Escúchenos en línea

Fiebre del oro en Tirángulo Minero, RAAN

Managua. Informe Pastrán. | 9 de Febrero de 2010 a las 00:00
Los altos precios del oro a nivel internacional ha despertado una fiebre del precioso metal en Nicaragua, igual a como lo vivió California allá por el año 1849, en Estados Unidos. El diputado Agustín Jarquín Anaya dijo a Informe Pastrán que el fin de semana pudo comprobar en el Triangulo Minero, particularmente en Siuna, que centenares de personas se han dedicado a buscar nuevas vetas en viejas minas abandonadas y otros centenares de guiriseros están dedicados a la limpia y comercialización de pepitas de oro. "Hay una fiebre de oro. Uno llega a Siuna y se encuentra a la gente, a los güiriseros dentro de las minas, sacando oro, más o menos como en San Francisco (Clifornia), eso es lo que se ve", anotó. Jarquín resaltó que ante la creciente actividad comercial en esa zona también han crecido los asaltos y hechos de sangre y secuestros por parte de grupos delincuenciales que transitan en la zona fuertemente armados, por lo que llamó a la Jefa de la Policía Nacional, Primera Comisionada Aminta Granera a tomar cartas en el asunto. En Bonanza habitan unas 30 mil personas en 17 barrios y solamente se cuenta con 6 policías y 8 voluntarios. "Ahí están operando bandas delincuenciales fuertemente armadas, por esta fiebre del oro, y esto se puede salir de las manos y para evitar que haya mayor daño y que el desarrollo de la economía y temas de propiedad no se vean afectados", apuntó. Este martes en la Bolsa de Valores de Nueva York la onza de oro se valoraba en 1,077 dólares. Bosawás Necesita atención En la reserva de Bosawas existe sin duda un avance de la frontera agrícola que ya pasó la zona de amortiguamiento y casi se encuentra en la llamada zona núcleo en una agresiva tale ilegal. Pese a que la Procuraduría de la Propiedad y el CONADES han titulado 11 mil kilómetros cuadrados de territorio en la costa Caribe a favor de comunidades indígenas, hay colonos o campesinos que están siendo inducidos y pagados por gente de muchos recursos para que avancen dentro del territorio de Bosawas. Los esfuerzos por contener esta situación por parte del MARENA han sido buenos pero insuficientes. Por ejemplo, en Rosita la fiscalía atiende a Bonanza, Rosita y Alamikamba unos 5 mil kilómetros cuadrados para 90 mil personas y solamente tienen 2 personas y una bicicleta para movilizarse. Jarquín aseguró que ante la noticia de que el gobierno va a comenzar a construir un puerto de aguas profundas en Monkey Point, que iniciará también el Canal Seco y el Canal Interoceánico, así como el proyecto energético Tumarín, hay gente con muchos recursos que andan comprando tierras baratas y contratando campesinos para que avancen la frontera agrícola en Bosawas.

Descarga la aplicación

en google play en google play