Escúchenos en línea

Correa se despega y ganará por 10 puntos a Noboa la presidencia de Ecuador. OEA retira al jefe de sus observadores

Agencias EFE y AP. Desde Quito y Washington. | 25 de Noviembre de 2006 a las 00:00
Las principales empresas de encuestas en Ecuador dieron este sábado una ventaja de hasta el 10% en favor del candidato presidencial Rafael Correa, sobre el multimillonario Alvaro Noboa, en las elecciones de este domingo. Las empresas coincidieron que es "muy difícil" revertir en pocas horas la marcada tendencia en favor de Correa. Las firmas Market y Cedatos confirman la ventaja de Correa, Ambas firmas ofrecerán resultados nada más terminar el proceso de votación con base en encuestas a boca de urna y manifestaron que en los últimos días se rompió el "empate técnico", que señalaban hace una semana. También recordaron que en Ecuador la ley electoral prohíbe difundir en el país los resultados de encuestas, desde veinte días antes de los comicios. El portavoz de la empresa Market, José El Juri, dijo en rueda de prensa que "Rafael Correa aventaja a Alvaro Noboa con entre 7 y 10 puntos" de diferencia, considerando la intención de votos válidos, es decir sin considerar nulos ni blancos. El Juri prefirió no dar detalles de su última encuesta, cerrada anoche, debido a que, según dijo, Market ha acogido un exhorto de la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), que ha pedido no difundir "cifras exactas" de sondeos, para evitar eventuales conflictos entre los electores. Sin embargo, dijo que la diferencia es amplia, por lo que ratificó que "se ha roto el empate técnico" que su firma había detectado hace semanas, cuando daba una ligera ventaja a Noboa sobre Correa. El portavoz de Market señaló que su última encuesta se efectuó en 17 de las 22 provincias del país, con una muestra de 6,800 casos, y cuyo margen de error se calcula en el 3%, con un nivel de confianza del 95 por ciento. Además, El Juri precisó que en su medición se registró un 16% de votos nulos o en blanco. Los resultados de la encuesta de Market, además, fueron entregados a un notario de Quito, para que custodie el informe hasta después de las votaciones, con el objetivo de verificar la precisión del sondeo. Por su parte, el director de la empresa Cedatos/Gallup, Polibio Córdova, aseguró en rueda de prensa que, según su última encuesta, cerrada la noche del viernes, Correa es el probable ganador con ocho puntos de diferencia. La última encuesta se realizó con 5.658 entrevistas en 18 provincias de las 22 del país -excluidas 3 de la Amazonía y Galápagos- y, según sus resultados, Correa tiene un 54 por ciento de intención de voto y Noboa un 46 por ciento, a pocas horas de abrirse las urnas. La tendencia de Correa es al alza y la de Noboa a la baja y el porcentaje de indecisos, según Córdova, sigue en el 17 por ciento, en una encuesta a la que se le calcula un 3 por ciento de margen de error y un 95 por ciento de fiabilidad. Según Córdoba, el nivel de indecisión es alto, comparado con anteriores procesos electorales, pero remarcó que es muy difícil que las tendencias se puedan revertir. Los resultados de la anterior encuesta de Cedatos, expuestos el viernes, señalaban que Correa tenía un 52 por ciento de intención de voto y Noboa un 48 por ciento, con un margen de error del 3 por ciento. Un empate técnico se había perfilado en el sondeo de Cedatos de una semana antes, aunque con los datos cambiados, ya que entonces era Noboa quien tenía un 52 por ciento y Correa el que se quedaba en el 48 por ciento. Otras encuestadoras también apuntaron hace diez días que había un empate técnico entre Correa y Noboa y la única que en esas fechas daba una amplia ventaja a Noboa, de 15 puntos, era la empresa de sondeos Consultar, que trabaja en exclusiva para el multimillonario. Más de nueve millones de ecuatorianos están llamados mañana a las urnas para decidir quien será su nuevo presidente entre Noboa y Correa, que llegaron a la segunda vuelta electoral tras ocupar, en ese orden, el primero y segundo lugar de las votaciones en la primera ronda celebrada el pasado 15 de octubre.

Insulza retira a Bielsa de Ecuador

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos, OEA, pidió el sábado a su observador de las elecciones en Ecuador, Rafael Bielsa, presentarse en las próximas horas en la sede de la organización en Washington. Bielsa, ex canciller argentino severamente criticado por Correa por una presunta falta de independencia, deberá entregar toda la información relativa a las elecciones presidenciales ecuatorianas que se realizarán el domingo, dijo en un comunicado la oficina del secretario José Miguel Insulza. Indicó que la presentación de Bielsa se hará sin perjuicio de que la misión de observación electoral continúe desarrollando normalmente sus funciones en territorio ecuatoriano. No hubo ninguna explicación de la forma inusual en que la OEA emitió ese pronunciamiento, apenas unas horas antes del inicio de la votación de segunda ronda. Poco después, en Ecuador la misión de la OEA emitió otro comunicado en que exhortó a los sectores políticos y sociales a que contribuyan a la tranquilidad y la paz en los comicios. Este comunicado no hizo alusión al llamado a Bielsa, sino que se limitó a enfatizar que la tolerancia, el diálogo, la concertación y la ausencia de conflictos de intereses de las autoridades públicas, deben ser los principios rectores de la etapa postelectoral. En Washington la OEA explicó que Bielsa, ex canciller argentino, deberá entregar toda la información relativa a las elecciones presidenciales ecuatorianas. En Ecuador existe incertidumbre ante la posibilidad de que resultados muy cerrados generen problemas. Tradicionalmente, el jefe de una misión electoral trabaja con autonomía en la supervisión del proceso en el país que se le asigna y presenta su informe dos o tres semanas después de la votación, en una sesión de rutina del Consejo Permanente de embajadores de la organización. La OEA tampoco dijo si Bielsa deberá abandonar Ecuador antes del domingo o después de concluido el escrutinio que proclamará al próximo presidente ecuatoriano que asumirá funciones en enero. Aun cuando Bielsa no ha tenido una aparición pública en Ecuador en días recientes, la oficina de Insulza dijo que el ex canciller se encuentra en la República del Ecuador en cumplimiento de sus tareas. Ante la desaparición pública de Bielsa, el subjefe de la misión electoral de la OEA, el ex senador chileno José Antonio Viera-Gallo, ha estado encargándose de los asuntos de la misión y actuando incluso como portavoz. En Quito, Viera-Gallo dijo a la AP que Bielsa ha sido convocado para que informe sobre el curso de las elecciones. Comentó que el viaje del ex canciller argentino se producirá cuando haya el primer vuelo a Washington. Descartó que el llamado tenga relación con las quejas de Correa. No, es algo totalmente independiente, añadió. En tanto, el representante de la OEA en Ecuador, Hugo Saguier, señaló a la AP que Bielsa está cumpliendo normalmente sus cosas, en Guayaquil. Después de la primera vuelta electoral el 15 de octubre, Bielsa fue ratificado por la OEA a comienzos de esta semana como jefe de la misión de observadores. Correa calificó la decisión como otro abuso de la burocracia internacional y reafirmó que la labor de Bielsa en la primera jornada fue sesgada, parcializada e incompetente.

En Ecuador, satisfechos

El Acuerdo Nacional Constituyente - ANC, organización civil ecuatoriana compuesta por organizaciones sociales, de derechos humanos, de comunicadores y otras, se felicitó por la resolución de la OEA de sacar del país a Bielsa. El ANC expresó que "este acontecimiento es una victoria de la movilización popular y de la unidad de las fuerzas progresistas", y llamó a la población a responder al llamado de alerta que han hecho las diferentes organizaciones sociales y políticas "para dar al traste con el fraude programado por sectores vinculados al poder económico corrupto". Según un comunicado de ANC, Bielsa se reunió con delegados suyos antes de la primera vuelta en el exclusivo Swiss Hotel de Quito, donde el jefe de observadores había fijado su residencia y oficina. En la cita los ecuatorianos le denunciaron que tenían indicios de que se fraguaba un fraude. En esa reunión el ex canciller argentino se expresó en duros términos contra la posibilidad de que se convoque a una Constituyente originaria, contra la campaña por el voto nulo para diputados y contra la posibilidad de que un cambio estructural se produzca como consecuencia de un posible triunfo de la izquierda. "¿Creen acaso que Febres Cordero va a dejar que le quiten el país, tranquilamente?", dijo textualmente Bielsa a los ecuatorianos, añadiendo que no conoce de ninguna revolución que haya sido pacífica. Aseguró que el fraude era "técnicamente imposible", dijo que los comicios están garantizados por él, por la eficiencia del Tribunal Supremo Electoral y por el "minucioso control" que ejercería la empresa 'E-VOTE'. Luego de los comicios, del fracaso de la transmisión de resultados, de la falta de transparencia informativa de los organismos electorales conformados por los partidos beneficiarios y de las sospechas sobre colusión entre la empresa 'E-VOTE' y ciertos personajes políticos, el ANC pidió la salida de Rafael Bielsa del país. Otros sectores ciudadanos, inclusive el candidato de Alianza PAIS Rafael Correa, que "quedó" en segundo puesto, también sumaron voces y esfuerzos para denunciar las maniobras fraudulentas y la complicidad de Bielsa. El ANC llamó a confesión judicial a Bielsa y a su amigo Murray (representante de E-VOTE). Murray no quiso responder el cuestionario y el juez lo declaró confeso.

Fuerte dispositivo militar

Más de 40.000 militares y 36.000 policías participarán en la operación de control y seguridad de los comicios presidenciales del domingo, cuando el multimillonario Alvaro Noboa y el izquierdista Rafael Correa se disputen el poder en las urnas. Más de 36.000 policías se distribuirán en los sectores urbanos y rurales de todo el país para vigilar la seguridad exterior de los recintos electorales, indicó a Efe una fuente de la Policía. Precisó que, si se considera también el personal administrativo que trabajará en las dependencias policiales, la cifra aumenta a 42.000 efectivos. Los policías, indicó, "sólo vigilarán en las afueras de los recintos electorales, pues son los militares los encargados de proteger el interior" de los colegios de votación. La fuente señaló que la operación de vigilancia "ya ha empezado" con el control del consumo de alcohol, prohibido desde este mediodía hasta el próximo lunes. De momento, la Intendencia de Policía de Quito ha informado de la clausura de varios bares y lugares de diversión por violar la denominada "ley seca", que impide la venta y consumo de bebidas alcohólicas. Pablo Santos, intendente de Policía de Quito, explicó que las sanciones son de hasta 30 días de clausura para los sitios que vendan licor y que las personas detenidas por beber podrían permanecer quince días en prisión. Por otra parte, unos 41.000 militares participarán en la vigilancia de las elecciones presidenciales y apoyarán también el traslado del material electoral a los tribunales de las provincias, desde donde se distribuirán a los colegios electorales. Además, los militares serán los encargados de vigilar el interior de los recintos durante las diez horas que durarán las votaciones, que empezarán a las 07.00 hora local (12.00 GMT) del domingo. Asimismo, cerca de un centenar de observadores de organismos internacionales vigilarán el proceso electoral en Ecuador, a los que se unirán más de 3.000 de entidades locales. Unos nueve millones de ecuatorianos están convocados para acudir a las urnas el domingo para elegir al futuro presidente del país, y para responder tres preguntas de una consulta popular promovida por el Gobierno sobre políticas de salud, educación y de distribución de los ingresos petroleros.

Descarga la aplicación

en google play en google play