Escúchenos en línea

Callahan vuelve a intervenir en asuntos nicas y se burla de protesta a embajada

Managua. Radio La Primerísima. | 12 de Noviembre de 2009 a las 00:00
El embajador de Estados Unidos en Managua, Robert J. Callahan, una vez más transgredió este jueves el tratado de Viena sobre las responsabilidades de un diplomático y el artículo 27 de la Constitución Política de Nicaragua, al volver a inmiscuirse en política interna, que sólo compete a los nicaragüenses. Sin la parafernalia acostumbrada de periodistas de los medios de la derecha, el representante del Departamento de Estado formuló su injerencia en un hotel de esta capital, durante una exposición a estudiantes de diversos centros del país que realizaron miembros del Cuerpo de Paz estadounidense. Creyendo que los nicaragüenses desconocen sus derechos, Callahan recordó que "los nicaragüenses tienen derecho a protestar", pero terció en que debe hacerlo sin “violencia”, rememorando la marcha contra la sede diplomática de su país y su posterior huida de la Universidad Centroamericana, protegido por la Policía Nacional. “La ciudadanía tiene todo el derecho de expresarse contra lo que no está de acuerdo (...) creemos que todo el pueblo tiene derecho a manifestarse pero de forma pacífica”, expresó, pero se cuidó de hacer referencia a la manifestación que prepara la derecha financiada por su gobierno para el día 21. En relación a los jóvenes que protestaron ante su embajada, Callahan aseguró que no representan a toda la nación. "Son grupos particulares, no es la nación nicaragüense (...) había como 500 personas y no fue un rechazo enorme a nuestra presencia y política”, añadió. “Hay lazos muy fuertes que nos unen con los nicaragüenses como el medio millón de personas que reside en los Estados Unidos”, dijo y apuntó sentirse a gusto en Nicaragua, donde asegura que mantiene buenas relaciones con organismos de la sociedad civil y la empresa privada, de los que ha recibido "un gran apoyo", obviamente. La protesta contra la Embajada de Estados Unidos y luego en la Universidad Centroamericana fueron originadas porque Callahan criticó el fallo de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, que declaró inaplicables dos artículos de la Constitución de los nicaragüenses, que permite la reelección del Presidente y los Alcaldes del país.

Descarga la aplicación

en google play en google play