Escúchenos en línea

Hito histórico: Nicaragua produce 1,000 megavatios de energía eléctrica

Managua. Radio La Primerísima. | 21 de Marzo de 2010 a las 00:00
Hito histórico: Nicaragua produce 1,000 megavatios de energía eléctrica
El presidente Daniel Ortega reveló la noche del sábado que Nicaragua ya produce 1,081 megavatios de energía eléctrica, un hecho inédito en la historia del país, gracias a las inversiones del gobierno sandinista. Durante la inauguración de una planta eléctrica donada por Taiwán, instalada en la ciudad de León y con un costo de 30 millones de dólares, Ortega afirmó que desde 2007, cuando asumió el poder, hasta la fecha, el gobierno sandinista ha incorporado más de 300 megavatios al Sistema Nacional de Energía. Esta es una síntesis del discurso de Ortega:

Hacia la independencia energética

Desde el momento en que el pueblo y Gobierno de China Taiwán anunció la cooperación de 30 millones para la instalación de esta planta, desde ese momento, no llegó a correr un año, y aquí estamos en esta tarde, en esta noche, inaugurando la Planta de Generación Taiwán. Hemos escuchado las palabras de Su Eminencia el Cardenal Miguel Obando y Bravo, que nos recordaba los momentos difíciles que atravesó nuestro país hace unos cuantos años, cuando cada día que pasaba teníamos más recortes, más racionamiento de energía. Y aún cuando hacíamos esfuerzos desde Nicaragua, para que se nos vendiera energía de los otros países centroamericanos y se compraba energía, eso no era suficiente. Se compraba energía en los otros países centroamericanos pero continuaban los apagones, los racionamientos, afectando a toda la comunidad, desde el hogar, la familia, las amas de casa, los estudiantes, los dueños de negocios, de pulperías, de tiendas, y ya no digamos también la industria, o los sistemas de riego, con el que cultivamos diferentes productos en nuestro país. Un país sin energía no tiene futuro. Sencillamente, un país sin energía tiende a quedar paralizado; en un país donde no se desarrolla la generación, no hay inversiones, ¿quién va a ir a invertir? ¿Por qué? Porque el que va a invertir lo primero que va a preguntar... ¿hay energía? Porque yo necesito energía para la inversión que voy a desarrollar. En estos días, inauguramos una planta cerca de Tipitapa. Una planta que va a dar empleos a 3 mil trabajadores, la mayoría mujeres; esa planta no se hubiera instalado si no hubiese energía en Nicaragua... ¡no hay forma! Si ellos han llegado a Nicaragua y se encuentran con que no hay energía, sencillamente no se instalan. Porque es cierto, esas plantas ponen a la vez un sistema de emergencia, pero es mucho más costoso, y el sistema de emergencia es para utilizarlo, precisamente en emergencias. Y lo que hace rentable a una empresa, es poder contar con el suministro de energía del país. Sin energía no se podrían imprimir los periódicos que circulan en nuestro país; no se podrían imprimir las revistas, los libros que se imprimen en nuestro país. Sin energía no se podrían transmitir los programas que se transmiten por la televisión, desde los programas deportivos, los culturales, las telenovelas, las películas y los programas políticos... nada de eso veríamos por la televisión. Sin energía no habría transmisión de radio en nuestro país. El país estaría totalmente en silencio, no habría trasmisiones de ningún tipo. Por eso es que el reto que teníamos nosotros los nicaragüenses, y en particular el Frente Sandinista, era luchar para que se lograse instalar una nueva capacidad de generación en nuestro país, que nos asegurara a todos los nicaragüenses el servicio de energía, y que pudiésemos ir llevando cada día más energía a las comunidades, a las localidades donde todavía no la tenemos. Pero cuanto más plantas como ésta tengamos, más capacidad tenemos para llevar energía a las comunidades que están allá adentro en el campo, que están en la montaña, que están en la Región Autónoma del Atlántico Norte o en la Región Autónoma del Atlántico Sur; más capacidad tenemos para llevar, para distribuir más energía, y que esto beneficie no solamente a los hogares de las familias pobres que tienen derecho a la energía, sino que también beneficie a la pequeña empresa, la pequeña industria, al artesano en su taller de artesanía... que beneficie a todos los nicaragüenses sin hacer diferencia. Nosotros, cuando estamos instalando estas plantas y cuando estamos decidiendo la distribución, no se nos ocurre decirle... ve, que no le vaya la energía a aquella empresa porque es antisandinista... ¿cómo vamos a hacer eso? Será una empresa cuyos dueños son antisandinistas y tienen políticas antisandinistas, pero como empresa tienen derecho al servicio de energía. El Estado está para garantizarles la energía a todos los nicaragüenses, y privilegiar en la distribución de energía, a los más pobres. Por eso es que mantenemos, hemos mantenido y mantendremos la tarifa protegida para los consumidores de 150 kilowatts para abajo. Esa tarifa se mantiene. Si no estuviésemos nosotros en el Gobierno, seguramente esa tarifa estaría ya en el libre mercado. Es decir, la fijarían las distribuidoras y le pondrían un valor mucho mayor, porque si se les pone el valor real a esa tarifa, es mucho mayor, es cierto; pero la población de bajos ingresos, no está en capacidad de pagar esos incrementos. Y ahí es donde juega su papel el Estado ¿para qué? Para que los medianos consumidores o grandes consumidores domiciliares, o empresas, paguen más, y pagando más que sean ellos los que subsidien a la inmensa mayoría de los nicaragüenses que están en la pobreza... ¡ese es el principio! Un principio Cristiano, Solidario, Socialista. Ese es el principio. León es realmente de los pocos, yo diría el único departamento en el Pacífico, que tiene una actividad minera, porque ya las otras actividades mineras están o en la zona del Triángulo Minero o están en Chontales, pero aquí en León hay actividad minera. Siempre se está lidiando ahí, porque hay una inversión... yo, en una visita anterior, en la Plaza de Subtiava, les hacía un mensaje sobre las actividades de las minas aquí en León, que hay que cuidar esa actividad, hay que cuidar esa inversión porque es lo que tenemos en estos momentos, no tenemos más alternativa que esa inversión, sin descuidar, sin dejar de defender los derechos de los trabajadores... ¡eso es fundamental! Eso no se puede negociar. Los derechos de los trabajadores no se negocian, los derechos de los trabajadores no se venden, los derechos de los trabajadores no se rinden, ¡se defienden! Todas esas actividades demandan generación. En el caso de las empresas mineras, en muchas ocasiones ponen plantas y también le dan generación a la comunidad, al pueblo. Son actividades complementarias. Esta inversión es de 30 millones de dólares; esta planta le aporta al Sistema Nacional de Energía 5.5%, o sea, un aporte sustantivo. Con esta planta se cubren 68 mil hogares, esa es la capacidad que tiene esa planta que, interconectada al sistema, entra en el servicio que le da cobertura a más de 725 mil hogares... multipliquemos 700 mil por 5... 3 millones y medio de habitantes. ¿Por qué? Porque en cada hogar está la abuelita, el abuelito, y si está sola la madre con los hijos, o está también el padre y están los hijos. Y hay hogares donde están varias familias a la vez, ya los hijos se han casado y están en la misma casa. Todos estos hogares, que son de familias de recursos limitados, de escasos recursos, son beneficiados con esta tarifa de los que no consumen más allá de 150 kilowatts por hora. En la construcción de esta planta, se le dio empleo directo a 235 compañeros y compañeras, y fueron beneficiados con el impacto indirecto que tiene esta actividad... ¿Por qué? Porque si está trabajando aquí una persona, ya puede ir a la pulpería la esposa del compañero, la compañera del trabajador, puede ir a la pulpería y puede fiar, ya le pueden fiar porque está trabajando ¡si no, no le fían! Se benefician las pulperías, se benefician los que venden comidas, las que venden fresco, las de la carne asada, las de las fritanga, los del transporte, y se benefician hasta los que venden las cervecitas también, ¡todos se benefician! esa es la verdad. Después de lo que fue esta fase de construcción, ya en operación quedan 50 trabajadores, un número relativamente pequeño... ¿Por qué? Porque son plantas altamente tecnificadas, de tecnología de punta, fabricadas en Corea del Sur, y son de última generación. Entonces, quedan 50 empleados directos y 250 indirectos. Otro dato que es importante tomar en cuenta aquí, es que, nosotros tenemos instalado otras modalidades de energía. Hay energía eólica, tenemos energía hidroeléctrica, tenemos energía también que generan los Ingenios San Antonio y Santa Rosa, en época de zafra, cuando ya empieza la actividad de la caña; tenemos plantas geotérmicas también, pero ¿qué sucede? Que la generación no siempre está al máximo. Las plantas que trabajan con aire, las eólicas, si no hay viento sencillamente se detienen y dejan de generar, o si el viento no tiene la potencia esperada, las ráfagas de viento son más lentas, entonces la generación es más baja, y la capacidad instalada es de 50 megavatios o de 60 megavatios pero generan nada más 30 ó 20 megavatios. Es decir, la estabilidad en la generación eólica, no es la más segura. La generación hidroeléctrica, debería de ser de las más estable, de las más segura; pero en los últimos tiempos, con el problema que tenemos del calentamiento en el mundo, cada día temperaturas más altas; allá en los Polos donde aquello era una masa permanente de hielo, donde se podía cruzar de la zona extrema norte de los Estados Unidos a Rusia, se podía cruzar caminando por el hielo, ahora, eso se está descuartizando, se está despedazando, porque al haber más calor se va derritiendo esa enorme masa de hielo. Y eso provoca aquí, en Nicaragua, y en otros países hermanos, falta de agua. El invierno ya no es el que conocíamos en aquellos tiempos, ya el invierno cada día es más escaso; ese invierno estable es más escaso, y ya no se sabe si el invierno que viene es bueno o si va a ser malo. Porque un día el pronóstico dice que va a ser bueno y, al día siguiente, ya el pronóstico cambió... y no es culpa de los especialistas, no es culpa de los ingenieros, sino que simplemente, es culpa del modelo que se ha instalado en el mundo, que ha provocado una total inestabilidad en los movimientos del clima. La energía hidroeléctrica, que de por sí es mucho más barata, en estos momentos tenemos problemas... ¿Por qué? Porque con la sequía, la planta que tenemos en Nicaragua, en el departamento de Jinotega, plantas que en toda su combinación de generación debería estar generando 100 megavatios... ¿Cuánto está generando el día de hoy? 7 megavatios ¡fíjense! Debería de generar 100 megavatios, pero está generando 7 megavatios. Es decir, se están dejando de generar 93 megavatios, 3 plantas de estas prácticamente, que andan casi por los 30 megavatios, 3 plantas serían 90 megavatios. O sea, esa planta hidroeléctrica está dejando de generar lo que generan 3 plantas de ésta. Y, gracias a Dios que tenemos estas plantas, gracias a Dios que llegando al Gobierno, logramos empezar la instalación de plantas térmicas, que son más costosas indiscutiblemente, es más costosa la generación de una planta térmica que una planta hidroeléctrica. Pero los tiempos para que empiece a funcionar una planta hidroeléctrica son tiempos muchos más largos que los de una planta térmica. Para que empiece a generar una planta hidroeléctrica 2 ó 3 años cuando menos, entre lo que son los estudios de terreno, los estudios ambientales, es mucho más complejo; negociaciones con las familias que viven en las tierras que van a ser inundadas, familias que en muchas ocasiones dicen, no queremos salir de aquí. No es fácil. Y después, hasta después de todo eso, viene y empieza la obra... ¡que lleva años! y que ya concluida, en estos tiempos corre el riesgo de que una sequía paralice la actividad de esa planta, como está pasando en estos momentos con esa planta nuestra, la única planta hidroeléctrica que tiene Nicaragua, que combina con la Carlos Fonseca, Santa Bárbara, es la única planta que tiene Nicaragua. Planta que es rendidora cuando hay agua, rinde muy bien, pero si no hay agua ¿cómo va a rendir? Empezamos a traer estas plantas, y lo importante es que encontramos voluntad de hacernos llegar las plantas, sin condiciones... después nos arreglamos ¡y ahí van las plantas! Esto es como cuando alguien se está ahogando, y tenés un salvavidas en la mano, y en lugar de tirarle el salvavidas le decís: "te tiro el salvavidas si me entregás tu casa cuando te salve". Que es lo que hacen aquellos que no conocen la palabra Solidaridad, ni la palabra Justicia, ni la palabra Socialismo, muchos menos que conozcan la palabra Cristianismo. Se logró avanzar en la instalación de estas plantas térmicas, gracias a Dios térmicas. Porque estas plantas, es cierto que son un poco más costosas en su operación, pero son seguras, son estables, siempre y cuando esté el combustible, el bunker disponible, son estables; e igual las plantas de diesel, que las tenemos de emergencia. Si tenemos el diesel, caminan... Y ¿qué es mejor? ¿No tener energía, o tener plantas como estas que tenemos, un poco más costosas, pero que asegurando el bunker o el diesel, en una emergencia, empiezan a trabajar y nos garantizan energía para todas las actividades de los nicaragüenses? Fíjense bien, familias nicaragüenses, hermanos nicaragüenses... Para el mes de enero del año 2007, que es cuando el Pueblo Presidente asumió el Gobierno en este país, Nicaragua se encontraba en aquella crisis terrible. ¿Por qué? Porque en 16 años no se habían desarrollado mayores inversiones en el sector energético. ¡No lo hicieron! Los Gobiernos que nos sucedieron después del año 1990, no se preocuparon por invertir en el sector energético; y se fue quedando Nicaragua con la misma capacidad de generación, mientras iba creciendo la demanda de la población, la demanda de las empresas nicaragüenses o extranjeras que se instalaban en nuestro país, empresas pequeñas, medianas o grandes; mientras había una mayor demanda de parte del sector turístico, no había incremento de energía. Entonces, llegó un momento en que, como no hubo inversión en la energía, empezaron aquellos racionamientos que nos recordaba Su Eminencia el Cardenal Miguel, que pasó en ocasiones días sin energía, allá en Managua, ya no digamos en otros lugares, en otras comunidades más alejadas de Managua. En ese momento, nominalmente, había una capacidad instalada de 772 megavatios. Eso era la capacidad nominal, pero lo que realmente estaba generando eran 546 megavatios. ¿Por qué? Les pongo un ejemplo... aquí nomás tenemos en León, la Planta Geotérmica Patricio Argüello, que fue la primera Planta Geotérmica que se inauguró en este país, que se instaló en este país, a mucha honra, lo hicimos, en condiciones difíciles, después del Triunfo de la Revolución se construyó esa Planta. Es decir, en medio del bloqueo, en medio de la guerra, nosotros teníamos voluntad de desarrollar las capacidades de generación. En medio de una inflación pavorosa, se inauguró esa planta Patricio Argüello Ryan, generando en ese momento, 35 megavatios la primera y 35 la segunda, hasta 70 megavatios. Es decir, nosotros le entregamos al Gobierno que nos sucedió en 1990, le entregamos esa planta Patricio Argüello Ryan, generando 70 Megavatios. Cuando nosotros regresamos al Gobierno, 16 años después, la Patricio Argüello, estaba generando 17 megavatios... ¡no pudieron mantener la capacidad de generación en 70 megavatios! Sino que, sencillamente, lo que hicieron fue alquilarla a una empresa extranjera. Y la empresa extranjera, en lugar de invertir de las ganancias, para mantener operando bien la planta, sencillamente, dejaron que la planta se fuese deteriorando, se fuese dañando, hasta llegar prácticamente al colapso. Entonces, nominalmente esa planta podía generar 70 megavatios, pero en la práctica estaba generando nada más 17 megavatios. En el caso de la hidroeléctrica, como les decía, siempre está el problema de que, si el régimen de lluvia no es bueno, la generación baja. En ese momento, había una disponibilidad de los 103 megavatios en hidroeléctrica y se generaban 93 Megavatios, ahí estaba bien. En lo que es la biomasa, que se genera a través de los Ingenios azucareros, que generan para el Ingenio y también para la transmisión nacional... ahí andaba la generación efectiva en 57 megavatios, aún cuando las capacidades son mucho mayores. Porque ellos consumían una parte, y lo que podían entregar ellos al sistema son 57 megavatios. En capacidad térmica, o sea plantas térmicas como éstas, pero ya obsoletas, como la Planta Managua por ejemplo, que es una planta que genera 100 megas, pero tiene como 100 años también, una planta ya obsoleta, que continuamente se está parando, deja de generar y en ese momento hay que pegar carrera para poner las plantas de emergencia, incluyendo las plantas de diesel. Porque es mejor que tengamos luz, aún cuando cueste más, generando con diesel, a que nos quedemos sin luz. Para eso están las plantas de emergencia. Siempre la emergencia es más costosa, es normal. Entonces, lo que encontramos nosotros: en efectivo, 546 megavatios; en nominal, 772 megavatios. En estos tres años, del 2007 al 2010, le hemos incorporado al sistema, 216 megavatios en plantas térmicas, en el marco de ALBANISA; y 27 megavatios con esta Planta Taiwán. Es decir, hemos agregado en tres años, 243 megavatios con estas plantas térmicas. En plantas geotérmicas... lo que hemos hecho es que se incremente la generación, negociando con los que tienen esa concesión. Porque tienen concesiones, y no es fácil decirles, te vas y te quito la concesión, porque vienen, nos demandan ¡y se hace un alboroto! No queda más que negociar con ellos, para que cumplan con la inversión necesaria, con las exploraciones necesarias en el caso de Momotombo, para que vuelvan a generar 70 megavatios y más que se puede generar en esos campos de Momotombo. Se logró incorporar en este período, la generación eólica, la de los vientos, que es en la zona de Rivas, en Amayo, ahí son unos 60 megavatios. Es decir, del año 2007 al año 2010, en tres años, se han incorporado más de 300 megavatios al Sistema Nacional de Energía... ¡lo que no incorporaron en 16 años, tres gobiernos, nosotros lo hemos incorporado en tres años! Y Nicaragua, por primera vez en su historia, rebasa la disponibilidad nominal de 1000 megavatios. Nicaragua no había alcanzado nunca los 1000 megavatios; es la primera vez en la historia, que Nicaragua llega a 1081 megavatios de capacidad disponible nominal. Como tenemos esa capacidad disponible nominal, ¿qué nos asegura eso? Una capacidad efectiva, real, de 805 Megavatios. Si la capacidad nominal fuese 805, entonces la capacidad efectiva sería mucho menor, porque así es la relación. Realmente nos sentimos contentos, nos sentimos orgullosos, de compartir esta noche esta información con nuestro pueblo. Y vamos a abundar, porque yo estaba viendo el informe que tenemos preparado para presentarlo a la Asamblea Nacional... estaba viendo el informe en el área energética, pero el problema es que este informe se limita a hablar esto que les he explicado en este momento, pero no habla de cuántas familias, cuántas comunidades, cuántos miles de familias más, han sido beneficiadas con la ampliación del sistema de generación en nuestro país. Y tenemos que hablar de eso, tenemos que hablar del número de industrias, pequeñas industrias que están siendo beneficiadas. En estos días, por ejemplo, hace unas semanas, nos reunimos con los productores de arroz, con productores de hortalizas, que riegan con las aguas que vienen de Jinotega, esas aguas de Jinotega que vienen bajando. Tuvimos una reunión con ellos, y el problema es que ellos, para el cultivo del arroz y hortalizas, riegan utilizando agua que viene bajando desde el Lago de Apanás, desde Jinotega viene bajando hasta Sébaco, y de Sébaco sigue bajando todavía... ¡6 mil productores! 3 mil en la parte de arriba y 3 mil en la parte de abajo, 6 mil productores. Fueron los compañeros allá, los mandamos a reunirse con todos los productores, para encontrar una respuesta, porque ellos necesitaban irrigar, y como la generación ha bajado, al bajar la generación, el flujo de agua también baja. Y hay que trabajar de manera ordenada, para que se pueda utilizar esa agua, que está llegando todavía, o sea el agua que está fluyendo desde los lagos superiores, de las presas, que viene saliendo para generar 7 megavatios nada más, entonces lo que sale es un poquito. Si estuviéramos generando 100 megavatios, saldría un montón de agua, y no tendrían problemas los arroceros ni los hortaliceros; pero como lo que estamos generando es bien poquito, porque ha bajado el nivel, entonces lo que sale es un chorrito... ¡y a reunirse con ellos! llegaron a un acuerdo, que fue generar un poco más, hasta 20 megavatios, eso significa abrirle más el chorro arriba, pero hasta el mes de abril en que ellos ya están cosechando. Es decir, ellos cumplen con su período de riego y luego van preparándose para el período en el que vendrá después la cosecha. Se firmó un compromiso con ellos, para que utilicen esas aguas de manera racional y, el aporte que se les hizo de elevar la generación, para que haya una mayor afluencia de agua. ¡Todo lo que significa el agua, imagínense! En las actividades productivas, para que nos llegue el arroz después a la mesa, en los hogares leoneses, hay que pasar por todo esos esfuerzos, de los arroceros, de la planta hidroeléctrica, del Lago de Apanás, de todas las aguas que se vienen moviendo desde las alturas hacia las bajuras, hasta llegar al Río Grande que desemboca en el Lago de Managua, ya en la zona baja. Les decía que en este informe, tenemos que incorporar estos datos. Aquí me pasaba Ernesto Martínez estos datos... en electrificación rural, en el año 2007 se incorporaron 9,102 familias, lo que significó un total de 54,198 personas beneficiadas. En el 2008, ya se incorporaron 11,423 familias más, es decir, un total de 64,430 beneficiados. En el 2009, 11,311 o sea, 67,377 personas. Ha venido en un incremento. Estos datos es importante llevarlos al detalle, cuántas comunidades, en qué departamento, o sea, meterlos en el informe, porque no contiene esos datos, hay que incorporarlos. Las empresas que están siendo beneficiadas, desde los periódicos, las radios, las televisiones. Aquí hay absoluta libertad de expresión, todo mundo se beneficia con energía, si no hubiera energía, sencillamente ¿con qué...? No se podría trabajar ni para producir alimentos.

Descarga la aplicación

en google play en google play