Escúchenos en línea

Juicios a Arnoldo Alemán no son presión política, se acata el mandato de la ley

Managua. El 19 Digital. | 27 de Enero de 2010 a las 00:00
El presidente del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), Gerardo Rodríguez, manifestó este miércoles que la reapertura de una serie de juicios que se encontraban en esa dependencia, entre ellos los casos de corrupción de Arnoldo Alemán, obedece al acato que se hizo a la Ley de Fijación de Plazo Razonable en Causas Pendientes del Código de Instrucción Criminal que fue aprobada el pasado 3 de diciembre del 2009. “La ley básicamente tiene los siguientes aspectos: ordena de manera expresa de que las causas que aún pertenecen al viejo Código de Instrucción Criminal deben ser resueltas para aquellos delitos menores de cinco años en diez días, para aquellos delitos que excedan los cinco años en 60 días”, señaló el magistrado Rodríguez. El pasado martes la Sala Penal Uno del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) resolvió reabrir dos causas por corrupción en contra del ex presidente Arnoldo Alemán. De acuerdo con lo explicado por Rodríguez, en esa época el ex presidente y ex reo por corrupción Alemán, por su condición de diputado de la Asamblea Nacional gozaba de inmunidad, por lo tanto no se pudo someter a un juicio. “¿Qué hizo el Tribunal de Apelaciones de Managua?, por mandato de la ley expresamente se vieron todas las causas y se está resolviendo todo lo que los diputados dicen que resolvamos en 60 días, es decir estamos cumpliendo con la orden de los diputados de que resolviéramos en 60 días (...) no se ha hecho nada que no sea o no tenga que ver con lo que la ley dice”, explicó. “Se ha dicho que es presión política, que ahora es para negociación, nosotros no sabemos nada de esas cosas, porque no estamos en eso, lo que sabemos es lo que dice la ley, y dice que los magistrados tienen 60 días para fallar, eso fue lo que hicimos, cumplir con lo que ellos nos dijeron que cumpliéramos”, señaló Rodríguez. La Ley de Fijación de Plazo Razonable en Causas Pendientes del Código de Instrucción Criminal entró en vigencia a partir de su publicación en La Gaceta, Diario Oficial del pasado 23 de diciembre. Alemán de esta manera tendrá que responder por dos causas, una por el famoso caso del “Narcojet”, donde el ex-presidente se paseaba junto a sus ministros y que después se comprobó se utilizaba para el traslado de estupefacientes. En esta causa el ex mandatario es acusado junto al ex Director General de Aduanas, Marcos Aurelio Sánchez, y el titular de Ministerio de Transporte e Infraestructura, Edgard “El Tigre” Quintana. La segunda causa es en perjuicio de la Administración Pública de Nicaragua, mejor conocida como el caso de las vaquillas del Instituto de Desarrollo Rural (IDR), donde también es señalado su ex director Eduardo “El Mono” Mena. Cabe destacar que en ambos casos el ex presidente Alemán fue acusado y denunciado por el ahora vocero del PLC, Leonel Teller, quien en el 2002 realizó una feroz campaña para que respondiera por los actos de corrupción y andaba del timbo al tambo denunciando, con legajos de "pruebas" en el sobaco, que el ahora su jefe se había robado 620 millones de dólares. El abogado del ex presidente y ex reo por corrupción, Mauricio Martínez alega que su cliente no puede ser señalado o acusado por juicios donde fue sobreseído, sin embargo la resolución del TAM manifiesta que los hechos por los cuales se acusó nunca fueron investigados, por lo tanto no se pudo abrir proceso. “Esos dos casos, el del narcojet y de la vaquillas, eran dos casos que estaban pendientes de resolución en el Tribunal de Apelaciones, esos dos casos salen ahorita porque entra en vigencia la ley en diciembre, en esos dos casos no se habían sido resueltas la apelación y ahora se resolvieron”, dijo el magistrado del TAM. “Lo que hicimos fue resolver, pero que es lo que pasa vimos que ahí había una nulidad sustancial, porque cuando el juez sobresee lo hace sin juicio, nunca hubo juicio en estos casos porque era inmune, entonces como no hubo juicio no hubo declaratoria indagatoria, no hubo nada, no hubo pruebas, dijo se sobresee así del aire por decirlo de una forma alegórica, cuando ocurre eso en el Tribunal de Apelaciones miramos que ni siquiera hubo juicio y se resuelve nulo lo actuado”, completó. Rodríguez señaló que la consecuencia inmediata al declararse una nulidad absoluta, es que todo el proceso vuelve a un punto cero, lo que implica que el juicio tiene que llevarse nuevamente desde su inicio. “Esa es la consecuencia que tiene una nulidad, como nunca hubo juicio la consecuencia que tiene que es tiene que haber un juicio y el juez tiene que fallar, ahora con una situación particular, puede condenar o no condenar, pero también puede haber apelación y también puede haber casación”. De llevarse los juicios en estos dos casos, los mismos podrían caer en el Juzgado Primero de Distrito Penal, a cargo de la doctora Irma Laguna Cruz.

Descarga la aplicación

en google play en google play