Escúchenos en línea

Inicia distribución de ayuda a afectados que ordenó Daniel

Managua. El 19 Digital. | 6 de Noviembre de 2009 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega, orientó a las autoridades de Defensa Civil el traslado inmediato este viernes de doce mil libras de alimentos para las personas que se encuentran evacuadas en los diferentes centros de albergues establecidos, tras el paso de la tormenta tropical Ida por el caribe nicaragüense. El traslado de estos alimentos se realiza en cuatro helicópteros del Ejercito de Nicaragua y por el avión AN-26, esto con el objetivo de garantizar atención inmediata a unos 8 mil afectados por el fenómeno natural. Lo anterior es parte de la información brindada por el Jefe de la Defensa Civil, Mayor General Mario Pérezcassar, quien brindó un informe preliminar de las afectaciones ocasionadas por la tormenta tropical Ida. El dato es parte del último corte de la Defensa Civil que refleja que unas 8 mil personas resultaron damnificadas por las lluvias ocasionadas por el fenómeno climático en diversas comunidades del caribe. Detalló que unas tres mil 200 personas se auto evacuaron. En unos 68 centros de albergue activados se encuentran unas cuatro mil 349 personas, las cuales recibirán la ayuda del gobierno de forma inmediata. Defensa Civil informó que existen 530 casas afectadas, entre destruidas, semidestruidas y otras con los techos desprendidos por los vientos que acompañaron a las lluvias. Reportaron que el fenómeno se irá debilitando en el transcurso de las horas y se estima que saldrá por la zona de Waspan en el Caribe Norte este viernes por la tarde. El desborde de ríos produjo inundaciones que ocasionaron la contaminación de unos 140 pozos, 70 letrinas resultaron y se perdieron unas dos mil manzanas de granos de autoconsumo de las comunidades indígenas en la zona de Prinzapolka El Mayor General Perezcassar detalló los daños en algunos municipios y comunidades, en este caso en Corns Island, primer territorio nicaragüense afectado por las lluvias de la tormenta Ida. En esta zona se reporta unas 800 personas evacuadas en Corns Island, otras 240 en Little Corns Island. En estas islas se activaron 8 albergues, además de contaminaron 100 pozos, se cayeron 21 postes eléctrico, por lo que la comunidad se encuentra sin energías, pero se está trabajando para restablecerla este viernes. Resultaron afectados cuatro centros turísticos (hoteles) se reportan daños en algunas embarcaciones y los dos atracaderos de Corns Island fueron destruidos por las lluvias y los fuertes vientos de 70 kilómetros por hora. En la Desembocadura del Río Grande se decretó alerta roja, ya que la zona de Karawala, Walpa y Sandy Beach hay un total de mil 530 personas, que fueron evacuados en 18 centros de albergue, aquí se contabilizan 200 viviendas afectadas y dos escuelas. Cabe destacar que en Sandy Beach Sur, impactó el fenómeno natural convertido en huracán categoría uno, por lo que al tocar tierra se degrado a tormenta tropical. En la zona del Río Grande de Matagalpa hasta la desembocadura de La Cruz de Río Grande se reportan al menos seis comunidades que están incomunicadas, afectando a unas 600 personas. En la comunidad de Tasbaponi tuvieron que evacuar 961 personas que se encuentran en 40 albergues. Hay 60 letrinas afectadas, 40 pozos contaminados y 50 casas con sus techos desprendidos. En Kukarahill y Laguna Perlas sufrieron inundaciones, crecidas de ríos, cortes de camino. 68 personas fueron evacuadas de los Cayos Perlas y se reporta el hundimiento de la embarcación Emmanuel V con siete personas que fueron auxiliadas por otra embarcación. Se reporta una persona desaparecida de nombre Ignacio Larios Padilla. En la Región Autónoma del Atlántico Norte, exactamente en los Cayos Miskitos se hizo una evacuación de 15 personas y en Prinzapolka se evacuaron 750 personas debido a la crecida del río del mismo nombre. Defensa Civil orientó a la población de las regiones afectadas tomar todas las medidas de precaución necesarias para prevenir muertes, como son mantener la calma, ser prudentes al momento de cruzar ríos y quebradas, que con las lluvias pueden crecer de manera imprevista, mantener bajo resguardo a los niños, tener delimitada una ruta de evacuación y sobre todo seguir las recomendaciones de cada uno de los comités municipales del prevención ante desastres. Envío de ayuda inició esta madrugada La primera fase de envío de ayuda humanitaria para los damnificados por el paso de la tormenta tropical Ida por las regiones autónomas del Caribe nicaragüense inició la madrugada de este viernes por vía aérea, acuática y terrestre, informó el general Ramón Arnesto Soza, secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Prevención y Mitigación de Desastres (SINAPRED). En declaraciones este viernes al Canal 4 de televisión, Soza dijo que la ayuda, consiste en 12 mil libras de alimentos y agua potable, que fue aprobada el jueves por el presidente de la República, comandante Daniel Ortega Saavedra. Añadió que además de los alimentos, los afectados recibirán agua potable y se ha confirmado con el MINSA que no hay ningún problema en cuanto la atención de salud a la población. “Hay suficiente suministro de alimentos y está también (disponible) el personal, el recurso humano, que demande la población”. “En todo el día de hoy la población va a contar con los suministros básicos alimenticios, agua potable y todo lo que es el sistema de salud regional y municipal está activado, esperando brindar los servicios a la población que lo demande”, precisó. Asimismo, los equipos de valuación de daños serán reforzados este viernes. “Por suerte nos habíamos adelantado a capacitar equipos de evaluación en cada uno de los municipios y ya para este año contamos con una red de comunicación por radio y servicio de teléfonos celulares y satelitales, que nos ha permitido orientar a la población en su debido tiempo”, dijo Soza. El secretario ejecutivo de SINAPRED destacó que esta vez la administración de la situación, antes, durante y después del fenómeno ha sido lo más adecuada posible a la demanda de la población. “Creemos que al final vamos a salir solamente con pérdidas materiales, puesto que al momento no se reporta ninguna pérdida de vida ni heridos graves”, dijo. “Ha habido informaciones sin confirmar de población que está extraviada, pero esto no ha sido confirmado. Esperamos que todo vuelva a la calma el día de hoy y que nos permita también realizar los sobre-vuelos y entregar los suministros vía aérea, acuática y terrestre que ya se inició esta madrugada”, indicó. Señaló que inicialmente tenían previsto que el fenómeno, que alcanzó la categoría de huracán uno y luego se degradó a tormenta tropical, afectaría a unas 92,000 personas, pero se estima que esa proyección baje a un poco más de 40,000 personas. Sin embargo, hasta el viernes se tenía contabilizado de manera preliminar a unas 8,000 personas con algún grado de afectación producto del meteoro. Subrayó como un punto positivo el hecho de que el fenómeno se ha degradado y prácticamente para el país ya no representa ningún peligro, aunque continúa lloviendo en algunas zonas del noreste de Nicaragua. El general Soza dijo que varios organismos internacionales como el Programa Mundial de Alimentos (PMA), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), han ofrecido ayuda y se discutirá con ellos en qué medida pueden contribuir a paliar las necesidades de la población afectada. Informó que este viernes se reunirán con representantes de esos organismos y se les planteará la posibilidad de implementar programas para sostener la asistencia y la ayuda humanitaria a los afectados, puesto que hay pérdidas de años anteriores que no se habían logrado restablecer para llevar la normalidad a esas poblaciones. “Ahora se suma este impacto que viene a agudizar aún más la situación de pobreza que tenían estos sectores de la cuenca de Laguna de Perlas y el curso de los ríos Grande de Matagalpa, Prinzapolka y otras lagunas”, comentó Soza. “Estaríamos gestionando con ellos la posibilidad de aplicar programas no solamente asistenciales en el momento, sino que buscaríamos cómo implementar proyectos que resuelvan la situación de emergencia y que podamos implementar programas de desarrollo en aras de la prevención, mitigación y atención de este tipo de situaciones”, agregó.

Descarga la aplicación

en google play en google play