Escúchenos en línea

Crean mosquito que no vuela para combatir dengue

Londres y Bogotá. Agencias. | 22 de Febrero de 2010 a las 00:00
Una nueva variedad de mosquitos modificados genéticamente para no volar podría frenar la transmisión del virus del dengue, según un estudio de investigadores de las universidades de Oxford y California. El experimento, publicado el lunes en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, creó una variedad de mosquito cuyas hembras están incapacitadas para volar debido a la interrupción provocada del desarrollo de los músculos de sus alas. Los machos de esta variedad carecen de síntomas visibles de su alteración genética pero, cuando se aparean con hembras salvajes, los mosquitos hembra de la siguiente generación nacen ya sin poder volar. Hasta ahora, el experimento se ha realizado en laboratorios, pero se espera que la nueva variedad de esos insectos pueda ser puesta en libertad en 2011. Según indicó Luke Alphey, investigador de la firma Oxford Insect Technologies (Oxitec) asociada a la universidad inglesa, esa puesta en libertad supondría la desaparición de los mosquitos nativos en entre seis y nueve meses. La fiebre del dengue, un virus que se transmite por la picadura de la hembra del mosquito Aedes aegypti, afecta cada años a entre 50 y 100 millones de personas. Aunque hay estudios en marcha sobre la prevención y cura del dengue, el uso generalizado de una vacuna contra el virus aún llevará muchos años, asegura Alphey, quien opina que hasta entonces, el control del mosquito será la única forma de controlar la enfermedad. "Si reducimos el número de mosquitos podremos reducir la transmisión del dengue y con ello la mortalidad de personas", señala en un comunicado otro de los miembros del proyecto, Anthony James, profesor de microbiología y genética molecular en la Universidad de California. La propuesta de este equipo supone además una alternativa segura y eficiente para combatir el dengue frente a los dañinos insecticidas, que dejan siempre residuos tóxicos, añade Alphey. Los investigadores han destacado también que todos los habitantes de las áreas tratadas se beneficiarían de la medida, y coinciden en la posibilidad de aplicarla a otras especies de mosquitos transmisoras de enfermedades como la malaria o la fiebre del Nilo Occidental. Los países con más casos de dengue registrados entre 1995 y 2008 fueron Brasil, Colombia, El Salvador, Nicaragua, Guatemala, Honduras, México, Perú y Venezuela, mientras que en Argentina, Bolivia, Costa Rica y Paraguay la transmisión de la enfermedad se ha incrementado considerablemente en los últimos cinco años. Guerra contra el dengue Los gobiernos de América Latina se preparan para enfrentar el avance del dengue en la región que, según los últimos reportes oficiales, deja casi dos millones de casos confirmados y 37 víctimas fatales en lo que va corrido del año. Las autoridades sanitarias en la región del Cono Sur se preparan para hacer frente a lo que podría ser una fuerte epidemia de dengue. Las autoridades sanitarias en la región del Cono Sur se preparan para hacer frente a lo que podría ser una fuerte epidemia de dengue. Colombia encabeza la lista de decesos con 18 fallecidos, de acuerdo con el Ministerio de la Protección Social, que informó de 14.801 enfermos, motivo por el cual se decretó la alerta "verde hospitalaria", que garantiza la oportuna prestación de los servicios de salud en los hospitales públicos y privados del país. A pesar de que para el Ministerio de Salud de Brasil la situación todavía no merece la consideración de epidemia, alertó sobre la presencia del serotipo 1, que no ha predominado en la nación durante los últimos diez años. Allí, el peor balance es para Goiana, con más de 25.000 infectados y cinco muertos, seguido de Mato Grosso (15.300 enfermos y la presunción de ocho víctimas fatales), Mato Grosso do Sul (15.000 pacientes y dos muertes en investigación) y el Distrito Federal (más de 1.400 enfermos y dos muertos). Las alarmas se prendieron igualmente en Paraguay con 477 contagios, 1.653 pacientes sintomatológicos y la posible presencia de las variantes DEN-1, DEN-2 y DEN-3. La Dirección General de Vigilancia Sanitaria del Ministerio de Salud informó que la eventual existencia del DEN-2 en el departamento de Amambay "no tiene antecedentes epidemiológicos" y hace "sospechar la adquisición de la cepa fuera de nuestras fronteras", en la ciudad brasileña de Campo Grande, en el estado de Matto Grosso do Sul. Aunque sin especificar la variante, los 465 casos confirmados en Argentina ratifican que la epidemia toma fuerza en el sur del continente, en Misiones, en la frontera con Brasil y Paraguay, como la provincia más afectada, con 428 enfermos desde mediados de diciembre, cuando se declaró la "alerta amarilla". Igual situación se presenta en Bolivia, donde hace dos semanas se confirmó el fallecimiento de una niña de dos años en la población cruceña de San Matías (frontera con Brasil) y cuyas autoridades han reportado en seis de sus nueve departamentos 57 pacientes con la variedad clásica y aguardan los resultados de 800 pruebas. En Ecuador, el subsecretario de Salud, Marcelo Aguilar, aseguró que hay alrededor de 1.800 personas que fueron picadas por el mosquito aedes aegypti, transmisor del dengue, de las cuales unas 45 padecen la dolencia hemorrágica. También las poblaciones del norte peruano son víctimas de nuevos contagios, especialmente en las regiones de Piura y La Libertad, aunque todavía no se cuenta con datos oficiales. Sin embargo, el jefe de Epidemiología del Hospital Belén de Trujillo, Pedro Díaz, indicó que hay 19 afecciones clásicas comprobadas y 32 probables. En Centroamérica, un hombre de 26 años se convirtió en el primer muerto en Honduras por esta afección en 2010, indicó ayer un portavoz de la Secretaría de Salud, que agregó que los infectados suman 87. Asimismo, Costa Rica con 426 pacientes, realiza fumigaciones constantes, campañas educativas en escuelas y colegios y destrucción de los criaderos del mosquito, al tiempo que en Nicaragua, con 180 confirmados del clásico, todos los fines de semana se fumiga. Para detener el "brote epidémico" en el vecino El Salvador se lanzó ayer un plan luego de que se conocieran 1.294 casos de dengue clásico y 28 del tipo hemorrágico, que suponen un repunte del 916% frente al mismo período de 2009, cuando hubo 126 del primero y cuatro del segundo en el mismo periodo. Acciones similares le han reportado a México una reducción del 26% de los pacientes (691 afectados) en las tres primeras semanas del año frente a los de 2009.

Descarga la aplicación

en google play en google play