Escúchenos en línea

Triunfo de Correa ha sido contundente e inobjetable

Agencia AFP. Desde Quito, Ecuador. | 28 de Noviembre de 2006 a las 00:00
El carismático economista católico Rafael Correa ganó la presidencia de Ecuador con una ventaja aplastante sobre el millonario de derecha Alvaro Noboa, convirtiéndose en el primer mandatario de izquierda del país en tres décadas, confirmó el escrutinio oficial divulgado el martes. De acuerdo al resultado suministrado por el Tribunal Supremo Electoral de Ecuador (TSE) a las 9:30 de la noche del martes, cuando ya sido contabilizado el 97.43% (35,671) de las 36,613 Juntas abiertas en todo el país el pasado domingo, Correa lleva el 57.01% (3,446,043 votos) contra 42.99% (2,598,139) de Noboa. Según el TSE, se registran 6,044,182, 67,752 (0.78%) votos blancos, 662,848 (7.66%) votos nulos y 23.77% (1,874,831 electores) de abstención de los 9,165,125 ecuatorianos que estaban habilitados para votar. El ex ministro de Economía, de 43 años y amigo del presidente venezolano Hugo Chávez, se convirtió en el primer mandatario electo de izquierda desde el retorno de la democracia en 1978. Noboa -que intentó sin éxito exigir el conteo voto a voto en dos provincias- aún no ha reconocido el triunfo del izquierdista, mientras el Tribunal Supremo Electoral (TSE) alista la sesión en que lo proclamará oficialmente. "Aquí va haber un gobierno que será un instrumento del pueblo y que va a cumplir con lo que propuso en campaña, y por lo cual ese pueblo se pronunció de forma histórica", destacó Correa. El economista asumirá el 15 de enero las riendas de un país petrolero que en la última década fue gobernado por siete mandatarios, tres de ellos destituidos por el Congreso en medio de revueltas populares. Correa fue reconocido por el secretario general la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, quien lo llamó desde Madrid para felicitarlo por el triunfo, según el jefe de la misión veedora, el chileno José Viera-Gallo. "La OEA reconoce la calidad de presidente electo de Rafael Correa", declaró el diplomático en Quito. El mandatario, quien planteó un acercamiento con Venezuela, aseguró que recibió las llamadas de felicitación de los gobernantes de Brasil, Chile y Colombia, quienes lo invitaron a visitar esos países. "Iré a Colombia y Brasil", afirmó Correa anticipando que con el líder brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, tiene "grandes proyectos de mutuo beneficio, incluido uno de impacto latinoamericano". El lunes la embajadora estadounidense en Quito, Linda Jewell, "se comunicó telefónicamente con Correa para felicitarlo y reiterar el compromiso de su gobierno con el pueblo de Ecuador". Correa descartó un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos y la extensión del convenio por el cual militares norteamericanos operan la base de Manta (suroeste), considerado su principal puesto de avanzada contra el narcotráfico en el Pacífico. El portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, dijo en Washington que su país está "listo" para "trabajar" con el próximo presidente ecuatoriano, pero que las relaciones van a "depender de las política que llevará a cabo el gobierno y si éstas coinciden con nuestros objetivos". Correa también se refirió a la relación con Colombia insistiendo en que su país "hará lo que tiene que hacer" en la frontera, pero sin implicarse en el conflicto con la guerrilla. "Si (el mandatario Alvaro) Uribe necesita apoyo para su conflicto, pues los demás países no tenemos por qué involucrarnos", apuntó. Además, anunció que buscará el ingreso de Ecuador al Mercosur, reiterando que la Comunidad Andina de Naciones (CAN) está herida de muerte por los acuerdos de libre comercio que Colombia y Perú firmaron con Estados Unidos. "Trataremos de involucrarnos con mayor intensidad en el Mercosur y ojalá podamos unificar todos los procesos integracionistas al menos en América del Sur", señaló en rueda de prensa.

Descarga la aplicación

en google play en google play