Escúchenos en línea

Crisis energética será cada vez peor

Agencia DPA. Desde Managua. | 6 de Diciembre de 2006 a las 00:00
Aunque en este mes de diciembre vienen al país cuatro plantas eléctricas de Venezuela, no podrán entrar en funcionamiento sino hasta enero, y por lo tanto, habrá mayor racionamiento de energía eléctrica durante todo el mes. Peor aún: cuando entren a funcionar, solo producirán 60 megavatios, la mitad del déficit, y por lo tanto, no eliminan la escasez de energía.

MÁS INFORMACIÓN

Crisis energética amenaza «luna de miel» Según las autoridades, el consumo diario de energía es de 450 megavatios y en este momento el déficit supera los 120 megavatios. Cuando todas las plantas están operando, durante el día el déficit es de 30 megavatios y por la noche es de 45 megas. Pero esto varía día con día. Por ejemplo, la noche del lunes, la brecha subió a 65 megas entre seis y nueve de la noche, y eso causó mayor cantidad de apagones. A tan calamitosa situación se sumó el daño reportado este martes por Fenosa en su sistema de abastecimiento para el municipio El Crucero (vecino a Managua) sede de todas las antenas de radio FM y televisión. A partir de esta semana, la multinacional española Unión Fenosa, que distribuye la electricidad, aplicó un nuevo plan de racionamiento que incluye cortes de luz de cuatro horas continuas a nivel nacional. El alcalde de Managua, Dionisio Marenco, advirtió que los nicaragüenses afrontarán "problemas muy serios" en las próximas semanas por la falta de energía eléctrica, pese al envío desde Venezuela de cuatro plantas eléctricas que generarán 60 megavatios. Marenco dijo que los módulos eléctricos, de 15 megavatios cada uno, fueron gestionados por la empresa Alba Petróleos de Nicaragua (Albanic) en el marco de un acuerdo petrolero suscrito en abril entre la estatal PDVSA y las alcaldías nicaragüenses. "Las plantas venezolanas serán colocadas en las afueras de la capital y ayudarán a paliar el déficit de energía que va a ser muy serio en los próximos días y meses", indicó. Aclaró que las estaciones eléctricas no podrán operar antes de enero próximo, por lo cual "diciembre será un mes muy difícil" debido a las esperadas alzas en el precio internacional del crudo y al fin de la temporada lluviosa en Centroamérica. Marenco añadió que aun cuando las plantas venezolanas entren en funcionamiento dentro un mes, apenas "resolverán la mitad del problema" de escasez de energía en el país, que enfrenta un déficit superior a los 100 megavatios. El alcalde culpó al presidente saliente, Enrique Bolaños, por no haber invertido en proyectos de generación hidroeléctrica y geotérmica, trabajo que deberá afrontar el futuro mandatario sandinista Daniel Ortega, que asumirá el próximo 10 de enero. "Queremos que el nuevo gobierno (de Ortega) entre dando soluciones a un problema que estamos heredando del viejo gobierno", señaló el alcalde sandinista. Con plantas hidroeléctricas obsoletas que a menudo presentan fallas técnicas, Nicaragua ha afrontado este año constantes apagones y racionamientos de energía programados, de hasta 10 horas diarias en todo el país. El presidente de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL, estatal), Frank Nelly, dijo el martes que no puede garantizar el funcionamiento de todas las plantas a su cargo, porque al menos dos termoeléctricas han entrado en mantenimiento urgente "porque estaban a punto de explotar", según advirtió el personal técnico. Kelly además reveló que Fenosa sigue en mora con los dueños de las generadoras eléctricas. La deuda de la transnacional es superior a los 17 millones de dólares y si no cancela al menos el 50%, las plantas serán paralizadas. "Estamos haciendo todo lo posible para que el día de La Gritería (la fiesta de la Purísima, este 7 de diciembre) se baje a lo mínimo el racionamiento, para que el pueblo de Nicaragua pueda celebrar sin apagones, pero no podemos garantizar, tanto el sector privado como el Gobierno, que no haya apagones, pero estamos haciendo lo imposible para que no haya cortes", indicó Kelly. Sin embargo, Kelly asegura aunque Fenosa tiene "problemas de pago, pero están haciendo un gran esfuerzo y no me puedo quejar, pero sí es una deuda que es un poco pesada, aunque han demostrado mejoría en los pagos mensuales". El presidente de ENEL también anunció que el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) aprobó un préstamo para mejorar la capacidad de generación de algunas turbinas de las plantas eléctricas estatales hasta producir 18 megas, pero sus resultados se sentirán hasta dentro de, cuando menos, ocho meses.

Descarga la aplicación

en google play en google play