Escúchenos en línea

Ingenio San Antonio debe pagar indemnización a las víctimas del agua contaminada por los pesticidas que usan los Pellas

Por Giorgio Trucchi, Rel-UITA. Desde Managua. | 11 de Diciembre de 2006 a las 00:00
El tema de la Insuficiencia Renal Crónica (IRC) causada por la exposición a pesticidas y por la ingestión de aguas contaminadas en los ingenios de Nicaragua, ha despertado mucho interés y preocupación, no sólo en el país, sino también a nivel mundial. A pesar de la enfermedad y de la falta de recursos, ahora las víctimas se preparan para enfrentar dos desafíos más: conseguir que el nuevo gobierno retome y cumpla la agenda de sus demandas, y que los propietarios del Ingenio San Antonio los indemnicen por los daños causados a su salud. La lucha emprendida por los ex trabajadores del Ingenio San Antonio y de las viudas de los contaminados que ya fallecieron, reunidos en la Asociación Nicaragüense de Afectados de Insuficiencia Renal Crónica (ANAIRC), logró resultados inesperados frente a las instituciones nacionales. Sirel conversó con Carmen Ríos, presidenta de ANAIRC, para conocer el estado actual de la lucha, los resultados obtenidos y lo que les espera para el próximo año. -¿Qué resultados obtuvieron en este año que está terminando? -Creemos que fue un año positivo, en el cual nuestra lucha nos llevó a resultados importantes. Con respecto al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) y a las pensiones para la gente afectada y las viudas, logramos cumplir la meta que nos habíamos propuesto. A partir de mayo de 2005, hasta la fecha, hemos logrado que el INSS otorgara 2.631 pensiones, y esto es un resultado muy importante para las miles de personas que no tienen con qué vivir y que están enfermas. Esto ha sido fruto de nuestra lucha, que nos ha costado muchos esfuerzos, como cuando tuvimos que tomarnos la sucursal del INSS de Chichigalpa, pero también es el resultado del apoyo incondicional de las organizaciones nacionales e internacionales. -¿Cómo sigue la parte de Salud y de los medicamentos? -Aquí el proceso ha sido mucho más lento. La Comisión Interinstitucional que se formó a raíz de la “Marcha sin Retorno” y en virtud de los Acuerdos firmados con el gobierno el año pasado, no cumplió casi nada de lo prometido. Todavía estamos esperando los medicamentos y poder ingresar a nuestra gente para la diálisis. Pero, al mismo tiempo, nuestra lucha permitió que a través del INSS llegaran más medicamentos al Centro de Salud del Ingenio San Antonio. Actualmente estamos reclamando que el INSS le pida formalmente al Ministerio de Salud (MINSA) el envío de todos los insumos a este Centro de Salud, para practicar los análisis de la creatinina. Sin estos análisis es imposible comenzar los trámites para la pensión. Lastimosamente, la mortandad no paró y el número de fallecidos sigue aumentando cada día. -¿Cuál ha sido la reacción de la gente frente a estos resultados? -La gente está muy feliz, porque ha constatado que nuestra Asociación sigue en la pelea y está logrando resultados importantes para su futuro, y esto gracias también a todos los que nos han apoyado. Es evidente que el INSS le tuvo temor a la información que circulaba a nivel mundial, denunciando su manera de actuar frente a los ex trabajadores afectados. El apoyo de Cisas, de la Rel-UITA, de la Asociación Italia-Nicaragua ha sido fundamental y ha permitido que se lograran estos resultados. -¿Cuántos son los afiliados a ANAIRC? -Actualmente son 593 afectados. Han ido creciendo paulatinamente y lo que nos interesa es que cada afiliado tenga toda su documentación, para estar siempre seguros de que, de verdad, sean personas afectadas. -Esto quiere decir que ustedes trabajaron y lograron sacar pensiones para mucha gente que no está afiliada… -Así es. Nosotros queremos trabajar para los trabajadores afectados y las viudas, independientemente de que estén afiliados, porque efectivamente somos la única asociación que está trabajando con el INSS. -Próximamente se va a instalar un nuevo gobierno. ¿Cuáles son sus expectativas? -Esperamos poder sentarnos a dialogar con el nuevo gobierno, porque son muchos los puntos que todavía están pendientes de respuesta. Ojalá ellos entiendan que hay que darle una solución definitiva a esta situación. -¿Cuál ha sido la importancia del intercambio de experiencias que tuviste en tu participación en la III Conferencia Regional de Sindicatos Azucareros en México? -Fue una gran experiencia, porque estábamos reunidos todos los sectores azucareros de la región, cada quien exponiendo sus problemas y buscando soluciones. Fue algo grandioso para nuestra Asociación, porque vamos creciendo y vamos aprendiendo más y podemos trasladar estas experiencias a nuestra base. -Resuelto, por el momento, el tema de las pensiones, ahora queda todavía una gran lucha que es la de las indemnizaciones para los afectados y las familias de los fallecidos… -Vamos a enfocar nuestra lucha justamente en el tema de las indemnizaciones, porque el Ingenio San Antonio tiene que hacerse cargo de lo que provocó en tantos años. Los dueños del Ingenio son los principales responsables de la contaminación de sus trabajadores. De todos modos, esta no va a ser la única lucha para el próximo año, porque vamos a seguir enfocándonos también hacia el Seguro Social y el gobierno. -Se van a enfrentar a un monstruo poderoso. ¿Cómo creen que le puedan ganar a esta empresa? -Le vamos a ganar con los hechos. Tenemos los certificados que el Ingenio San Antonio les extendió a los trabajadores cuando salieron afectados. Tenemos el Código del Trabajo que dice que si una enfermedad afecta patológicamente a los trabajadores, hasta los ex trabajadores tienen derecho a una indemnización. Tenemos nuestra Ley 456, que dice que si en una empresa fue afectado el trabajador o el ex trabajador, el empleador está obligado a pagar una indemnización. Además, el hecho de que nos hayan entregado las pensiones por Riesgo Profesional es una prueba contundente más de que estas personas salieron afectadas por las condiciones de trabajo que había en el Ingenio. Vamos a luchar apegados a la ley y con el sostén de las organizaciones que siempre nos han apoyado a nivel nacional e internacional. -¿No tienen miedo de que esta empresa pueda intentar romper la unidad de los afectados o de los mismos dirigentes, ofreciendo, tal vez, cantidades de dinero para salirse de la lucha? -A nosotros ya nos ofrecieron dinero, y mucho, pero no lo aceptamos. Nosotros vamos a una indemnización y no vamos a entrar en ese tipo de sinvergüenzadas. Sabemos que nuestra gente está bien preparada y ya les hemos dicho que la vida no se compra. Están confiados en que lo vamos a lograr, y ya han visto que con nuestra lucha y el apoyo de las organizaciones amigas, sí podemos, y vamos a llegar a una limpia indemnización.

Descarga la aplicación

en google play en google play