Escúchenos en línea

Politólogos criollos reaccionan a visita de Shannon

Agencia AFP. Desde Managua. | 29 de Noviembre de 2006 a las 00:00
Estados Unidos se propone mejorar sus relaciones con Nicaragua y el resto de países de Centroamérica, sobre la base de las bondades que tiene la democracia para superar la pobreza y la desigualdad que imperan en la región. El subsecretario de Estado de Estados Unidos para América Latina, Thomas Shannon, en su visita a Managua, delineó su visión de lo que serán las relaciones bilaterales de su país con Nicaragua y Centroamérica. Estados Unidos está respondiendo "con realismo político" al acercarse a Nicaragua ya que no le interesa tanto que un gobierno sea de izquierda o de derecha, sino que "no provoque inestabilidad en la región y venga a crearle más problemas de los que ahora tiene por todos lados", dijo a la AFP el analista y escritor Róger Mendieta. Desde esa perspectiva, "la visita de Shannon es positiva para el país por la misma posición que ha adoptado el presidente electo Daniel Ortega. Hay una especie de interés de querer acercarlo o acercarse a él", añadió. El ex canciller Emilio Alvarez, en declaraciones a la prensa, consideró que la visita de Shannon es de mutua conveniencia para Estados Unidos y Nicaragua, en parte impulsada por el surgimiento de gobiernos de izquierda en América Latina. La llegada de Shannon desterró la duda sembrada desde Washington antes de las elecciones de que de ganar Ortega, no trabajaría con él y que "sería una relación muy difícil, muy conflictiva", agregó. Estados Unidos no descarta la posibilidad de entenderse con esos gobiernos "porque manejan relaciones con un mundo muy heterogéneo donde hay gobiernos de todo tipo y color, y entiendo que para ellos puede ser una buena hazaña mantener relaciones cordiales con un gobierno de izquierda en Latinoamérica", manifestó Alvarez. En esa misma línea el historiador y analista Aldo Díaz consideró que el gobierno estadounidense está obligado a replantearse su política exterior hacia América Latina, que ha sido abandonada por el conflicto en Irak, lo que ha coincidido con el surgimiento de gobiernos de izquierda en la región. La visita de Shannon puede ser indicativa de un cambio en la política exterior hacia Nicaragua, aunque hay resistencia a aceptar la unidad geopolítica de Latinoamérica, comentó. "Esta unidad geopolítica implica la pérdida real de la posición de Estados Unidos en el continente; en la forma todavía no encuentra cómo reiniciar una política de dominio sobre la región", argumentó Díaz.

Descarga la aplicación

en google play en google play