Escúchenos en línea

Nicaragua adhiere «Carta de Derechos de la Madre Tierra» y la asume como propia

Managua. Radio La Primerísima. | 28 de Febrero de 2010 a las 00:00
Nicaragua anunció su adhesión a la Declaración Universal del Bien Común de la Tierra y de la Humanidad y el presidente Daniel Ortega, prometió incorporar su contenido a la Constitución Política. Durante un acto celebrado la noche del sábado en la Casa de los Pueblos de Managua, Ortega recibió al teólogo brasileño Leonardo Boff, Comisionado de la Carta de la Tierra. Boff, y los sacerdotes Miguel D'Escoto (nicaragüense) y Francois Houtart (belga), promueven la Declaración desde el año pasado. Boff leyó la propuesta de Declaración Universal, y luego el presidente Ortega anunció la adhesión de Nicaragua. Al explicar los orígenes de esa declaración, D'Escoto, quien hasta hace algunos meses presidió la Asamblea General de la ONU, afirmó que el mundo y la humanidad están pasando en la actualidad por los momentos más críticos de su historia. Se refirió al deterioro sostenido del medio ambiente global y consideró que la situación es gravísima, crítica, y opinó que todos tenemos que tomar parte en su solución. Tenemos la certeza de que la humanidad se va a extinguir si no adoptamos las medidas necesarias para remediarlo, dijo D'Escoto. Por su parte, Boff, en un preámbulo antes de dar lectura al borrador de la Declaración, explicó que el proyecto de progreso que los seres humanos desarrollan desde el siglo XVI ha caducado, pues se basa en el supuesto de que los recursos naturales son infinitos. Los recursos de la tierra no son infinitos, advirtió, y precisó que son cortos, agotables y escasos, por lo que es necesario administralos bien para universalizarlos en beneficio de toda la humanidad. Si se pretendiera que todos los seres humanos vivieran como lo hace la clase media en Estados Unidos, Europa o Japón serían necesarios los recursos de tres planetas Tierra, dijo el teólogo brasileño y señaló que el sistema actual no puede continuar. O cambiamos o morimos, sentenció. El borrador de la Declaración leído por Boff parte del principio de que la Tierra está viva y que de ella nace todo lo demás, por lo que debe ser considerada la madre de todos los seres vivos, y como madre al fin, debe ser preservada y cuidada. En ese sentido, declara bien común de la Madre Tierra el agua, los océanos y los bosques, entre otros. Boff señaló el objetivo es que los principios de la Declaración se adicionen y complementen la Declaración Universal de los Derechos Humanos aprobada por la ONU. "Quiero comunicarle al pueblo nicaragüense, a la comunidad internacional, que Nicaragua se adhiere a esta carta, la hacemos nuestra esta carta. Hacemos nuestra la Declaración Universal del Bien Común de la Tierra y de la Humanidad", dijo Ortega y prometió que se empezará a divulgar en las escuelas, universidades y entre las organizaciones gremiales, sindicales y sociales. Ortega dijo que la Declaración sirve para administrar las inversiones nacionales y extranjeras y pidió a sus adversarios que no cuestionen esta decisión. "No estamos ahuyentando a los inversionistas. Simplemente se trata de que la inversión sea respetuosa de la Madre Tierra, que no venga a matar a la Madre Tierra, sino que venga a ser un acompañante de la Madre Tierra y que asuma todos los compromisos que están establecidos en nuestras leyes y en nuestras normas para proteger el medio ambiente y la naturaleza", explicó. Según el sacerdote Houtart, "frente a la crisis financiera que afecta a toda la economía mundial y que se combina con la crisis alimentaria, energética y climática, para terminar en un desastre social y humanitario (...) la urgencia de soluciones es el desafío mayor. No queda mucho tiempo para actuar eficazmente contra el cambio climático". Houtart sostiene que la Declaración puede ayudar a coherencia para garantizar la eficacia de la "multitud de soluciones alternativas que existen, en todas las áreas (...) no un nuevo dogma, sino una articulación entre ellas". Ortega criticó a quienes creen que con el actual modelo de consumo "la humanidad da para largo, que los pueblos dan para largo… que tendrá la Madre Tierra la paciencia de dar para largo, cuando ya la Madre Tierra nos está diciendo basta, basta, y no hay más camino que la unidad de los pueblos para defendernos, defendiendo a la Madre Tierra defenderemos a la humanidad". "Este pensamiento transformador que nos trae Leonardo (Boff) surge de las entrañas mismas de América Latina y del Caribe, de ese gigante que es el pueblo y nación brasileña, rica en recursos naturales, ya no digamos en recursos humanos, pero también asumiendo enormes desafíos", agregó el gobernante. Ortega cree que "defendiendo a la Madre Tierra es el único camino que tiene la humanidad para acabar con la pobreza, para acabar con la injusticia, para acabar con el hambre, no hay otra alternativa". En este sentido, acusó a los intereses del capitalismo, "esas fuerzas hegemónicas sencillamente están ciegas. Piensan que van a lograr salvarse si continuamos por este camino que significa ir al precipicio. Piensan que porque ellos son poderosos militar, tecnológica y científicamente podrán sobrevivir y que al final de cuentas lo que va a funcionar aquí es la ley de la selección natural: los pobres muriendo".

Descarga la aplicación

en google play en google play