Escúchenos en línea

Parlamento debatirá mañana restitución de Mel en sesión de incierta duración

Tegucigalpa. Acan-efe. | 1 de Diciembre de 2009 a las 00:00
El Congreso Nacional de Honduras decidirá mañana miércoles si se restituye o no al presidente Manuel Zelaya, cuyo derrocamiento el 28 de junio causó una grave crisis política en el país, en una sesión que tendrá una duración incierta, indicaron este martes fuentes parlamentarias. La sesión comenzará a las 10.00, hora local (16.00 GMT), con la lectura de las opiniones que el Legislativo pidió a la Corte Suprema de Justicia, el Ministerio Público, la Procuraduría y el Comisionado de Derechos Humanos, según dijo a Acan-Efe el secretario del Parlamento, Carlos Lara. Lara apuntó que "es posible que mañana mismo" se tome la decisión; "inclusive, (el debate) puede ser más corto de lo que se supone", aunque "también podría dejarse para el siguiente día, para discutirlo más a fondo". Tras la lectura de los informes, añadió, las cinco bancadas que integran el Congreso, de 128 escaños, analizarán por separado las opiniones. Luego, los jefes de bancada se reunirán con la junta directiva del Legislativo "para definir el procedimiento parlamentario" que se utilizará para tomar la resolución y si la votación "es por mayoría simple o por los dos tercios", indicó. Matizó que la discusión "depende mucho de lo que estén diciendo los informes" sobre la restitución o no de Zelaya. El Parlamento debatirá sobre Zelaya en cumplimiento del Acuerdo de Tegucigalpa-San José, firmado el 30 de octubre por delegaciones del derrocado gobernante y del mandatario de facto, Roberto Micheletti, en busca de una solución a la crisis. El presidente del Parlamento, Alfredo Saavedra, del gobernante Partido Liberal, comentó a medios locales que la decisión final "le corresponde al pleno" de diputados. "En lo personal, creo que (Zelaya) no será restituido, porque eso implica inseguridad jurídica. No podemos regresar a negar todo lo que ya se hizo", manifestó hoy a periodistas un vicepresidente del Congreso, Ramón Velázquez, de la Democracia Cristiana. Zelaya sostiene que el Acuerdo Tegucigalpa-San José fue roto por el Gobierno de facto de Micheletti y porque "el Congreso Nacional no quiso sesionar antes de las elecciones" para discutir sobre su restitución, lo que el presidente ha exigido desde la Embajada de Brasil, donde permanece desde el 21 de septiembre. Pero "si el costo de la restitución es legalizar el golpe de Estado, entonces yo no estoy dispuesto a negociar", ha advertido. Un dirigente del frente de resistencia popular que respalda a Zelaya, Rafael Alegría, dijo a Acan-Efe que esperan que "restituyan al presidente; si no, lo que estaría haciendo el Congreso es ratificar el golpe de Estado". Indicó que el frente realizará mañana el plantón que ha venido celebrando en las últimas semanas frente al Parlamento, aunque esta vez "habrá mucho más gente". El virtual presidente electo, el opositor Porfirio Lobo, ganador de las elecciones del domingo, que Zelaya considera un "fraude", reiteró a medios locales que espera que los diputados "sean muy sabios" y resuelvan "con miras a fortalecer la paz en Honduras". De los 128 diputados, 62 son del Partido Liberal; 55 del opositor Partido Nacional; cinco de Unificación Democrática, cuatro de la Democracia Cristiana y dos del Partido Innovación y Unidad Socialdemócrata.

Descarga la aplicación

en google play en google play