Escúchenos en línea

Diputados al servicio de golpistas siguen proceso para decidir restitución de Zelaya

Tegucigalpa. Agencia ACAN-EFE. | 15 de Noviembre de 2009 a las 00:00
El Congreso Nacional de Honduras no detendrá el proceso para decidir sobre la restitución o no del depuesto gobernante, Manuel Zelaya, aunque éste haya anunciado que desiste de volver al poder, dijo este domingo a Acan-Efe un vicepresidente del Legislativo, Ramón Velázquez. "Estamos obligados a seguir", indicó Velázquez, porque "el Congreso tiene un compromiso de apoyar lo que se acordó en ese documento (firmado para buscarle solución a la crisis política del país) y además ya tiene una solicitud formal para dar una decisión". "Las instituciones del Estado tienen que continuar en la línea de mantenerse en sus decisiones y no dejar cabo suelto", apuntó Velázquez, de la Democracia Cristiana. Zelaya anunció anoche, en una carta enviada al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que no aceptará "ningún acuerdo" para su restitución en el poder, del que fue derrocado por los militares hondureños el 28 de junio pasado, cuando el Parlamento designó como su sustituto a Roberto Micheletti. "A partir de esta fecha, cualquiera que fuera el caso, yo no acepto ningún acuerdo de retorno a la presidencia", porque sería "encubrir el golpe de Estado", expresó Zelaya en la misiva a Obama. Comisiones de Zelaya y Micheletti firmaron el pasado 29 de octubre un acuerdo encaminado a resolver la crisis política del país, el cual estableció, entre otros puntos, que el Congreso Nacional debe decidir si se restituye o no al depuesto presidente, para lo que no fijó plazo. El Parlamento espera dictámenes de la Corte Suprema de Justicia y otros órganos del Estado para debatir el caso de Zelaya, quien el pasado día 7 dio por roto el pacto por desacuerdos con Micheletti sobre la integración de un Gobierno de reconciliación, establecido también en el documento. Velázquez comentó que Zelaya ha mostrado "inconsistencias" en sus posiciones, pero "como es un documento escrito sí habrá que darle la credibilidad del caso" a su desistimiento a la restitución. El diputado recordó que fue el propio Zelaya quien, durante el proceso de diálogo, pidió que el Parlamento decidiera sobre su restitución, pues el 28 de junio emitió un decreto para destituirlo después de que los militares lo derrocaron y lo expulsaron del país. Su nuevo anuncio "confirma que uno puede estar esperando conductas que hasta cierto punto muestran inestabilidad en una persona, inconsistencia en las decisiones que se van tomando", dijo. El vicepresidente del Congreso también consideró que, al desistir Zelaya de volver a la presidencia, sus seguidores ya no tienen motivo para seguir promoviendo el boicot a las elecciones de este 29 de noviembre como medida de presión para lograr su restitución. "Sin el deseo de Zelaya de la restitución, me parece que (sus simpatizantes) han perdido la última bandera que tenían porque ahora de nada sirve que sigan alegando la restitución si él mismo está diciendo que no debe hacerse", remarcó. "Si eso es así", consideró Velázquez, "debería entenderse que sus parciales no deberían de continuar con esas presiones". Zelaya reiteró en la carta a Obama sus cuestionamientos al proceso electoral, convocado un mes antes de su derrocamiento, el que considera ilegítimo porque se celebrará sin él en la presidencia y bajo el Gobierno de facto.

Descarga la aplicación

en google play en google play