Escúchenos en línea

Oposición venezolana frente a nuevo reto

Fabiola Sánchez, agencia AP | 4 de Diciembre de 2006 a las 00:00
Derrotada, pero con casi cuatro millones de votos que representan 40% del electorado del país, la oposición venezolana comienza un nuevo camino para tratar de reconquistar espacios de poder. La posibilidad de que la oposición pueda recomponerse del fracaso que sufrió en los comicios del domingo, en los que mandatario Hugo Chávez logró un contundente triunfo al obtener casi seis millones de votos, constituye en opinión de los analistas una incógnita debido a que dependerá de los pasos que siga hacia futuro la dirigencia opositora. José Vicente Carrasquero, gerente del comando de campaña del candidato presidencial perdedor y gobernador Manuel Rosales, expresó el lunes a la AP que independientemente de los resultados adversos lo vital para la oposición es mantenerse unida, e "ir reconquistando espacios de poder". "El partido del gobierno tiene una fortaleza tan grande, eso requiere que la unidad continúe, eso requiere que no haya una atomización de la oposición porque en la medida en que atomiza pierde contundencia y pierde fuerza", afirmó Carrasquero. Sostuvo que lo "importante es que el gobernador Rosales tenga la capacidad de seguir coordinando ese movimiento unitario". Rosales, de 53 años, anunció la madrugada del lunes, al reconocer la derrota, que en sus planes futuros estará el mantenerse en la lucha política en la calle. "Hoy iniciamos la lucha por la construcción de un nuevo tiempo para Venezuela... voy a seguir en la calle luchando por el pueblo de Venezuela, por la democracia, por la libertad", dijo el candidato en un breve discurso que ofreció a decenas de seguidores en su comando de campaña. Sin embargo, Carrasquero reconoció que los sectores radicales, que consideró como una "minoría" dentro de los detractores del gobierno, constituyen un riesgo para mantener la unidad de la golpeada oposición venezolana que durante ocho años consecutivos sólo ha cosechado reveses electorales. Dejó entrever que entre los planes futuros de la oposición podría estar la convocatoria de referendos revocatorios de mandatos de gobernadores y alcaldes a partir del próximo año. "Es posible realizar referendos revocatorios de gobernadores y alcaldes y eso puede ir ya abriendo espacios para que la oposición tenga momentos en los cuales pueda ir reconquistando espacios de poder", puntualizó. Al respecto, el directivo de la encuestadora privada Datanálisis, Luis Vicente León, afirmó que "esas mismas encuestas que daban ganando Chávez, te decían que hay un montón de estados y alcaldías en donde el alcalde y el gobernador chavista pudiera ser revocado... (allí) hay una opción de lucha concreta inmediata para la oposición que te permite, además, tener como un horizonte de pelea política". León expresó que la posibilidad que de que Rosales se pueda mantener como cabeza de la oposición constituye un enigma porque dependerá de como él maneje la derrota. Insistió en que los sectores radicales de la oposición pueden convertirse en el gran enemigo de Rosales al responzabilizarlo directamente del fracaso de los comicios presidenciales. Chávez que asumió el poder por primera vez en 1999, ganó el domingo en todos los estados de Venezuela, incluida la región petrolera del Zulia, donde Rosales es gobernador. León dijo que el revés que sufrió Rosales en el Zulia constituye un "riesgo" para el dirigente, porque lo pone a las puertas de un eventual referendo revocatorio de mandato que fue anunciado recientemente por el propio Chávez. El analista señaló que la pérdida del Zulia, donde se concentra la mayor cantidad de votantes del país después de la región capital, pone a Rosales en una situación complicada ya que le quita su piso político que siempre fue uno de sus avales como dirigente opositor. "Ahora todo depende de cómo él maneje (la derrota)", añadió.

Descarga la aplicación

en google play en google play