Escúchenos en línea

Dos enviados de la Internacional Liberal a reunión con sus peleles para enyuntarlos

Managua. PL. | 4 de Febrero de 2010 a las 00:00
Representantes de la Internacional Liberal (IL) se reunieron este jueves aquí con los principales líderes de la oposición, para ayudarlos a superar la división interna y a lograr cohesión con vistas a las elecciones presidenciales del 2011. La delegación se encuentra desde ayer en esta capital y está integrada por el rumano Crstian David, el español Carles Llorens -ambos vicepresidentes de IL- y el británico Emil Kirjas, secretario general de esa organización política internacional fundada en Londres en 1947. El objetivo de la visita es "apoyar la unidad del liberalismo nicaragüense" señaló en un comunicado la fundación alemana Friedrich Naumann, estrechamente vinculada a IL. Christian Luth, director regional de esa fundación para Guatemala, Nicaragua y Honduras, precisó que la delegación de IL "evaluará el avance de la unidad entre liberales" a partir del compromiso asumido en ocasión de la visita que realizó a Nicaragua en noviembre del pasado año el eurodiputado holandés Johannes Van Baalen, escribe hoy el diario La Prensa. Cuando estuvo en Nicaragua en noviembre pasado, en su condición de presidente de IL, Van Baalen fue acusado por el presidente Daniel Ortega de haber sondeado con altos mandos militares nicaragüenses la posibilidad de que ejecutaran un golpe de estado similar al perpetrado en Honduras, por lo que fue expulsado del país. Previamente, Van Baalen había estado en Tegucigalpa, donde calificó a Roberto Micheletti, entonces presidente de facto de ese país, de "libertador de las Américas" y lo designó vicepresidente de IL. Por lo pronto, la delegación de IL que arribó ayer a Managua tenía previsto reunirse con el ex presidente Arnoldo Alemán, líder del Partido Liberal Constitucionalista (PCL), y con el ex canciller y actual diputado Eduardo Montealegre, quien encabeza el Movimiento Vamos con Eduardo. Ambos son las cabezas visibles más prominentes de la oposición al gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), presidido por Daniel Ortega. Pero las aspiraciones de Alemán y Montealegre de desalojar al FSLN del poder en las elecciones presidenciales del próximo año chocan, en primer lugar, con los antecedentes de ambos, pues son acusados de diversos delitos, principalmente corrupción, fraudes, desfalcos y malversación, entre otros. Son precisamente esos antecedentes negativos los que ambos pretenden ahora borrar con el polémico intento de hacer aprobar en el Parlamento una ley de amnistía sobre los delitos cometidos desde de abril de 1990 a enero de 2007, período que comprende los gobiernos neoliberales encabezados por Violeta Chamorro, Alemán y Enrique Bolaños.

Descarga la aplicación

en google play en google play