Escúchenos en línea

Según uno de los Somoza, miembros del FSLN tienen «buenas relaciones» con «el Chigüín»

Agencia EFE. Desde Managua. | 4 de Diciembre de 2006 a las 00:00
Álvaro Somoza Urcuyo, uno de los descendientes de la familia de dictadores de los Somoza, reveló que su primo, Anastasio Somoza Portocarrero "El Chigüín", tiene buenas relaciones con algunos miembros del FSLN "con quienes se ha comunicado por años". Somoza Urcuyo es hijo del ex presidente Luis Somoza Debayle (1957-1967) y sobrino del ex dictador Anastasio Somoza Debayle (1967-1979), ambos a su vez, hijos de Anastasio Somoza García y quienes impusieron una dictadura en el país. El descendiente de los dictadores ofreción una entrevista al Canal 12 de televisión y al ser preguntado si su primo "El Chigüín", quien dirigió la Guardia Nacional que se enfrentó con la insurrección sandinista en 1979 y vive en Guatemala, consideraba la posibilidad de regresar a Nicaragua, Alvaro dijo que no sabía. Sin embargo, aseguró que "Tachito" "tiene buenas relaciones con algunos miembros del FSLN", que no identificó, con quienes "se ha comunicado por años". Afirmó que pese a estar ideológicamente en acera opuesta con los sandinistas, se identifica con "muchos" proyectos de ese colectivo y en otros, de "ciertas medidas populistas", no. Según la agencia EFE, Somoza Urcuyo, espera que el presidente electo, Daniel Ortega, administre con "responsabilidad" su segundo mandato. "Espero que (Ortega) asuma su destino con responsabilidad y la oportunidad de oro que tiene para reivindicar el historial de su partido", expresó Somoza Urcuyo, en entrevista al canal 12 de la televisión local. Ortega, que fue jefe de Estado de 1985 a 1990, tras haber coordinado la junta de Gobierno del FSLN que se instauró en 1979 al ser derrocada por las armas la dictadura de Anastasio Somoza Debayle, asumirá su segundo mandato el 10 de enero próximo por un período de cinco años. Alvaro Somoza, que ha vivido en EEUU desde 1979, aseguró que esta vez no se irá del país por el triunfo de Ortega. "No hombre, para nada. Jesús, la primera vez que el Frente Sandinista (de Liberación Nacional) llegó al poder (en 1979), llegó con las armas y obviamente sentí que era peligroso quedarme, como lo fue para muchas personas", sostuvo el descendiente de la familia Somoza, que apoyó en los comicios pasados al ex candidato liberal a la presidencia, José Rizo. Sandinistas y somocistas, enconados rivales históricos, se enfrentaron en el pasado en una guerra que dejó más de 75.000 muertos. Los Somoza rigieron los destinos del país desde 1936, cuando el padre de la dinastía, Anastasio Somoza García, destituyó al presidente electo, Juan Bautista Sacasa. Dos años antes había asesinado al General de Hombres Libres Augusto C. Sandino, y desde 1930 había sido nombrado jefe de la Guardia Nacional. Somoza García fue acribillado a tiros por el patriota Rigoberto López Pérez el 21 de septiembre de 1956, pero su poder pasó a manos de sus hijos: Luis y Anastasio Somoza Debayle, hasta el 19 de julio de 1979, cuando este último fue derrocado por la guerrilla sandinista. Los sandinistas en el poder confiscaron los bienes a la familia Somoza por considerar que todo lo que tenían lo habían robado al pueblo nicaragüense. "Yo no tengo por qué asumir que el Gobierno del comandante Ortega va a volver a los años 80", señaló Alvaro, al ser consultado sobre esa posibilidad. "Es más, espero que en la medida de que él (Ortega) y su Gobierno vayan, por decir localmente, a como decimos, limpiándose la cara del pasado, en esa medida mi familia venga más y más a cooperar con el desarrollo", agregó Dijo que en lo personal se quedará en Nicaragua sin hacer "sombra a nadie", sino que dedicado a promover la producción agrícola y sus negocios personales. "Es más, espero ayudarle a este Gobierno, no de forma directa, sino que en forma indirecta, como un productor, y espero que este Gobierno me ayude a mí en forma indirecta como tal", añadió.

Descarga la aplicación

en google play en google play