Escúchenos en línea

«La generosidad de ustedes me abruma» Empiezan en La Habana homenajes a Fidel

Agencias PL, AIN, DPA y AP. Desde La Habana. | 28 de Noviembre de 2006 a las 00:00
El homenaje al presidente Fidel Castro por su 80 cumpleaños comenzó este martes en Cuba con una exposición de 60 obras gráficas del pintor ecuatoriano Oswaldo Guayasamín, en presencia de decenas de amigos del mandatario. "La generosidad de ustedes me abruma", afirmó el presidente Fidel Castro en un mensaje transmitido la noche del martes a los más de mil 600 participantes en los homenajes por su cumpleaños 80, organizados por la Fundación Guayasamín. Con emocionadas palabras, el máximo líder cubano se excusó por no poder saludar personalmente a cada uno de los invitados -reunidos en el teatro Carlos Marx–, y expresó: "les pido perdón por mencionar un solo nombre, Oswaldo Guayasamín, porque él logró sintetizar muchas de las mejores virtudes de ustedes". En su mensaje, en el que reitera el pensamiento de José Martí de que "toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz", Fidel señaló que ha trabajado intensamente para garantizar en Cuba los objetivos de la proclama del 31 de julio. Ahora estamos frente a un adversario que ha conducido a Estados Unidos a un desastre de tal magnitud que el propio pueblo norteamericano, casi con seguridad, no le permitirá concluir su mandato presidencial, agregó. "Al dirigirme a ustedes, intelectuales y personalidades prestigiosas del mundo, estaba ante un dilema, no podía reunirlos en un pequeño local, sólo en el teatro Carlos Marx cabían todos los visitantes y yo no estaba todavía en condiciones, según los médicos, de afrontar tal colosal encuentro", expresó una nota firmada por el mandatario y leída por un locutor. En el mensaje evocó a su amigo, el Pintor de Iberoamérica, Oswaldo Guayasamín, y a los retratos que le hizo, y reiteró que fue la persona más noble, transparente y humana que había conocido. Su dimensión como ser humano no tenía límites. Mientras los seres humanos respiren, las obras de los creadores persistirán, remarcó Fidel. El Presidente cubano en otra parte de su mensaje hizo un llamado a preservar el medio ambiente de la irracionalidad de los países industrializados y ricos. También recordó que la Organización mundial para la vida silvestre, radicada en Suiza y considerada mundialmente la más importante ONG que controla el medio ambiente, declaró que las medidas de Cuba para protegerlo la convierten en el único país de la tierra con requisitos para desarrollo sostenible. Explicó que por ello el pasado día 23 envió un mensaje al Presidente venezolano Hugo Chávez, en el que lo exhortaba a adoptar un programa integral de ahorro energía que lo convertiría en un defensor mundial del medio ambiente y un ejemplo a seguir. "Tenemos el deber de salvar a nuestra especie", remató. "Entrañables amigos, que han hecho el honor de visitar nuestro país, me despido con gran dolor por no haber podido darles personalmente las gracias y abrazar a cada uno de ustedes", agregó el líder en su misiva. El saludo de Fidel se produjo al inicio de una gala de bienvenida de los artistas cubanos a los participantes en los festejos por su cumpleaños 80, acto en el que también intervino Alfredo Vera, de la Fundación Guayasamín. Vera se refirió a la trascendencia del mensaje de Fidel, a la continuación de las actividades previstas en su honor, y pidió a los presentes que, puestos de pie, respondieran con una larga ovación al mensaje del líder cubano.

Centenares de amigos en La Habana

La Casa Guayasamín, escogida en enero de 1993 por el ya fallecido artista para restaurarla y dejar testimonio de su quehacer, acogió a personalidades de varias partes del mundo, testigos del donativo de las 60 mejores obras gráficas del creador. El ex presidente ecuatoriano Rodrigo Borja, los intelectuales Thiago de Mello (Brasil) y Volodia Teintelboim (Chile), así como el cantante uruguayo Daniel Viglietti y la presidenta de las Madres de la Plaza de Mayo, la argentina Hebe de Bonafini, asistieron al acto. También se aguarda para los próximos días al presidente boliviano, Evo Morales, y al mandatario electo de Nicaragua, Daniel Ortega. La apertura del tributo al líder revolucionario estuvo encabezado también por el ministro cubano de Cultura, Abel Prieto, y el historiador de la Ciudad de La Habana, Eusebio Leal, entre otros. Saskia Guayasamín, hija del pintor y miembro de la directiva de la Fundación que lleva su nombre, destacó en presencia de su hermano Pablo la entrañable amistad que unió a su padre y al jefe de Estado cubano, ahora convaleciente de una operación quirúrgica. Destacó la restauración por parte de su progenitor de la casa situada en La Habana Vieja, devenida -dijo- vitrina de la obra del pintor y de una amistad que no tiene límites en el tiempo. La institución ecuatoriana cedió de sus fondos un conjunto de obras firmadas por el autor que enriquecerán la exposición permanente que muestra el arte de Guayasamín a quienes circulan por ese espacio de la capital, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Según confirmó este martes, hasta el momento hay 1,570 invitados de más de 80 países y todavía hay unas 300 personas "buscando acreditación a como dé lugar". Lo que aún no está seguro es si el propio Fidel Castro, quien el 31 de julio delegó temporalmente sus poderes para recuperarse de una intervención quirúrgica, estará presente en alguno de los homenajes. La primera esposa de Oswaldo Guayasamín, Maruja Monteverde, aseguró que el líder cubano acudirá este viernes a la clausura de los homenajes. "Lo vamos a tener el último día (1 de diciembre), él va a asistir. Va a asistir, confirmado", aseveró este martes Monteverde a periodistas en La Habana. Sin embargo, su hijo Pablo relativizó su presencia, aunque aseguró que el mandatario cubano está "al tanto de todo" lo que está pasando. "Para mí no es primordial la presencia del comandante (...) si viene, maravilloso. Si no viene, no pasa nada (...) ya en otro momento le daremos un abrazo", dijo. Tampoco el ministro de Cultura, Abel Prieto, quiso confirmar la presencia de Fidel Castro. "Realmente no sé el programa de Fidel. Sé que está informado de lo que está ocurriendo, ha estado preguntando, informándose, está al tanto del evento", declaró. A la actividad asistió igualmente el italiano Gino Doné, único extranjero vivo que fue expedicionario del yate Granma (1956), hecho dirigido por Fidel Castro y que marcó el reinicio de la lucha por la emancipación definitiva de Cuba. Leal recordó que Guayasamín -promotor desde hace varios años de celebrar el cumpleaños del mandatario- quiso "en tiempos difíciles (1993, pleno período de crisis económica aquí) escoger un espacio de lo más entrañable del patrimonio de la nación". El historiador señaló que Fidel Castro hubiera deseado asistir al comienzo del homenaje por su onomástico, pero "como nunca llegue hasta él con estas palabras todos los votos que de todo corazón hacemos por su salud y pronta recuperación". Los amigos del mandatario, afirmó Leal, desean su bienestar "para que por muchos años guíe no solo los pasos de nuestro pueblo, sino también de todos los hombres buenos y generosos del mundo que han sabido compartir la suerte de la revolución cubana". La que definió de "fiesta cubana, latinoamericana y mundial por Fidel" (Castro) consiste de una exposición pictórica, un megaconcierto internacional y un coloquio sobre la vida y obra del estadista. Según Pablo Guayasamín, directivo de la Fundación, él y sus parientes están felices por la reacción de todos los que decidieron acompañar esa celebración. "No esperábamos menos, la gente en el mundo entero ama y respeta profundamente al Comandante, y por eso, al haber tenido tan pocos días para organizar este evento, hay más de mil 500 personas inscritas" en el coloquio Memoria y Futuro: Cuba y Fidel. "Existen millones de personas en los países del Tercer Mundo que estarían deseosos de estar aquí junto al Comandante para decirle que lo que aspiramos es que pronto su salud se recupere para que esté entre nosotros", subrayó. Por su lado, Rodrigo Borja, quien conoció a Fidel Castro en 1985 durante la campaña contra el pago de la deuda externa, definió de gran placer y honor acompañar al mandatario en estas fechas, por lo que él significa para la unidad latinoamericana, puntualizó. Bonafini, entretanto, destacó que en la perseverancia por dar con el paradero de sus hijos desaparecidos en Argentina, tomaron del gobernante cubano "la defensa de la revolución, la honestidad, la verdad, la fuerza, la justicia, la rectitud". Viglietti destacó que en Cuba se constata el empeño por crear el hombre nuevo, aunque siempre prevalece la insatisfacción por esa búsqueda constante de una sociedad mejor, "gracias a Fidel (Castro)".

Descarga la aplicación

en google play en google play