Escúchenos en línea

Países industrializados deben asumir sus responsabilidades con el planeta: Incer

Managua. El 19 Digital. | 17 de Diciembre de 2009 a las 00:00
El científico nicaragüense y asesor en asuntos ambientales del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, doctor Jaime Incer Barquero, manifestó que el peor escenario que puede presentarse en la reunión mundial sobre el cambio climático, es que los países industrializados no asuman sus responsabilidades y dejen a merced de los daños ecológicos a las naciones en vías de desarrollo. El destacado académico de esta manera emitió sus opiniones sobre la Cumbre del Cambio Climático que se da en la ciudad de Copenhague, en Dinamarca, donde representantes de todas las naciones del mundo debaten el futuro ambiental. Dijo que el debate se centra en dos aspectos fundamentales, uno de ellos es relacionado al compromiso de las naciones industrializadas a disminuir el porcentaje de emisión de los gases de efecto invernadero, y el otro es la responsabilidad que tienen de proporcionar recursos financieros que permitan a los países pobres adoptar políticas ambientales que conlleven a resistir los embates del cambio climático. En este encuentro mundial existen 77 naciones, incluyendo los nueve países pertenecientes a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, ALBA, que están presionando a las naciones industrializadas a reducir sus niveles de dióxido de carbono y proporcionar recursos para la elaboración de programas de adaptación al fenómeno ambiental que podría llegar a ser indetenible. “Lo que están haciendo los países empobrecidos es solicitar recursos, no tanto para mitigar ya que nosotros no somos responsables, sino recibir suficientes recursos tecnológicos y financieros para poder adaptarnos a esos cambios, para poder resistir esas lluvias y huracanes, para poder resistir esas inundaciones o esas sequías y todos esos daños que van a hacer a la salud, a la agricultura y a la infraestructura de un país que no tiene desarrollada las capacidades para poder sobrevivir esos eventos”, refiere el maestro Incer Barquero. A su juicio, las naciones como Estados Unidos y China Popular, principales emisores de dióxido de carbono, han aceptado que tienen responsabilidades, pero de igual manera se resisten a disminuir esos porcentajes. “Aceptan las responsabilidades, pero se resisten a bajar esos porcentajes de reducción de gases de efecto invernadero, ese es el problema, no alcanzan los niveles necesarios para predecir que este fenómeno no avance, es un fenómeno indetenible no lo podemos hacer retroceder, pero tampoco debemos permitir que empeore, si estos países industrializados no reducen el consumo de gases contaminantes de esa misma manera los efectos van a seguir”, alerta el científico. “La petición es que eleven su cuota de responsabilidad en cuanto al control de los niveles de emisión del dióxido de carbono para reducir el problema y los efectos sean más tolerables a países pobres como Nicaragua”. Incer Barquero considera que la posición de los países del ALBA es concordante con la gravedad de la situación ambiental mundial, ya que demandan que las naciones poderosas pague la deuda ecológica que tienen hacia nuestras naciones. “Nuestros países han sufrido durante muchos años, la explotación de nuestros recursos naturales y obviamente el subdesarrollo nos obliga a consumir enormes cantidades de gases a través del trafico y el uso excesivo del petróleo”. Determinó que el esfuerzo y el llamado constante del gobierno sandinista, es meritorio sobre todo por sus limitadas capacidades de atender el problema ambiental que fue ocasionado por las políticas consumistas del modelo neoliberal. “Creo que el gobierno está haciendo esfuerzos dentro de sus limitadas capacidades de atender este problema”. Dijo que la cita mundial ambiental tendrá éxito en dependencia de cuánto las naciones poderosas están dispuestas a proporcionar, para ayudar a naciones pobres a adaptarse a los efectos del cambio climático. Estimó que el ciudadano tiene que contribuir a no seguir destruyendo los bosques, ni los potreros, y evitar a toda costa que se sequen los ríos. “Es un deber de todos, es una política nacional para afrontar los cambios climáticos, el gobierno, los productores, la población, todos somos responsables, que exista una política de estado que vaya poco a poco solucionando los problemas que son comunes en la región y que se han generalizado en todo el mundo”. acotó. EU evade lucha contra el calentamiento global El responsable de Políticas Públicas de la Presidencia, Paul Oquist, señaló que los países capitalistas son los que más han contribuido al calentamiento global. Oquist se encuentra en Copenhague, Dinamarca, en la cumbre sobre el cambio climático, y brindó declaraciones vía telefónica a Multinoticias, Canal 4. Paul Oquist señaló que los efectos del cambio climático son sentidos en los países pobres y no en los países ricos que son los culpables. Asimismo expresó que los países en desarrollo, los países pobres, necesitan que los países desarrollados reconozcan su endeudamiento climático y ecológico a estos países y que paguen indemnizaciones para permitir a los países adaptarse al cambio climático. Señaló que a pesar de que en 1960 ya se había creado conciencia sobre el daño que ocasiona al medio ambiente el calentamiento global, estos países no solamente no cedieron en sus acciones, sino que las incrementaron. “Antes de la época industrial había 280 partes por millón de CO2 en el aire, pasamos un momento crítico en 1990 cuando pasamos a 350 partes por millón de CO2 en el aire y actualmente estamos en 387 parte por millón y se está acelerando las emisiones de carbono por parte de los países industrializados”, explicó Paul Oquist. Indicó que el Protocolo de Kyoto ha sido violentado por estos países, ya que es obligatorio su cumplimiento. El responsable de Políticas Públicas de la Presidencia explicó que los Estados Unidos no lo firmó, así como también no firmó el convenio suscrito en la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro en 1992. “Estados Unidos nunca se ha comprometido con la lucha contra el calentamiento global y ahora hay una situación realmente tenebrosa porque Kyoto es legalmente vinculante para los países firmantes como los europeos, pero ahora hay maniobras de los países europeos y de Estados Unidos de tener un nuevo acuerdo que descarte lo ya logrado en Kyoto y comenzar con un acuerdo que no sería legalmente vinculante”, señaló. El Protocolo de Kioto sobre el cambio climático es un acuerdo internacional que tiene por objetivo reducir las emisiones de seis gases que causan el calentamiento global: dióxido de carbono (CO2), gas metano (CH4) y óxido nitroso (N2O), además de tres gases industriales fluorados: Hidrofluorocarbonos (HFC), Perfluorocarbonos (PFC) y Hexafluoruro de azufre (SF6), en un porcentaje aproximado de al menos un 5%, dentro del período que va desde el año 2008 al 2012, en comparación a las emisiones al año 1990. Paul Oquist expresó que los países del ALBA demandan el rescate del Protocolo de Kyoto, “que todo tiene que ser dentro de la Convención de las Naciones Unidas del cambio climático y dentro del Protocolo de Kyoto, respetando ya lo logrado”. “Son ellos los mayores causantes y deben de comprometerse a cuotas especificas de reducción de emisiones de carbono, mientras los países en desarrollo han contribuido muy poco, o nada, a ese fenómeno comparado con los países desarrollados tienen el derecho de sus procesos de desarrollos sin tener cuotas o impuestos por sus procesos de desarrollo”, explicó.

Descarga la aplicación

en google play en google play