Escúchenos en línea

Conferencia de prensa del presidente electo, el jueves 23 de noviembre. VERSIÓN ÍNTEGRA

Secretaría de Comunicación del FSLN. | 23 de Noviembre de 2006 a las 00:00
Durante una extensa comparecencia ante la prensa nacional y extranjera acreditada en Nicaragua, el presidente electo Daniel Ortega informó de los resultados de su primera gira internacional por Panamá, Guatemala y El Salvador y abordó grosso modo varios temas de lo que será la orientación política y las prioridades sociales de su próximo gobierno: relaciones internacionales, energía, producción campesina, la futura Asamblea Nacional, la agenda parlamentaria y las relaciones con el gobierno saliente, entre muchos otros temas. Esta es la trascripción íntegra.

Conferencia de Prensa brindada por el presidente electo Daniel Ortega después de su gira de trabajo por países centroamericanos. 23 de noviembre de 2006.

El día martes 21 de noviembre, visité la República de Panamá, donde sostuve un encuentro con el Presidente Martín Torrijos, con el fin de tratar asuntos de interés crucial para el futuro de la Región centroamericana, como son los temas de la Integración Centroamericana y el fortalecimiento de instrumentos políticos que se han creado en este proceso centroamericano, como el PARLACEN y la Corte Centroamericana de Justicia. Hablamos también, un poco, de lo que es el Proyecto del Canal por Nicaragua. Siempre que me encuentro con el Presidente Martín Torrijos intercambiamos sobre el tema, partiendo del principio que, no es un proyecto que vaya en detrimento del Canal por Panamá. Aún ampliado el Canal de Panamá, como ya fue aprobado en el Referéndum, un Canal por Nicaragua no vendría a afectar las actividades del Canal de Panamá, porque las demandas del comercio mundial en cuanto al tráfico y transporte marítimo, son enormes y rebasan las capacidades del Canal de Panamá incluso ya ampliado, y darían inclusive, para un Canal por Nicaragua. Hablamos de la importancia de seguir buscando inversión panameña hacia Nicaragua. Sabemos que Panamá ha mantenido inversionistas y, en los años 80 también mantuvo inversionistas en nuestro país. Esta política de apertura hacia las inversiones, la vamos a mantener, con el Gobierno que se va a instalar a partir del 10 de enero del próximo año. Por la tarde, estuvimos en Guatemala, donde fuimos recibidos por el Presidente Oscar Berger; igualmente, el tema central fue la Integración. Es el tema que hoy por hoy, más preocupa y estimula a los gobernantes centroamericanos a buscar acuerdos que nos permitan, realmente, consolidar la integración y caminar hacia la unidad centroamericana. Por la noche, me invitó el Presidente Berger a un encuentro de Cámaras de Comercio Centroamericanas, que estaban celebrando su 45 Aniversario en Guatemala. Entre los Representantes de miles de pequeños comerciantes, estaba también el Presidente de la Cámara de Comercio de Nicaragua, que actualmente es el Presidente de la Cámara de Comercio Centroamericana, el señor Aguirre. Al final, el Presidente Berger solicitó que les dirigiera la palabras a los pequeños y medianos empresarios allí reunidos. Fue una oportunidad de ratificar la disposición que tenemos los nicaragüenses de seguir dándole garantía al pequeño y mediano inversionista, así como también a la inversión grande y a la inversión extranjera; el interés de propiciar el desarrollo del nicaragüense, para que se pueda convertir también, en pequeño o mediano productor, pequeño o mediano industrial, tanto en el sector agropecuario como industrial. De igual manera, hablamos de la importancia de seguir fortaleciendo estos instrumentos como el Parlamento Centroamericano y la Corte Centroamericana de Justicia. El día de ayer, estuvimos en El Salvador, donde fuimos recibidos por el Presidente Antonio Sacca; tuvimos un encuentro, un intercambio cordial, respetuoso; abordamos, igualmente, el tema de la Integración, así como la importancia y trascendencia que tienen los instrumentos que he mencionado, Parlacen y Corte Centroamericana de Justicia, y cómo lograr su fortalecimiento. Este es un planteamiento compartido... es decir, si un instrumento tan importante como éstos no está funcionando bien, hay que buscar cómo fortalecerlos, darles más facultades para que realmente sean funcionales. Hay que tomar en cuenta y esto lo conversamos tanto con el Presidente Torrijos, con el Presidente Berger y el Presidente Sacca, que la Comunidad Europea está planteando, no un Tratado de Libre Comercio con Centroamérica, sino que está hablando de un Acuerdo con un alcance mucho mayor. No es el comercio por el comercio, sino buscando cómo propiciar, cómo fortalecer la integración, la unidad de los pueblos y naciones centroamericanas y, el fortalecimiento de estos instrumentos económicos y políticos que, en algunos momentos, se han visto en peligro de ser extinguidos. Hay una tendencia, yo diría, un compromiso de parte de los actuales Presidentes centroamericanos de trabajar en esa dirección. La excepción es Costa Rica y, a todos nos preocupa la posición de Costa Rica en relación a estos instrumentos de orden integracionista y que tienen que ver con elementos políticos, como el Parlamento Centroamericano. Pienso que sería interesante escuchar al pueblo costarricense... ¿qué piensa el pueblo costarricense de la importancia, la trascendencia de la unidad, de la integración plena de todas las naciones centroamericanas? Somos una sola Patria centroamericana y debemos trabajar en ese sentido. Con el Presidente Sacca, que nos invitó a almorzar, estuvimos hablando sobre el tema de la inseguridad ciudadana. Ya sabemos que este problema en El Salvador, Honduras, afecta, no solamente a estos países, sino que también es un peligro latente para países como Nicaragua, donde gracias a Dios, seguimos siendo la nación en la que, la seguridad ciudadana está más garantizada; en cambio, en El Salvador, Honduras, Guatemala, ya todos conocemos la difícil situación que atraviesan. Conversamos sobre la forma de encontrar mecanismos para ir enfrentando este problema, que ha sido resultado de la emigración salvadoreña, en primer lugar, hacia Los Angeles, a Estados Unidos, donde han caído bajo la influencia del crimen organizado en ese país y, cuando son deportados de Estados Unidos hacia El Salvador o hacia Honduras, vienen transculturados, es decir, con elementos de una cultura criminal que, no tiene nada que ver, con la criminalidad en los países centroamericanos. Esto vuelve entonces el tema, altamente peligroso, altamente explosivo, y una amenaza latente para países como Nicaragua, en donde, todavía, esta peste no se ha manifestado. Estuvimos hablando ampliamente, sobre este tema de la inseguridad ciudadana. En Guatemala, tuve la oportunidad, ya por la noche, de conversar y saludar a los compañeros de la URNG, y a los compañeros de la Alianza Nueva Nación, que son dos fuerzas políticas que están en el escenario guatemalteco, y que se conformaron después de los Acuerdos de Paz. Fueron movimientos guerrilleros, que luego se transformaron en movimientos políticos, y ahora, son parte del proceso político y participan en las elecciones en Guatemala. En El Salvador tuve la oportunidad también, ya por la noche, de compartir una cena con toda la dirigencia del FMLN, con nuestros hermanos del FMLN; estuvimos compartiendo, conversando; siempre con el buen ánimo de trabajar todos juntos, porque son fuerzas políticas constituidas, establecidas. En el caso del FMLN es la segunda fuerza en El Salvador, donde son dos grandes fuerzas, ARENA y el FMLN, con una representación parlamentaria significativa y tuvimos la oportunidad de conversar sobre estos temas de interés para la región centroamericana. Esta visita tenía como objetivo, ir buscando un acercamiento con los Presidentes centroamericanos, a fin de que, cuando lleguemos al Gobierno el día 10 de enero, ya tengamos avanzados acuerdos sobre la Agenda básica que tiene la Región centroamericana. Hemos hablado también con ellos y hemos manifestado ante los medios de comunicación, la importancia de trabajar unidos, de cara a la Comunidad Europea; la importancia de defender el mercado que está establecido en el CAFTA con Estados Unidos, que, aunque no es satisfactorio para los países centroamericanos, porque no se corresponde con las asimetrías de nuestras economías y con las políticas de subsidio que practica Estados Unidos, tenemos que tomar en cuenta que es un mercado que está allí, donde se pueden colocar algunos productos nicaragüenses; y, donde habrá que incentivar aún más a los productores nicaragüenses, para que puedan colocar sus productos en el mercado norteamericano. Pero, eso no significa quedarnos, nada más, restringidos al mercado norteamericano, sino que tenemos que ver hacia el Sur, hacia el ALBA, el proyecto de integración bolivariana, que tiene un alto espíritu de solidaridad y un alto componente social. Tenemos que ver hacia el MERCOSUR, donde estamos invitados, los centroamericanos, a ser parte de ese esfuerzo de unidad en todos los campos y sobre todo, en la materia económica, comercial, en la cooperación. Lógicamente, también hacia la Comunidad Europa y hacia otros espacios nuevos que están irrumpiendo con gran fuerza y que todos conocemos, como es la economía asiática, tanto en China como en la India. Queríamos informar de los resultados de nuestro rápido recorrido por Panamá, Guatemala y El Salvador. No visitamos Honduras porque el Presidente se encuentra en Italia; he estado en conversación telefónica con el Presidente Oscar Arias y tenemos pendiente un encuentro. Todavía nos falta visitar a los dos países hermanos con los cuales hacemos fronteras, Costa Rica y Honduras. Lo importante es que ya, en las comunicaciones telefónicas que hemos establecido con el Presidente Zelaya y el Presidente Arias, yo diría que hay una voluntad de trabajar por la estabilidad en la Región centroamericana; trabajar con un espíritu de respeto; apuntalar el proceso de integración, aunque, por supuesto, hay que salvar algunas diferencias que todavía están presentes. Lograr, finalmente, que se apruebe a plenitud, la Unión Aduanera; y también, lograr que se incorpore el pueblo costarricense al Parlamento Centroamericano, a la Corte Centroamericana de Justicia, para ir fortaleciendo, de una manera integral, la Unión entre los pueblos centroamericanos. Tenemos que ver también hacia la Región del Caribe, hacia América del Sur; tenemos que buscar la unidad de los pueblos centroamericanos, con los pueblos caribeños, con los pueblos latinoamericanos, es decir, la unidad de toda América Latina y El Caribe. Esto es lo que le quería informar a nuestro pueblo, a través de los estimados y estimadas periodistas.

Preguntas de los periodistas Periodista Gonzalo Aguirre, Radio Nicaragua

Algunos comentaristas ya han empezado a hablar, en vista de su nuevo cargo como Presidente, que sería recomendable que usted renunciara a su cargo de Secretario General del Partido que lo ha llevado al poder. Quería saber si eso es cierto, una vez que usted asuma su mandato, en vista que han comenzado a hablar de la confusión Estado–Partido. El otro tema sería que, Panamá y México, al parecer, según despachos internacionales, estaban interfiriendo con Washington, a fin de entablar una relación con su nuevo Gobierno. Quería que me confirmara, si es cierto esa relación con Washington, o si ha recibido alguna respuesta. También se ha hablado de una posible amnistía del expresidente Arnoldo Alemán, que si usted la aprobaba o no. Y... ¿cómo va usted a enfrentar el reto de las demandas sociales del país, tomando en cuenta que usted ha sido uno de los mayores críticos de los organismos internacionales financieros y que ahora, dice que los va a respetar, y sabemos que los organismos internacionales no destinan fondos para gastos sociales? – Primero, quiero referirme al tema de la Secretaría del Partido. Quizás, es bueno que ustedes procuraran un poco de información. Aquí mismo en Centroamérica, el Presidente Sacca, por ejemplo, que aquí recibe mucho reconocimiento y muy demócrata, etc., es el Presidente de ARENA. O sea, no es incompatible la Presidencia del Presidente Sacca, de la República de El Salvador, con su Presidencia de ARENA. Igualmente, el Presidente del Partido Socialista Obrero Español, es a la vez el Presidente del Gobierno Español, y así pudiéramos seguir haciendo una lista. Es decir, no veo que sea ese el tema. Aquí de lo que se trata es de darle respuesta a los problemas que tiene el pueblo nicaragüense; darle respuesta a los problemas del empleo, de la pobreza. Eso es lo importante y ese es el compromiso que tenemos como nicaragüenses. En cuanto al tema de amnistía, pues, es primera noticia que tengo de eso. Ni siquiera se ha organizado la nueva Asamblea Nacional; no he sabido, no he conocido que en la actual Asamblea esté en Agenda el tema de alguna amnistía, ni para el doctor Alemán, ni para ningún otro funcionario de los que son señalados. Porque aquí, son varios los funcionarios que están siendo señalados de actos ilícitos; hay varios temas bastante candentes. No he escuchado que en la actual Asamblea se esté debatiendo darle amnistía a ninguno de ellos, ni tampoco he escuchado que sea un tema de la próxima Asamblea. La prioridad de la próxima Asamblea es unir esfuerzos para aprobar leyes que nos permitan la creación del banco de fomento para la producción, para que se puedan financiar los nicaragüenses y que, así como los extranjeros pueden ser empresarios, que también los nicaragüenses puedan serlo. Esas son las grandes prioridades que tenemos. Ahí, un poco te respondo la última pregunta que me decías de los temas sociales, porque ya entraríamos en materia. Yo resumiría que, uno de los grandes pasos que hay que dar, son programas inmediatos para la salud, para combatir el hambre... tenemos un millón y medio de nicaragüenses pasando hambre; está la educación... los temas sociales. Ya estamos trabajando para encontrar la forma de poder implementar lo más rápidamente estos programas. En cuanto a las supuestas relaciones, o los contactos con Washington... ¿tiene comunicación usted como Presidente Electo? Nosotros mantenemos nuestra posición muy clara, es decir: relaciones respetuosas con todos los países del mundo, incluyendo, lógicamente, los Estados Unidos. Esa es y sigue siendo nuestra posición. Estados Unidos tiene que aprender a cohabitar con los pueblos, con los gobiernos latinoamericanos, independientemente de las diferencias que puedan existir, porque, cada quien, tiene derecho a optar por su propia ideología, su propio planteamiento político. Asimismo, en los Estados Unidos tenemos dos grandes partidos, los Demócratas y los Republicanos, cada quien con su propuesta, su planteamiento, e igual derecho tenemos los latinoamericanos. Nosotros estamos dispuestos a trabajar con el gobierno norteamericano, en un plano de respeto.

Periodista Keyla Cano, Canal 8

Buenas tardes señor Ortega... una pregunta rapidita: uno, si se tocó el tema de la energía con El Salvador, si se seguirá comprando energía a ese país. El otro tema nacional, con el transporte público se estuvo hablando que para el próximo año, cuando usted tome el poder, se podría hablar de una tarifa social de C$ 2.00; ¿solamente hay una posibilidad de que realmente baje a dos córdobas? Y, la última. Con este acuerdo de Asociación comercial con la Unión Europea ¿cómo lo tomaron El Salvador, Guatemala y Panamá, y cuando se empezará a trabajar en este Acuerdo Comercial con la Unión Europea? En cuanto al tema de buscar este Acuerdo, iría en la línea más de un convenio muy amplio con la Unión Europea. Hay un total consenso, hay unanimidad para trabajar en esa dirección; lo importante es que lo hagamos unidos. Digamos que la condición es, que tenemos que hacerlo unidos y, creo que es correcta esa condición... que unidos, los centroamericanos, trabajemos ese convenio. Es el punto que debemos superar, sobre todo en el caso de Costa Rica; que Costa Rica no se convierta en un obstáculo para que podamos avanzar en ese convenio con la Unión Europea. En cuanto al tema energético, estuvimos conversando sobre este tema con todos los Presidentes, con el de Guatemala, El Salvador y Panamá. Indiscutiblemente, los nicaragüenses tenemos un problema serio. El hecho es que a estas alturas, no tenemos garantizada la energía que demandan los hogares nicaragüenses; no tenemos garantizada la energía que demandan las actividades productivas en Nicaragua y más bien, tenemos cortes de energía. Allí, se combinan varios factores. Es un problema de orden estructural, porque, en estos 16 años no se dieron mayores inversiones en energía hidroeléctrica, ni geotérmica, que son nuestro petróleo. Luego, se utilizó la planta hidroeléctrica al máximo de su capacidad, en estos meses de crisis y, esta planta no podrá operar ahora en el verano, porque los niveles de agua están demasiado bajos. Se habla, de parte del gobierno, de traer una barcaza que puede generar 80, 120 megawatts. Lo que está claro es que, no está resuelto el problema energético; que vamos a heredar... es decir, el próximo gobierno va a heredar este problema. Tenemos el compromiso de encontrarle respuestas: una inmediata, buscando mecanismos que nos permitan, temporalmente, ir cubriendo las demandas y, a la par de esto, ir desarrollando inversiones para tener plantas hidroeléctricas medianas, pequeñas, en diferentes puntos del país. Los programas, los proyectos allí están, los estudios de factibilidad allí están, solo falta el mecanismo de financiamiento. Estamos adelantando este tema con algunos países como Brasil, con el Presidente Lula; igual con Venezuela, que tienen la disposición de contribuir, cooperar. Pero, lógicamente, una planta hidroeléctrica o geotérmica de 25, 20, 35 megawatts, para que empiecen a producir energía. Un plazo mínimo de una planta de 10 megawatts es de dos, tres años, para que ya estén operando, y que nos permitan utilizar nuestros propios recursos de fuentes energéticas, como es el agua y los campos geotérmicos que tiene Nicaragua. Mientras tanto, el problema es realmente crítico. Tenemos a un compañero delegado viendo el tema energético con el gobierno y, lo que se nos adelanta es que la crisis tiende a agudizarse, incluso ahora, para las próxima semanas, para el mes de diciembre, enero... porque entra el verano. El Salvador, que hizo un esfuerzo para las elecciones, me lo comentó el Presidente Sacca, que hicieron un esfuerzo por garantizarnos energía, no podrían hacerlo en este período porque, también ellos tienen problemas al entrar la época de verano. El problema es generalizado en toda Centroamérica para la época de verano. Claro que los que tienen más capacidades instaladas, fuentes hidroeléctricas combinadas con plantas térmicas, tienen más capacidad para enfrentar la época de verano. El problema nuestro es que tenemos una situación de deterioro estructural en las plantas, y no ha habido nuevas inversiones. Aquí hay que correr a nuevas inversiones, buscar las famosas barcazas o buscar plantas, que es otra alternativa que estamos trabajando. Buscar plantas de 20 megawatts, que se muevan con bunker; unas 4, 5, plantas de 20 megawatts, estaríamos hablando de 80, 100 megawatts que se podrían instalar en diferentes puntos del país y se podría estar dando una respuesta para cubrir el déficit que tenemos en estos momentos. Sobre el tema de transporte, nosotros hemos expresado, yo he expresado con toda claridad, que llegando al gobierno, el Acuerdo Venezuela con las Alcaldías, va a ser el Acuerdo del Gobierno venezolano con el Gobierno de Nicaragua. Concretando el acuerdo en esas nuevas condiciones, nos va a permitir, en un plazo corto, que el costo del transporte, que actualmente está en tres córdobas y otra parte anda circulando a C$2.50, se pueda establecer en C$2.00. Es una manera de elevar un poquito el valor de la Canasta Básica. Realmente, no es un subsidio, es una forma de reconocer el deterioro que ha sufrido el salario, ya que realmente, ha venido sufriendo un deterioro y, cuando se dan algunos incrementos salariales, no se corresponden con el deterioro acumulado. Tenemos un salario deteriorado y además, tenemos una enorme masa de nicaragüenses que no tienen salarios, porque están sin trabajo permanente y, por lo tanto, el transporte ¡se vuelve costosísimo! porque es de todos los días y, no hay fiado en el transporte. Por eso, nuestro compromiso es que el transporte urbano en Managua, que es donde se mueve la mayor masa de población, 800 mil usuarios, pueda establecerse en dos córdobas y mejorar también la línea y servicios de buses.

Periodista Roberto Zúñiga, Canal 2

Buenas tardes. Lejos de consultarle sobre su viaje del que ya nos ha explicado bastante, me gustaría conocer su opinión como Secretario General del Partido Político que ahora es la principal fuerza política del país, el Frente Sandinista y, como Presidente Electo de la República: una vez conocidos los resultados y proclamados los electos ayer por el Consejo Supremo Electoral y sabiendo cómo va a quedar conformada la Asamblea Nacional, su Partido tendrá la mayor representación en el Parlamento. Por eso, quiero saber si usted, o el Frente Sandinista va a abogar por tener la Presidencia del Parlamento Nacional en el próximo período legislativo. Me gustaría saber eso. En relación a la elección del Fiscal y los nuevos Magistrados de la Corte Suprema de Justicia, ya se les venció el período al Fiscal General de la República y a un Magistrado de la Corte; se le vencerá próximamente a otros Magistrados. ¿Cuál es su opinión? ¿Se debe esperar la conformación de la nueva Asamblea Nacional o se debe elegir ya a esos funcionarios? Lo más saludable es esperar a que se instale la nueva Asamblea y que una vez instalada, ya electa la nueva Junta Directiva, conformadas las Comisiones, entonces se aborden estos puntos que están pendientes en cuanto a los nombramientos. En la integración de la Junta Directiva, lógicamente, nosotros aspiramos a que la Presidencia de la Asamblea la lleve el Frente Sandinista, pero, no con una hegemonía dentro de la Junta Directiva, sino buscando un balance, como siempre lo hemos hecho. Es decir, el Frente siempre ha demostrado una gran madurez, cuando se convoca a Juntas Directivas, para buscar la mayor representatividad de las fuerzas políticas que están en la Asamblea Nacional. Incluso, sacrificando posiciones... el Frente, en muchas ocasiones ha sacrificado posiciones en aras de buscar esa representatividad. Creo que aquí lo más importante es lograr una Junta Directiva de la Asamblea Nacional que sea representativa de todas las fuerzas que participaron en estas elecciones y que obtuvieron representación en la Asamblea Nacional.

Periodista Verónica, Radio Francia

¿Cuál es la diferencia, señor Ortega, entre el Ortega presidente electo de los años 80 y el Ortega presidente electo del 10 de enero del 2007? En los años 80, nosotros estábamos enfrentados; nos enfrentamos a una dictadura de 45 años y las circunstancias nos obligaron a tomar las armas. Luego, nos enfrentamos a una guerra, a un bloqueo, que se prolongaron por más de diez años, hasta que finalmente alcanzamos la paz. Para el año 1987, habíamos establecido las bases institucionales en nuestro país, cuando aprobamos la Constitución de 1987. Es decir, esta Constitución es la fuente del proceso democrático ya institucionalizado en Nicaragua; Constitución, que ha tenido dos Reformas, la de 1995 y la de ahora, a finales del período del Presidente Bolaños. (Realmente son tres, le faltó mencionar la de 2000–2001). Ahora nos toca, sencillamente, gobernar en tiempos de paz. Ya no se trata de tomar el poder para derrocar una dictadura con las armas; sino que se trata de llegar al poder por la vía electoral; son las nuevas circunstancias que se lograron crear, gracias a la Revolución de 1979. Circunstancias que nos han permitido y nos permiten decir, con orgullo, que Nicaragua está entre los países latinoamericanos que, desde el año 1984, hasta estas elecciones del 2006, ha tenido elecciones ininterrumpidas, donde, no se ha interrumpido el período de ningún gobernante electo, de ninguna autoridad y, donde se ha cumplido con el calendario electoral. Esto, realmente, no ha acontecido en otras naciones latinoamericanas, donde vemos con qué facilidad caen gobiernos y se rompen los períodos electorales. Una pregunta más... Los retos que va a tener que asumir, como el de la pobreza... ¿cuáles son los medios, las garantías, con que usted puede contar para asumir ese reto fundamental? El pueblo nicaragüense, es un pueblo que desea trabajar, quiere trabajar. Aquí se han abierto las puertas a la inversión extranjera y está muy bien; se ha abierto una política de crédito para grandes productores, grandes empresarios y para sectores medios que quieren obtener bienes de consumo, y bienes fundamentales como una vivienda. Pero ha faltado una política de crédito para las fuerzas productivas nicaragüenses; para que los productores nicaragüenses del campo y la ciudad, se conviertan, realmente, en sujetos económicos y puedan ser competitivos. Es ahí donde nosotros venimos con un plan de políticas de crédito, acompañadas de calificación, tecnología, implementos y mercados. Es decir, toda la cadena, que permita reactivar la capacidad productiva que tiene Nicaragua en la pequeña industria, en la agricultura, en la ganadería; potenciar todo esto y, al hacerlo, inmediatamente, vamos a tener empleo. Si logramos movilizar fuerzas productivas, a través del crédito, ahí mismo, vamos a tener créditos; porque, no hay negocio grande ni pequeño que no camine si no es con crédito. Las grandes empresas, las grandes transnacionales también solicitan el crédito, nada más que a niveles multimillonarios. Lo importante es que los nicaragüenses puedan optar a quedarse en su país; y, en la medida que puedan acceder al financiamiento, al crédito esto, inmediatamente genera las condiciones para el empleo. Si hay empleo, el país va a cambiar rápidamente. ¿Esto significa que va a impulsar la inversión extranjera? ¡Claro! Tenemos que combinar la inversión extranjera, y tenemos que atender, a ese enorme conglomerado de nicaragüenses que quieren producir y trabajar, y que han estado faltos de estímulos, de financiamiento, y de apoyo para insertarse en las actividades productivas.

Periodista Nicolás García, TELESUR

Durante la campaña hubo muchos sectores que estuvieron en contra de su elección; en estos días se ha reunido con muchos de estos sectores que estuvieron en contra y hoy se muestran amigables. ¿Qué retos usted ve? ¿cómo le ha ido estos días en estas negociaciones? Un poco, un análisis general de cómo ha arrancado su labor como Presidente Electo. Y ¿cuál sería su próximo viaje? Yo lo que siento es que hay un sentido de responsabilidad, independientemente de las diferencias políticas e ideológicas; independientemente del recalentamiento que se dio en el proceso electoral, las campañas, etc., al final de cuentas, hay una conciencia, una convicción de que aquí... nos entendemos todos, o nos hundimos todos. El sentido común lo dice: o nos entendemos todos, o nos hundimos todos. Porque este es un país con una economía muy frágil, que apenas está gateando. Creo que ha habido una actitud responsable de parte de todos los sectores, sin excepción, de que es necesario cerrar filas alrededor de ese gran objetivo: derrotar la pobreza, derrotar el desempleo; y que también, hay que apoyar al productor nacional, al productor nicaragüense. Está bien la apertura para la inversión extranjera, pero, también tiene que haber apertura, estímulos para el productor nicaragüense. Lo que he manifestado... no podemos ser candil de la calle y oscuridad de la casa. Seamos candil de la casa y candil de la calle; tenemos que apoyar, en primer lugar, a los nacionales, para que se conviertan en agentes productivos. Eso es importante. En cuanto a próximos viajes, en estos momentos, no puedo adelantar ningún viaje, porque tenemos que seguir trabajando en el tema energético, que es un problema serio que enfrenta el país; y luego, debemos reunirnos con los Diputados que ya han sido nombrados formalmente por el Consejo, para ver cómo se va a trabajar la Agenda Legislativa; intercambiar con las otras fuerzas políticas. De tal manera que logremos arrancar en el 2007, con la mayor seguridad y armonía posible, independientemente de las diferencias que puedan existir.

Periodista David Rivera

Me gustaría un comentario suyo, sobre las declaraciones del señor Bolaños, en su último discurso en la OEA. El decía que no lo dejaron gobernar debido al pacto Ortega–Alemán. Y dos, en la toma de posesión, ¿quiénes le han confirmado que van a venir, cuando le traspasen la Banda Presidencial? En lo segundo, no te podría adelantar nada porque todavía es un tema que apenas se empieza a trabajar, lo que va a ser el Acto de la Toma de Posesión y, luego, hay que formalizar las invitaciones. No hemos formalizado ninguna invitación, aunque sí telefónicamente, muchos amigos, hermanos latinoamericanos y centroamericanos nos han ratificado que van a estar presentes. Pero, no quiero adelantar nombres. En cuanto a los comentarios del Presidente Bolaños. Él recuerda muy bien que, apenas inició su Gobierno, recurrió al Frente Sandinista; me pidió una reunión para que, juntos, camináramos. ¿Por qué? Porque se le hacía difícil caminar con su Partido. Ustedes recuerdan bien la historia; no estamos hablando de algo que solamente lo conocíamos él y yo, y que por lo tanto ¿a quién creerle? Estamos hablando de un hecho histórico que fue observado y del cual son testigos todos los nicaragüenses, incluso ustedes los periodistas, de cómo hicimos un pacto, el ingeniero Bolaños y quien les habla. Hicimos un pacto para buscar estabilidad, gobernabilidad; buscar cómo Nicaragua se fuese liberando de la deuda; para combatir y erradicar la corrupción. Eso estuvo caminando durante un buen tiempo y juntos elegíamos a la Junta Directiva de la Asamblea Nacional. Ustedes recuerdan bien eso. Luego, se complicó la relación que tenía con el Frente, pero, a pesar de eso, nosotros siempre continuamos siendo un factor decisivo, para que se pudiesen aprobar las leyes. ¡Hasta el último minuto! El Frente ha sido un factor de estabilidad para que el Presidente Bolaños pudiese gobernar y, pueda decir hoy, que se logró alcanzar el alivio de la deuda, que se logra estar en orden con los organismos. El sabe perfectamente bien, que ha sido determinante el papel responsable de la Bancada del Frente Sandinista, en todos esos esfuerzos. Ha sido una posición crítica la nuestra, lógicamente, porque no se trataba de ir a acatar lo que planteaban los organismos, sino que se trataba de ir a negociar, buscando cómo defender al país. Me parece que tenemos que remitirnos a la realidad, a lo que es la historia... Él tiene derecho de dar su versión, aquí hay libertad de expresión, él da su versión, pero, yo no estoy dando mi versión; simplemente, estoy expresando algo que ustedes observaron, que ustedes vieron y donde, son testigos todos los nicaragüenses e incluso, es testigo, la misma Comunidad Internacional. Muchísimas gracias a todos y todas.

Descarga la aplicación

en google play en google play