Escúchenos en línea

Entre dos y tres millones de armas circulan en Centro América, y el 80% son ilegales

Beatriz Castillo y Gloria Silvia Orellana. Diario Co Latino, El Salvador. | 16 de Noviembre de 2006 a las 00:00
Nicaragua, El Salvador y Honduras continúan siendo los países de Centroamérica con mayor flujo de armas, lo que está originando un mayor índice de criminalidad en los mismo. Ante este problema, la Fundación Arias para la Paz de Costa Rica y Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD) de El Salvador, coinciden en la necesidad de buscar nuevos mecanismo para el control de la portación y trasiego de armas. Ambas fundaciones fueron parte este jueves del encuentro denominado "El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá: Reunión pentanacional sobre tráfico ilícito y control de armas", en el que buscan analizar y hacer propuestas concretas en el tema de armas. "Sabemos que el comercio legal de armas está fuera de control, no se pueden hacer seguimientos de armas registradas o licencias, ahora, imaginen el trasiego ilícito, esto es el componente más peligroso para la violencia en América Central", dijo Luis Alberto Cordero, de la fundación Arias. Cordero considera que los mandatarios de los países de la región deben de poner más atención en el tema de armas, por que son estas quienes están "matando a nuestra gente". "Tenemos la obligación de contribuir a la paz y dar sugerencias a las autoridades encargadas. Sabemos que hay un aproximado de 2 a 3 millones de armas circulando, y de este número sólo el 20% se registra en armas legales", argumentó Cordero. Esta es la quinta reunión que se realiza con el objetivo de confluir con las autoridades policiales, judiciales y Ong´s, inmersas en el tema de la violencia y tráfico de armas. Por su parte, la directora de la FESPAD, Silvia Guillén, dijo que es urgente conocer la gravedad del problema "porque la cantidad de armas que camina por el área centroamericana y la que se esta quedando es infinitamente grande". Guillén ve con mucha preocupación el caso particular de El Salvador, que en la actualidad existan mucho más armas que en la época de la guerra. "Es una realidad que habría que enfrentarla inmediatamente y muy a profundidad", sugirió. Asimismo, explicó la necesidad de restringir el uso de las armas, la necesidad de evitar que se siga proliferando "por eso una de las grandes recomendaciones sería la regulación de las armas en la región". El jefe de áreas especializadas de la Policía Nacional Civil (PNC) de El Salvador, Douglas Omar García Funes, explicó que la mayoría de armas ingresa de forma ilegal al país es de Honduras y Nicaragua. "Hemos detectado también en el pasado trasiego de armas desde Honduras pasando por El Salvador, para el narcotráfico de Guatemala. En conclusión quiero mencionar que es un tema muy puntual para nosotros, es un tema primario, creo que este seminario es puntual para coordinar y aplicar técnicas", aseguró Funes. El jefe de áreas especializadas coincide en la necesidad de revisar las legislaciones de toda la región que podría ayudar a combatir el tráfico de armas. "Son muchos factores en el área geográfica y la legislación que no es muy afín, así como las técnicas", puntualizó.

Descarga la aplicación

en google play en google play