Escúchenos en línea

Haití continúa la marcha, tras tres días de vigilia por deudos

Puerto Príncipe. PL. | 15 de Febrero de 2010 a las 00:00
Luego de tres días de oraciones por las víctimas del terremoto, Haití recobró este lunes la dinámica de vida que logró restituir semanas después del sismo. Los bancos y comercios abrieron sus puertas, se reanudaron las labores de recogida de escombros y basura en ésta y otras ciudades, y quienes lograron salvar su empleo luego del movimiento telúrico retornaron a sus trabajos. La lucha por la supervivencia continúa en los improvisados campamentos de plazas y parques, a donde la ayuda internacional llega con intermitencias. "Tenemos que organizarnos los haitianos, todo no puede depender de las ayudas, el futuro de este país es nuestro, la ayuda es importante, pero nosotros tenemos que contribuir", comentó a Prensa Latina el joven Laine Stanley, quien estudiaba en la Facultad de Ciencias Humanas. Stanley nos dijo que ya no tiene escuela, pues fue destruida por el terremoto, y ahora labora como traductor de los médicos de Venezuela que laboran en los campamentos donados por ese país para los damnificados en Leoganne. "Aunque no hay prácticamente trabajo, los haitianos tienen que salir a la calle a procurar un empleo, hay que producir", comentó. De acuerdo con Stanley, el país debe poner énfasis en la agricultura y aprovechar la venidera temporada de lluvias, a pesar de que los fertilizantes no abundan. El Ministerio de Educación planea reiniciar las clases a partir de abril próximo en las zonas directamente afectadas por el devastador terremoto del 12 de enero, con la intención de que los estudiantes no pierdan el año escolar. Según las autoridades, el 80 por ciento de las escuelas sufrieron graves daños, y de éstas el 30 por ciento quedó totalmente destruido. El aeropuerto internacional de Haití, una instalación fundamental para la economía del país, reabrirá el viernes próximo para las líneas aéreas comerciales. Desde el día del sismo, la terminal Toussaint Louverture sólo fue empleada para recibir vuelos militares y con ayuda humanitaria, y opera bajo control de las fuerzas armadas de Estados Unidos. La policía haitiana ha aumentado su presencia en las calles, y en conjunto con fuerzas de la ONU logró apresar a más de cinco mil presos que habían escapado de las cárceles el día del sismo. Se calcula que el 12 de enero más de seis mil reos huyeron de las cárceles haitianas destruidas y sin vigilancia, la mayoría de ellos prófugos de la penitenciaría de esta capital. La víspera, de visita en Santo Domingo, el primer ministro haitiano, Jean Max Bellerive, señaló que el país necesitará unos 10 mil millones de dólares en cinco años para levantarse de las ruinas y que debe iniciar su refundación sin demora, incluso antes de que la comunidad internacional acuerde un plan para reconstruirlo. Definió como prioridad, el millón y medio de personas que viven ahora en la calle, al quedar destruidas sus viviendas, de ahí que el objetivo inmediato es comenzar el levantamiento de casas prefabricadas.

Descarga la aplicación

en google play en google play