Escúchenos en línea

Un Trivelli todo triste y derrotado anuncia que Estados Unidos está dispuesto a trabajar con el gobierno de Daniel Ortega

Agencias Reuters y ACAN-EFE. Desde Managua. | 15 de Noviembre de 2006 a las 00:00
Estados Unidos está dispuesto a trabajar con el presidente electo Daniel Ortega, dijo el miércoles el embajador norteamericano en Managua. "Hemos dicho que obviamente ha ganado el señor Ortega, estamos dispuestos a trabajar con él hasta la medida que él respete y trabaje para el futuro democrático de este país," dijo el embajador estadounidense en Nicaragua, Paul Trivelli. El presidente electo ha declarado que buscará una relación de respeto con Estados Unidos y que respetará un acuerdo de libre comercio bilateral. Tras su victoria, Ortega se reunió con empresarios, envió un mensaje de reconciliación política, garantizó que no cambiará el rumbo económico, respetará el libre mercado y fomentará las inversiones. Trivelli fue criticado internacionalmente por su intervención en el proceso electoral cuando se reunió con partidos de la dividida derecha para intentar convencerlos de presentarse juntos para vencer a Ortega. El diplomático dijo que planea reunirse en algún momento para dialogar con Ortega en nombre de su gobierno. "No hay nada programado, pero obviamente hay una nueva administración y (...) yo soy representante de mi gobierno ante Nicaragua, entonces obviamente vamos a conversar," dijo Trivelli. Reafirmó en que su gobierno respeta la voluntad popular expresada por los nicaragüenses en los comicios del 5 de noviembre pasado que dieron como ganador a Daniel Ortega. El embajador estadounidense hizo sus declaraciones al salir de un encuentro con observadores del Centro Carter para conocer su opinión sobre los resultados provisionales electorales. Sobre los resultados de las elecciones, Trivelli instó al Partido Liberal Constitucionalista (PLC) que dirige el ex presidente Arnoldo Alemán a "reflexionar un poquito más profundamente sobre la causa de su derrota en noviembre". La esposa de Alemán, María Fernanda Flores, dijo que Trivelli es quien debería "poner la barba en remojo por la paliza que le dieron en las elecciones del Congreso" de EEUU al Partido Republicano. Los liberales de Alemán culparon al embajador de EEUU en Managua, a empresarios locales y a los medios de comunicación por su derrota en las elecciones del 5 de noviembre pasado en Nicaragua. El PLC es dirigido por Alemán, quien en 2003 fue condenado a 20 años de prisión por una serie de delitos de corrupción en perjuicio del Estado. Trivelli ha dicho que mientras "Arnoldo Alemán, su cúpula y su familia controlen el PLC, para nosotros ese partido no es una opción democrática para este país".

Descarga la aplicación

en google play en google play