Escúchenos en línea

Proyecto de amnistía lejos de unir divide a la oposición

Managua. Informe Pastrán. | 3 de Febrero de 2010 a las 00:00
El ante proyecto de amnistía general que abarca a ex funcionarios de tres administraciones de gobierno anteriores al FSLN y a dirigentes liberales, entre 1990 y el 2007, lejos de unificar a la oposición, los ha dividido. Al menos 25 grupos de presión, partidos políticos, organismos de derechos humanos y hasta el Arzobispo de Managua, Monseñor Leopoldo Brenes, se oponen en que se apruebe un perdón y olvido tan amplio y que involucre delitos comunes y económicos. La iniciativa fue lanzada sin paracaídas, porque los liberales la sometieron inconsultamente con todos los sectores de la vida nacional y ahora dependen de los votos de la ALN para hacer mayoría en la mesa legislativa y el plenario y enfrentan un rechazo, no solamente del Gobierno y del FSLN, sino de otros sectores con quienes venían hablando para crear una gran coalición opositora para el 2011. Hasta ahora las cúpulas empresariales, institucionalmente, se han mantenido distantes. La Unión Cívica por la Democracia rechazó esta tarde la posibilidad de una amnistía, fustigó la politización del poder judicial y responsabilizó al ex presidente Arnoldo Alemán, uno de los que busca la amnistía. "El Poder Judicial de Nicaragua carece de toda legalidad y legitimidad, producto de la manipulación de la justicia con fines políticos y/o económicos. Los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia funcionan como operadores políticos de los partidos y defienden los intereses de los caudillos por quienes fueron nombrados en tan altos cargos. La corrupción y el desprecio por la Constitución Política y las leyes demostrado por ese Poder del Estado es consecuencia de la lógica del pacto entre Ortega y Alemán", expresan. Declaran que "la única solución cívica y democrática es atacar la raíz del problema, con el nombramiento de personas capaces, honestas e independientes en las Magistraturas y Cargos del Poder Judicial, Poder Electoral, Contraloría General de la República y Procuraduría de Derechos Humanos". "Rechazamos el proyecto de ley de amnistía, por considerar que amnistías de cualquier tipo, lejos de resolver los problemas políticos, sociales y económicos del pueblo de Nicaragua, promueven la impunidad, deforman la conciencia ética de la población y se convierten en un instrumento para satisfacer intereses particulares", dijo la UCD. "Esta lógica, que ha prevalecido en el pasado, ha tenido desastrosas consecuencias para la institucionalidad y el Estado de Derecho. Exigimos que en estas elecciones de magistrados se ponga el interés de Nicaragua por encima de los intereses partidarios y de los temores personales, solicitando a quienes no están dispuestos en resistir a las presiones y chantajes, retirarse de la vida pública para que el país no siga rehén de este tipo de política antidemocrática", dijeron.

Descarga la aplicación

en google play en google play