Escúchenos en línea

Biblia en mano Noboa denuncia «guerra del Diablo» para evitar su triunfo

Agencia AFP. Desde Guayaquil y desde Quito, Ecuador. | 26 de Noviembre de 2006 a las 00:00
El candidato de derecha Alvaro Noboa dijo ser víctima de una "guerra sucia del Diablo" para impedir el que consideró su seguro triunfo en las elecciones de Ecuador, culpando a un canal cuyas cámaras ordenó desalojar a empellones del colegio donde votó este domingo. "He tenido una guerra sucia venida del Diablo, en la que todos los días me insultan; he tenido al canal Ecuavisa metido en esa guerra (...) deshonrando al periodismo en Ecuador", dijo el aspirante tras leer un pasaje de la Biblia ante miles de seguidores en el puerto de Guayaquil (suroeste). Noboa, que se proclama enviado de Dios, arremetió contra el canal luego de ordenar sacar a sus periodistas, que abandonaron el sitio a empujones entre la multitud. El aspirante continuó con el discurso tras cerciorarse de que los reporteros hubieran sido expulsados, señalando que ha sido blanco de "la falsa información" y que pese a ello dominaba las preferencias hasta el sábado. "Todas las encuestas me ponen primero. Hasta el día de ayer toda la república me estaba respaldando y por eso no quiero que crean en ningún 'exit poll' (resultados a boca de urna), y esperen los resultados oficiales", apuntó. Noboa se presentó como "un imitador de Cristo que lo único que quiere es servir al pueblo de Ecuador", como aseguró haberlo hecho toda la vida "generando riqueza" desde el sector privado, donde posee 120 empresas que lo hacen el hombre más acaudalado del país. Dos encuestas divulgadas el sábado le dieron a Correa una ventaja de entre siete y diez puntos, y coincidieron en que se quebró el empate técnico que primó hasta el viernes. El sondeo de la empresa Cedatos-Gallup dio al izquierdista el 54% de las preferencias frente al 46% de Noboa (56 años), mientras que la firma Market reportó una diferencia de entre siete y diez puntos a favor del simpatizante de Chávez, quien insistió en sus sospechas sobre un fraude. En la primera vuelta, Noboa -enemigo declarado de Cuba y Venezuela- se impuso con el 26,8% de los votos contra 22,8% de Correa.

Alerta total en el cuartel de Correa

Acatando un pedido del candidato Rafael Correa para evitar un fraude en el balotaje de este domingo en Ecuador, Patricio Riera se alista para seguir el camión del Ejército que recogerá los votos en un bastión electoral del izquierdista en una barriada popular del sur de Quito. "Cuando cierren las urnas me iré detrás del camión en mi vehículo particular, en bicicleta o como sea, porque no vamos a permitir ninguna irregularidad", dijo Riera a la AFP en un centro de votación del barrio Quitumbe, donde funge como veedor de Alianza País, el partido del amigo del presidente venezolano, Hugo Chávez. Riera, de 41 años, teme que en el recorrido entre el recinto y el Tribunal Supremo Electoral (TSE) sean cambiadas las urnas por gente del candidato Alvaro Noboa -el hombre más rico del país-, a quien Correa acusa de haber ganado con fraude la primera vuelta el 15 octubre. Para el segundo turno la campaña del izquierdista extremó los controles, por lo que Riera vigila todos los puestos instalados en la Universidad Politécnica Salesiana, en Quitumbe, y no sólo uno como lo hizo en la primera vuelta. El empleado de una agencia de viajes cuida que nadie se acerque a los electores cuando sufragan y que no se sustraigan las papeletas de votación, y señala que el mayor número de veedores se concentra en las provincias costeras, "donde se supone que Noboa es favorito". Correa, quien lidera la intención de voto según dos encuestas, reiteró este domingo su preocupación por un "nuevo fraude" y pidió a sus simpatizantes seguir los vehículos militares que transportarán los sufragios. También les solicitó no recibir bolígrafos para marcar las tarjetas, porque según él fueron puestos a circular miles de tinta que se borra, lo que aumentó la paranoia entre los votantes. A diferencia de Alianza País, que envió a unos 40 delegados a Quitumbe, los veedores del Partido Renovador Institucional Acción Nacional (Prian), de Noboa, fueron escasos. "Hay ausencia de delegados de Noboa", afirmó Riera. "No he visto un solo representante" del empresario, confirmó Julio Mogrover, también veedor. María Angélica Zambrano, un ama de casa de 37 años que votó por el magnate, explica esa situación indicando que "no hace falta porque es seguro que Noboa va a ganar". "El me inspira confianza porque tiene mayor experiencia, maneja muchas empresas (120)", anotó la mujer, criticando las denuncias de Correa. "Al sembrar la duda se corre el riesgo de que la gente no reconozca al ganador", sostuvo. Quitumbe y sus alrededores son un fortín electoral del izquierdista, según cuentan sus habitantes, que no ocultan el temor a posibles irregularidades. "Donde hay billete todo es posible", dijo Blanca Machuca, una asesora comercial de 51 años. "El país está tan hundido en la corrupción que el fraude es posible", añadió un consultor jurídico que prefirió mantener su nombre en reserva.

Palacio quiere que candidatos reconozcan resultados

El mandatario de Ecuador, Alfredo Palacio, invitó al candidato que pierda reconocer la derrota ante la tensión que rodea el proceso por las denuncias de fraude de Correa. "El proceso electoral se está desarrollando con altísima decencia y comportamiento cívico, y debe seguir así", afirmó el mandatario tras sufragar en el puerto de Guayaquil (suroeste). Palacio, que dejará el cargo en enero de 2007, confió en que al término de las votaciones "el candidato que no sea elegido reconozca al nuevo presidente y admita su derrota". Asimismo, "el que gane la elección deberá cumplir con sus promesas de campaña", agregó. Este domingo Correa -a la cabeza de las preferencias según dos encuestas- advirtió que no aceptará la derrota si es que se configura un fraude como el que a su juicio hubo en la primera vuelta del 15 de octubre. "Si hay fraude y aceptáramos el resultado seríamos cómplices de la corrupción", advirtió el economista luego de sufragar en un colegio. Simultáneamente con la elección presidencial, los ecuatorianos votan el domingo una consulta popular convocada por el gobierno para destinar mayores recursos a la educación y la salud, e invertir en gasto social los excedentes de las exportaciones petroleras.

Descarga la aplicación

en google play en google play