Escúchenos en línea

Dicen los europeos que el TLC es para hacer política y no negocios

Agencia AFP. Desde Managua. | 2 de Diciembre de 2006 a las 00:00
La Unión Europea (UE) busca en Centroamérica un socio político más que económico en la negociación de un acuerdo de asociación propuesto para el próximo año. "Nuestro interés en la región (Centroamericana) no es sobre lo económico, nuestro interés es político; necesitamos socios en un mundo global y para eso deben ser estables y en crecimiento", dijo en un encuentro con periodistas la embajadora Francesca Mosca, jefa de la delegación para Centroamérica. Desde el punto de vista comercial Centroamérica "no es un gran socio", pues apenas representa el 0,4% del comercio de Europa, pero en cambio la UE es el primer socio para la región en términos de cooperación, sostuvo Mosca. En el 2005, el balance comercial con la región fue negativo en mil millones de euros; sin Panamá y Costa Rica que son los dos grandes socios comerciales, la UE tiene un superávit, apuntó. De ahí que la firma de un acuerdo de asociación no es concebida de forma bilateral con cada país sino con la región en su conjunto, incluyendo a Panamá, explicó la diplomática. "Cada país no es un socio atractivo, la región los hace atractivo (...), y para la UE la región son seis países y esperamos negociar con todos, incluyendo a Panamá", añadió. Un acuerdo de asociación contribuirá a hacer de la región más estable y dar garantías de seguridad jurídica para atraer las inversiones, estimó la embajadora. "Nosotros valoramos la integración regional. (La UE) somos una aventura de integración regional (...) queremos una región centroamericana estable y que crezca como lo logramos nosotros. La division no hace la fuerza", insistió. Mosca insistió que para empezar las negociaciones el próximo año "queremos un negociador único o más bien un portavoz único", lo cual no significa que sea responsable de negociar todos los asuntos. Cada país tendrá un equipo y cada uno puede ser responsable de un asunto". Costa Rica se opone a la figura de un negociador único, que por acuerdo de Honduras, Nicaragua, El Salvador y Guatemala el nombramiento recayó en el canciller nicaragüense Norman Caldera. La designación de quien sea el portavoz de las negociaciones por Centroamérica "no es asunto nuestro", los países tendrán que ponerse de acuerdo, indicó Mosca. También demandó que para que den inicio las negociaciones, la región debe cumplir con sus compromisos de tener Unión Aduanera este mes, así como un tratado centroamericano sobre servicios, adquiridos previamente, aseguró.

Descarga la aplicación

en google play en google play