Escúchenos en línea

Bolaños confirma condena a muerte de las mujeres con embarazo riesgoso

Agencia EFE. Desde Managua y Berlín. | 17 de Noviembre de 2006 a las 00:00
Ya todo ha sido consumado. Desoyendo múltiples peticiones de organizaciones de mujeres nacionales y extranjeras, la solicitud de gobiernos y de organismos internacionales de derechos humanos de todo el mundo, Enrique Bolaños firmó este viernes la eliminación del aborto terapéutico de la legislación nacional, figura que estuvo vigente durante más de cien años en este país centroamericano. Bolaños firmó la orden de derogar esa práctica en un acto privado en Casa Presidencial, ante la presencia de obispos de la Iglesia católica y pastores evangélicos de este país, indicó la Presidencia en un comunicado. Gracias a una maniobra de la más alta dirigencia del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), en un acto electorero desesperado para garantizar el respaldo político de las jerarquías católica y evangélica, la Asamblea Nacional aprobó el 26 de octubre pasado una reforma al Código Penal, en vigor desde 1893, en la que derogaba el aborto terapéutico. La reforma fue aprobada por mayoría con los votos a favor de los diputados liberales y sandinistas. Los diputados eliminaron el artículo que establecía el derecho al aborto terapéutico como una excepción para salvar la vida de las mujeres en caso de embarazos con riesgos. El Código Penal facultaba practicar el aborto en estos casos si era "determinado científicamente, con la intervención de tres facultativos por lo menos, y el consentimiento del cónyuge o pariente más cercano a la mujer, para los fines legales". La Presidencia recordó en su comunicado que la Iglesia católica, mediante la Conferencia Episcopal de Nicaragua, así como grupos de evangélicos exhortaron a Bolaños a eliminar ese concepto de la legislación. "La Constitución Política establece que el derecho a la vida es inviolable a la persona humana y que la familia es el núcleo fundamental de la sociedad", señaló la Presidencia. La mujer que se practique cualquier tipo de aborto en Nicaragua pagará una pena de 4 a 8 años de prisión, según la reforma al Código Penal. Los médicos nicaragüenses han advertido que esa medida va a incrementar las muertes maternas y la mortalidad infantil, así como la proliferación de puestos clandestinos. Ente los motivos para eliminar el abordo terapéutico de la legislación, el comunicado señala que el objetivo es que "en Nicaragua no se continúe realizando actos delictivos encubiertos bajo la figura del aborto terapéutico, por medio del cual se ejecutan diariamente en el vientre materno a niños inocentes en abierta violación a la Constitución que protege de forma integral al niño por nacer". La decisión del Parlamento, que refrendó este viernes Bolaños, ha sido criticada por la asociación de médicos de Nicaragua, grupos de mujeres, la organización "Human Rights Watch", la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE). Este viernes, desde Berlín, la ministra de Cooperación Internacional de Alemania, Heidemarie Wieczorek-Zeul, llamó al gobierno de Nicaragua a no firmar la nueva ley sobre el aborto que se formuló en ese país, porque va en contra de los derechos humanos. La ministra socialdemócrata envió una misiva al presidente Bolaños en la que le solicitó no firmar la ley por no ser conciliable con las obligaciones internacionales del país en materia de derechos humanos. "Va en contra de los derechos humanos de las mujeres de Nicaragua porque el aborto se penaliza en todos los casos, aunque la vida de la madre esté en peligro o el embarazo haya sido a consecuencia de una violación", dijo. El Ministerio que encabeza Wieczorek-Zeul desde hace siete años es el que otorga las partidas de ayuda al desarrollo a países como Nicaragua. El Ministerio de Cooperación Internacional informó que a Nicaragua se le aseguró el otorgamiento de 12.25 millones de euros anuales en el lapso de 2005 y 2006. Ese dinero se canaliza en programas para la creación de estructuras del estado, aprovisionamiento de agua, drenaje y manejo gerencial sustentable de los recursos del país centroamericano. Wieczorek-Zeul manifestó que la comunidad internacional ya había expresado con claridad a Nicaragua que debería modificar la ley sobre el aborto, ya que su aplicación traería consecuencias para el país centroamericano. El Ministerio alemán apuntó que el Parlamento nicaragüense aprobó esa ley a fines de octubre y que ahora está por ser firmada por el presidente Bolaños. En enero asumirá la presidencia Daniel Ortega, a quien también le realizó el llamado la ministra alemana.

Descarga la aplicación

en google play en google play