Escúchenos en línea

Sepultan a ex presidente de Costa Rica, Rodrigo Carazo

San José. AFP. | 10 de Diciembre de 2009 a las 00:00
Costa Rica despidió con honores al fallecido ex presidente Rodrigo Carazo (1978-1982), primer gobernante de América Latina que rompió con el FMI y quien prestó un activo apoyo a la guerrilla sandinista que derrocó a la dictadura de los Somoza en Nicaragua. Carazo, de 83 años, murió el miércoles en San José tras una delicada cirugía del corazón a fines de noviembre. Sus restos eran honrados este jueves en la sede de la Asamblea Legislativa para luego ser sepultados en un funeral de Estado. La dirigencia política costarricense, incluido el presidente Oscar Arias, lamentó el deceso del "Macho" Carazo, como era conocido. Arias afirmó sentirse "conmovido" y definió al ex presidente como "un hombre muy valiente y muy firme en sus convicciones. Un hombre que será recordado por su determinación y su gran compromiso con el servicio público". "Nadie puede negar que don Rodrigo Carazo amó a Costa Rica y trabajó sin descanso por ella", agregó Arias, quien declaró tres días de duelo nacional. Durante su gestión, Carazo alcanzó notoriedad por su rechazo a los programas económicos de ajuste estructural que recomendaba el Fondo Monetario Internacional (FMI). El entonces presidente expulsó del país a los representantes del FMI, lo que derivó en un bloqueo de la banca internacional y que en el país se sintieran en forma muy dura los efectos de la crisis económica de comienzos de los años 1980. De verbo fluido y una sonrisa que cautivó a las masas, Carazo llegó a la presidencia aupado por la coalición Unidad y con altos niveles de popularidad, que se diluyeron rápidamente para finalizar su mandato en medio de un descontento generalizado. En el marco de la lucha armada que la guerrilla sandinista sostenía contra el dictador nicaragüense Anastasio Somoza, Carazo apoyó al movimiento rebelde que usó el territorio costarricense para preparar sus acciones militares, desoyendo las amenazas de Managua. La mayoría de los costarricenses simpatizaba con los sandinistas y anhelaban el fin de la dictadura dinástica en el vecino país, que cayó en junio de 1979. Amante de la vida silvestre, Carazo impulsó proyectos en esa área y luchó para que Naciones Unidas fundara la Universidad para la Paz en 1980. "Nos conmueve su partida. Su legado es el patriotismo, el coraje y los principios", expresó el candidato presidencial opositor Ottón Solís. "Era un hombre creyente. Un hombre de familia que siempre luchó por lo que creía", apuntó Laura Chinchilla, candidata del gobernante Partido Liberación Nacional, del que Carazo salió para fundar la coalición Unidad. Luego del homenaje en el Congreso, el féretro de Carazo será llevado a la Catedral de San José para la ceremonia fúnebre.

Descarga la aplicación

en google play en google play