo, muchos de ellos llevados en forma tardía a los centros asistenciales o padeciendo otras enfermedades respiratorias. En cuanto a la influenza humana, hasta este viernes se registran 2,095 casos positivos y la cantidad de fallecidos se mantiene en once. De este total de afectados, 2069 ya fueron dados de alta, ya no transmiten la enfermedad, y 26 se mantienen bajo cuido médico y tratamiento. Ya se han registrado casos confirmados de influenza humana en más de 60 municipios de todo el país. El titular de Salud insistió en la necesidad implementar medidas para cortar la proliferación del mosquito transmisor del dengue, el Aedes Aegypti, acciones que básicamente se limitan a mantener limpias las viviendas, desechando todo recipiente que pueda albergar agua, o abatizando los utilizados para guardar el vital líquido. Actualmente en Nicaragua aparecieron síntomas asociados al tipo 3 de dengue, que en la última década no había tenido presencia en Centroamérica, que sin atención médica puede provocar la muerte a los enfermos rápidamente, advirtió el funcionario. "Estamos ante una situación que para nosotros es delicada", dijo González, quien exhortó a la población a acudir a los centros sanitarios ante síntomas de fiebre, vómitos y dolor abdominal. Otros síntomas del dengue son dolor intraocular, dolores intensos en articulaciones y músculos, náuseas, y cuando una persona ha padecido antes de algún tipo de dengue, aparece sangrado de encías y nariz u otros órganos, lo que da origen al mortal dengue hemorrágico. González anunció que continuará el "plan calache" que consiste en recoger en cada barrio todo artículo que no se necesite en los hogares y puede convertirse en un vector de reproducción del mosquito transmisor, programa que cuenta con el apoyo del Ejército de Nicaragua y de brigadistas populares. También pidió a la población que mantenga abierta puertas y ventanas cuando en su sector pasen los automóviles que fumigan las viviendas, para que el insecticida haga su efecto, lo que se impide cuando una casa está cerrada, ya que en ella puede continuar reproduciéndose el Aedes Aegypti.

Descarga la aplicación

en google play en google play