Escúchenos en línea

Tinoco y ex canciller Aguirre piden prudencia a Ortega con propuestas de integración centroamericana

Agencia AFP. Desde Managua. | 1 de Diciembre de 2006 a las 00:00
El presidente electo Daniel Ortega debe ser prudente con las propuestas de integración centroamericana que promueve con los gobiernos del istmo, para no interferir en los litigios territoriales que Nicaragua enfrenta con Honduras, Colombia y Costa Rica, opinan un político sandinista y otro liberal. La preocupación gira en torno a los anuncios hechos por Ortega de impulsar la unificación de las fronteras centroamericanas y promover la administración conjunta del Golfo de Fonseca entre Nicaragua, Honduras y El Salvador que comparten sus aguas en el Océano Pacífico. "Ortega debe tener mucho cuidado de no poner en peligro los derechos territoriales de los nicaragüenses", advirtió el diputado electo de la disidencia sandinista Víctor Tinoco, quien fue vicecanciller durante el primer gobierno que Ortega encabezó con el Frente Sandinista (FSLN) en los años 80. Ortega asumirá el próximo 10 de enero la presidencia de Nicaragua por un período de cinco años, en el cual le tocara enfrentar, entre otros desafíos, la fase final del juicio que Nicaragua promovió contra Honduras en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para reivindicar una franja marítima de 30.000 kms cuadrados que considera parte de su territorio en el Caribe. Durante su visita a Tegucigalpa, Ortega dijo que era "absurdo" el enfrentamiento limítrofe que había entre ambos países, que no deberían existir fronteras y que deberían de trabajar por el desarrollo de la zona marítima en conflicto. Las declaraciones de Ortega fueron desaprobadas por Tinoco, quien recomendó al nuevo jefe de Estado ser más "cuidadoso" con lo que dice y ofrece en materia de integración para no debilitar los argumentos que Nicaragua elevó a la CIJ, para defender su soberanía. Nicaragua presentó la demanda contra Honduras en diciembre de 1999, después que el congreso hondureño ratificó un tratado marítimo con Colombia que cercena 30.000 kms cuadrados de su territorio, que la CIJ podría resolver a finales del 2007. "Yo creo que la responsabilidad principal de un jefe de Estado (..) es defender a capa y espada lo que es del pueblo, la soberanía, la integridad territorial, y en eso yo le recomendaría más prudencia al Comandante Ortega", sugirió por su lado el ex canciller Francisco Aguirre (2000-02). Aguirre estima que Ortega debe ser ecuánime con la posición que el Estado de Nicaragua ha venido promoviendo para defender su soberanía no solo frente a Honduras, sino también ante Costa Rica, que en septiembre del 2005 demandó a Nicaragua ante la CIJ para exigir derechos de navegación armada por el nicaragüense río San Juan. El gobierno de Ortega debe prepararse para defender la soberanía sobre el río, en la contra memoria que deberá presentar ante la Corte en mayo del 2007, y alistar al mismo tiempo los argumentos de la demanda que promovió en diciembre del 2001 contra Colombia para recuperar 52.000 km2 de su plataforma marítima en el mar Caribe. Tinoco también recomendó al nuevo gobierno tener cuidado de no crear un foco de conflicto territorial con el proyecto de explotación y administración conjunta del Golfo de Fonseca, debido a que Honduras no tiene salida al Océano Pacífico, como Nicaragua y El Salvador. Al mismo tiempo, Honduras y El Salvador no terminan de ponerse de acuerdo sobre la posesión de la isla Conejo, ubicada en el Golfo.

Descarga la aplicación

en google play en google play