Escúchenos en línea

Zelaya reclama reconciliación de Lobo, pero con justicia

Tegucigalpa. Acan-efe. | 11 de Enero de 2010 a las 00:00
El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, dijo este lunes que coincide con el gobernante electo, Porfirio Lobo, en que el país necesita una reconciliación, pero con justicia, y aseguró que la amnistía que tratará esta semana el Parlamento busca favorecer a quienes le derrocaron. "Yo estoy de acuerdo con que haya reconciliación, pero la reconciliación es buscar que en Honduras haya justicia, que en Honduras se aplique la ley", recalcó el presidente telefónicamente a Radio Globo, desde la Embajada de Brasil en Tegucigalpa. Lobo dijo la semana pasada que Honduras necesita una reconciliación para superar la división interna generada por el golpe de Estado contra Zelaya, que permanece desde el 21 de septiembre pasado en la legación. "Nosotros queremos que en este país haya justicia, que los jueces sean independientes, que no obedezcan a influencias políticas, ni influencias económicas, que los jueces sean realmente garantes de las garantías de los propios ciudadanos y no más bien los que violan las garantías de los ciudadanos", agregó. El gobernante también indicó que desconoce el proyecto de amnistía que esta semana discutirá el Parlamento orientado a una reconciliación de los hondureños, tras la crisis política a raíz del golpe de Estado del 28 de junio de 2009, pero pronosticó que tratará de favorecer a quienes protagonizaron la asonada. "Con la amnistía los golpistas no quieren ver los delitos que han cometido aquí como un golpe de Estado que ha sido calificado por todos los juristas y todas las naciones y todos los países del mundo", dijo, al recordar que ese punto no está incluido en el Acuerdo Tegucigalpa-San José. "No está discutido, no se conoce el proyecto, no ha sido concertado con nadie, por tanto, no nos pronunciamos sobre ese proyecto", indicó Zelaya. Dijo que él sufrió la violación de sus garantías como ciudadano y como presidente de Honduras, pero que las sigue reclamando. "Soy una denuncia permanente ante el mundo sobre las violaciones que se están dando en Honduras, el pueblo de Honduras tiene que estar consciente de que sólo organizado puede defender sus propias garantías", acotó. Zelaya reiteró que el poder legislativo y la Corte Suprema de Justicia se unieron para derrocarlo, con apoyo de los militares y un grupo de empresarios. "Aquí tenemos una elite sumamente reaccionaria y conservadora, apoyada también por elites internacionales que lo que ven en estos países son como haciendas, para explotarlas para exprimir al pueblo", expresó Zelaya, cuyo mandato finaliza el próximo 27 de enero. Anunció que el Frente Nacional de Resistencia Popular que condena el golpe de Estado, marchará el 27 de enero para protestar "contra la dictadura que se ha instalado aquí con la pérdida de la democracia, que es lo que más lamentamos". Zelaya fue derrocado por los militares el 28 de junio pasado, cuando le restaban siete meses para que finalizara su mandato de cuatro años, que inició el 27 de enero de 2006.

Descarga la aplicación

en google play en google play