Escúchenos en línea

La policía hondureña no sirve, afirma comisionado de derechos humanos de Honduras

Revista Digital Proceso, de Honduras. Desde Tegucigalpa. | 8 de Diciembre de 2006 a las 00:00
El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, arremetió hoy en contra de los responsables de la seguridad de los hondureños y urgió en la necesidad de crear un nuevo cuerpo policial porque el actual "no sirve para nada". "Necesitamos crear una nueva policía, la que tenemos no nos sirve, estamos gastando 20 veces más de lo que invertíamos en seguridad pública y qué es lo que nos siguen proponiendo: los mismos operativos conjuntos y eso ya es una medicina repetida y el mal no se cura", criticó el defensor de los derechos humanos. Custodio expresó que está hastiado de hablar con sordos y con ciegos que no quieren ni oír ni ver lo que está pasando con la inseguridad en el país. El defensor de los derechos humanos reaccionó con tal dureza en contra de la policía hondureña a raíz de la ola de violencia y criminalidad que azota este país centroamericano y que ha cobrado la vida de más de 1,500 hondureños en el primer semestre del 2006. Según el Observatorio de la Violencia, organismo dependiente de las Naciones Unidas, en el país se registraron 251,3 muertes por homicidio mensuales, con un promedio diario de 8,4 víctimas. La investigación reveló que en el mismo período también se registraron "496 muertes accidentales y 276 muertes en eventos ligados a accidente de tráfico". El estudio además indica que "los suicidios, que entre enero y junio suman 140 en el país, aportaron un 5 por ciento de la mortalidad". ¿Cómo analiza la actual situación de inseguridad que vive el pueblo hondureño? Desde hace cuatro años estamos entregando, en forma anual, el mismo diagnóstico criminológico que se hizo de parte del Comisionado sobre la violencia delincuencial en este país y en esta sociedad. Ningún gobierno ha querido hacer nada y ninguno de los secretarios de Estado en Seguridad Pública ha querido hacer nada en cuanto a formular una política criminal del Estado hondureño, que nos vendría a dotar de una política del Estado y no una política de gobierno. En cada gobierno nos dicen que vienen con ideas nuevas y son las mismas ideas que ya fracasaron, las mismas propuestas que ya están desacreditadas por el resultado negativo frente a una ola delincuencial que crece y crece. Se ha hablado de una depuración policial que hasta el momento no se ha dado... La depuración se intentó con la Junta Interventora que presidió el doctor Hernán Corrales Padilla (QEPD), su sacrificio fue infructuoso y para tener una nueva policía tenemos que desjerarquizar, es decir, no solamente los que estudian para policías, debieran ser directores. En este momento la depuración tendría que empezar porque se escuche a los miembros del Consejo Nacional de Seguridad Interior, con voz genuina y se respeten las funciones de ese consejo. En este momento, están actuando subdirectores, nombrados en forma ilegal, en lugar de directores plenamente responsables y debidamente designados por el Presidente de la República. La seguridad pública, la seguridad ciudadana, la paz interior es la cuarta función del Poder Ejecutivo, si no se sabe ejercer vamos a seguir teniendo una Honduras cada día más violenta. ¿La depuración necesita más que buena voluntad? Necesitamos crear una nueva policía, la que tenemos no nos sirve, estamos gastando 20 veces más de lo que invertíamos en seguridad pública y qué es lo que nos siguen proponiendo, los mismos operativos conjuntos de la policía apoyada por las fuerzas militares hondureñas, eso ya es una medicina repetida y el mal no se cura. ¿Debe planificarse una política verdadera de seguridad y debe reactivarse el CONASIN? Estoy haciendo una excepción con usted de hablar de este tema, de la inseguridad pública, porque ya estoy hastiado de hablar con sordos y con ciegos que no quieren ni oír ni ver lo que está pasando. Si a mí, las noticias de los periódicos, de la radio y la realidad me están diciendo que aquí está muriendo gente; los asaltos están a la orden del día, en hogares de alto ingreso y se han capturado a personas que son miembros de la policía, debo hacer algo. Atendimos un caso en el Comisionado, una denuncia de una persona que denunció que los que lo asaltaron fueron capturados con armas -escopetas- por la policía pero a la hora de presentar las evidencias presentaron dos revólveres. Así es difícil o imposible tener una seguridad pública bien garantizada. No hay una Policía Preventiva, hay una mala de investigación criminal y los reos se escapan y se matan cuando quieren ¿En manos de quién estamos? En manos de la irresponsabilidad pública.

Descarga la aplicación

en google play en google play