Escúchenos en línea

Otra vez el calvario del racionamiento. Generadoras apagan plantas porque Fenosa está morosa

Agencias AFP y PL. Desde Managua. | 4 de Diciembre de 2006 a las 00:00
Los nicaragüenses podrían celebrar a oscuras las tradicionales fiestas de la Purísima, de Navidad y de Año Nuevo, a causa de un déficit en la producción de energía. Y de remate, las plantas que Venezuela ha prometido, vendrán entre enero y marzo. "Estos cortes (de energía) van a seguir tristemente (...) ojalá que las temperaturas ayuden a que la demanda sea menor porque así el consumo disminuye", declaró el presidente de la Empresa Nicaragüense de Electricidad, Frank Kelly. La crisis energética que afecta al país desde abril podría aliviarse a inicios de 2007 con el apoyo de Venezuela al gobierno del presidente electo Daniel Ortega, mediante la entrega de cuatro plantas de generación que aportarían al sistema eléctrico 60 megavatios, según fuentes diplomáticas que prefieren el anonimato. Ortega estaría en conversaciones con la empresa Petróleos de Venezuela para implementar medidas de emergencia a la crisis energética al asumir el gobierno el 10 de enero, señalaron las fuentes. Los apagones eléctricos que habían cesado en noviembre se reanudaron la semana pasada con racionamientos de hasta cuatro horas diarias en todo el país. La empresa de distribución eléctrica, la española Unión Fenosa, anunció este lunes un plan de racionamiento de cuatro horas por sectores, debido a un déficit de energía de hasta 70 megavatios. Kelly manifestó que además de las fallas técnicas en las plantas termoeléctricas, hay incumplimiento de pago de Unión Fenosa a algunas empresas generadoras que las obligó a apagar las turbinas. Los racionamientos podrían reducirse si Unión Fenosa paga por la energía entregada a la generadora privada Amfels de Corinto, señaló el funcionario. Desgraciadamente sí habrá apagones en diciembre, confirmó el director de la Comisión Nacional de Energía, Ernesto Espinoza, en declaraciones este lunes a la prensa local y extranjera. Según Espinoza, sólo queda esperar que las temperaturas se mantengan frescas en los próximos días, "para que ayuden a reducir la demanda". Explicó que los problemas de generación obedecen a la sequía que afecta a las hidroeléctricas, a los problemas técnicos en algunas plantas térmicas y, por último, a la falta de pago de la empresa distribuidora, Unión Fenosa, a las generadoras. Espinoza reiteró que la solución a los prolongados apagones, que desde hace varios meses afectan a más de 600 mil nicaragüenses, está en la contratación de una planta generadora instalada sobre una barcaza. La propuesta, sin embargo, fue rechazada por la Contraloría, que alegó problemas legales con la licitación. Espinoza dijo desconocer las negociaciones que realiza el futuro gobierno sandinista con Venezuela para contratar cuatro plantas térmicas con una capacidad total de generación de 60 megavatios. Ojalá que sea cierto que vienen cuatro plantas de Venezuela, aseguró. El presidente Enrique Bolaños, por su parte, culpó este lunes a los diputados de la Asamblea Nacional de la crisis energética. Venezuela contribuirá a aliviar a corto plazo la crisis energética mediante el envío de cuatro plantas con una capacidad total de generación de 60 megavatios, para lo cual realiza gestiones el presidente electo Daniel Ortega, con una filial de la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), informa Prensa Latina (PL). Hay plena intención de brindar ayuda en los primeros meses del nuevo gobierno que empieza el 10 de enero, asegura la agencia PL. El acuerdo que estaría negociando el líder sandinista con PDV Caribe prevé el traslado a la nación centroamericana de cuatro plantas generadoras de 15 megavatios cada una. La empresa venezolana suministraría además el combustible necesario para operar los generadores. Nicaragua consume alrededor de 400 megavatios diarios, de los cuales el 70% es generado con bunker, un derivado del petróleo. PDV Caribe tiene suscrito un convenio con la Asociación de Municipios de Nicaragua desde abril pasado, para el suministro de 10 millones de barriles de petróleo anuales, en condiciones ventajosas de pago. Los términos del contrato entre la empresa y las alcaldías, y que según Ortega pasará a ser de gobierno a gobierno cuando el asuma la presidencia del país, establecen el pago del 60 por ciento del combustible en un término de 90 días. La ventaja radica en que el 40 por ciento restante disfruta de un crédito de 23 años, dos de gracia y uno por ciento de interés, además de que puede ser pagado con productos nicaragüenses como frijol y maíz. Por lo pronto, la celebración de "La Gritería", el 7 de diciembre, en que se celebra la fiesta de la Purísima Ascención de la Virgen María, podría verse disminuida por la oscuridad.

Descarga la aplicación

en google play en google play