Escúchenos en línea

La crisis de gobernabilidad y de partidos políticos se mantiene en Latinoamérica, según analistas

Agencia Europa Press. Desde Madrid. | 12 de Diciembre de 2006 a las 00:00
La transparencia con la que se han realizado las distintas elecciones presidenciales en Latinoamérica no da garantías a la región de que la crisis de gobernabilidad y de partidos políticos desaparezca. Por el contrario, ciertos analistas políticos aseguran que estos problemas continuarán desarrollándose ya que muchos mandatarios no cuentan con el respaldo suficiente para mantener la estabilidad democrática. En el foro "América Latina tras un intenso año electoral" que se celebró hoy en Casa de América de Madrid, varios expertos en elecciones coincidieron en que actualmente existe en los países del continente una situación "muy complicada" que puede generar tensiones sociales bastante delicadas. El director en América Latina del Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA) Daniel Zovatto, asegura que la región tiene "los mismos problemas de gobernabilidad", ya que de los 11 presidentes que fueron electos este año siete no cuentan con "mayoría propia" dentro del Senado y la Cámara de Diputados, lo que a su juicio traerá problema a la hora de tomar decisiones serias. En este sentido, explicó que en la mayoría de los países los mandatarios ganaron pese a que su partido había perdido en las elecciones legislativas, esto es producto de la "inestabilidad del voto" por parte de los ciudadanos que, en la mayoría de los casos, más que votar por un partido eligen es a una figura en particular, además que la decisión suele cambiar en cada proceso electoral. "Los peligros que pueden venir no sólo en términos de gobernabilidad sino en términos de potenciales problemas de fracturas y de tensiones regionales muy importantes", aseguró Zovatto al señalar que los actuales mandatarios deberán buscar coaliciones entre los partidos políticos "o ver de qué manera articular esas mayorías" para poder desarrollar su período con la mayor tranquilidad. Como ejemplo los expertos colocaron básicamente a Ecuador y México por considerar que son a los que hay que ponerles mayor atención. La profesora de la Universidad de Salamanca, Flavia Fraidenberg, señaló que el presidente Rafael Correa no cuenta con ningún representante en el Congreso, realidad que puede generar una tensión entre el oficialismo y la oposición. En su opinión, existen "serias dudas" sobre la estabilidad del sistema ecuatoriano, no sólo por los antecedentes de golpe de Estado, sino porque en ese país continúa el mismo esquema populista pero con otros actores producto del rechazo de la población a los partidos tradicionales. "Seguimos en el mismo sistema pero ahora son otras personas las que están al mando", lo que evidencia que no se produjeron cambios reales en la nación. En el caso de México, el estrecho y cuestionado triunfo de Felipe Calderón apenas es el primer obstáculo del nuevo Gobierno. El mandatario electo tiene la mayoría parlamentaria pero no la necesaria para aprobar leyes de gran importancia y tomar decisiones que deban contar con un apoyo absoluto. El Partido de Acción Nacional (PAN) que lo representa deberá pactar alianzas con el Partido de la Revolución Institucional (PRI), consideró la catedrática de la Universidad Nacional Autónoma de México, Jacqueline Peschard. A su juicio, la otra opción del PAN es absorber a aquellos legisladores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) que estén en contra de las acciones del ex candidato a la presidencia, Andrés Manuel López Obrador. Situaciones similares se presentarán en países como Brasil, Perú, Costa Rica, Honduras y Nicaragua, cuyos parlamentos son de elevada oposición al presidente electo. En el caso de Bolivia, aunque tiene mayoría en la Cámara de Diputados, cuenta con una minoría en el Senado que ya le está generando confrontaciones al Gobierno de Evo Morales. "Hay un problema extremadamente grave", alertaron los expertos. Para el analista Rafael Toribio, director del Centro de Gobernabilidad y Gerencia Social en República Dominicana, la democracia en Latinoamérica "no se consume sólo en las elecciones" y alerta que en la región puede ocurrir que "la gente se canse de elegir autoridades que no resuelven" y se opten por otras vías que pueden desestabilizar los sistemas políticos.

Descarga la aplicación

en google play en google play