Escúchenos en línea

Gobierno de Costa Rica presentará en enero reformas a Ley de Migración para cambiar el modelo hostil contra los inmigrantes

Agencia ACAN–EFE. Desde San José. | 14 de Diciembre de 2006 a las 00:00
Las reformas a la Ley de Migración, que entró en vigencia en agosto pasado y que ha sido criticada hasta por el gobierno, serán presentadas a la Asamblea Legislativa en enero próximo. El director de Migración, Mario Zamora, explicó este jueves en una rueda de prensa que se pretende cambiar el modelo "hostil" de la actual ley, por uno "más abierto y flexible" que brinde más facilidad a los inmigrantes para legalizarse. Zamora comentó que las reformas ya están listas y destacó que entre los principales cambios está la tipificación de la trata de personas como delito, fortalecimiento del control en las fronteras y la profesionalización de los funcionarios. También se introducirán equipos de alta tecnología para el control migratorio, se flexibilizará los trámites para legalizarse en el país, con el fin de que las empresas no contraten ilegales, y se establecerá un canon a los residentes, entre otros. Este canon, cuyo monto está por definir, se trata de un "impuesto de estadía", que será destinado al fortalecimiento de la seguridad social y la educación para que los inmigrantes dejen de ser un factor de riesgo para el sistema y se conviertan en contribuyentes. Según el ministro costarricense de Seguridad, Fernando Berrocal, estas reformas han sido consensuadas con organizaciones de inmigrantes y otros sectores sociales y políticos. La cambios no habían sido presentados al Congreso debido a que el gobierno despejó la agenda legislativa en el periodo de sesiones extraordinarias que inició el 1 de diciembre, con el fin de dar prioridad al Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos. La actual ley ha sido criticada por organizaciones de inmigrantes y derechos humanos y la iglesia, debido a que la consideran demasiado represiva, mientras el mismo presidente del país, Oscar Arias, la ha calificado como "draconiana". Pese a que entró en vigencia en agosto pasado, la ley no está siendo aplicada en su totalidad por falta de recursos económicos y personal. En los primeros meses del próximo año el Ministerio de Seguridad espera tener conformada la policía de fronteras contemplada en la ley, cuyos oficiales están siendo capacitados actualmente.

Preocupados por corrupción en Migración y Policía

El ministro Berrocal se mostró alarmado por los actos de corrupción que se han descubierto este año en la Dirección General de Migración y los 32 casos reportados en la Fuerza Pública. En migración "hemos hecho una limpieza" porque allí se han dado "los más profundos actos de corrupción en la función del país de los últimos años", declaró el ministro de Seguridad. Según el ministro, en los últimos ocho o nueve años se han otorgado en condición irregular unas 1.500 visas de ingreso a ciudadanos chinos, mientras se sospecha de actos indebidos en el otorgamiento de 8.000 refugios a colombianos desde 2000. También se investiga si funcionarios de migración han colaborado con abogados para que ciudadanos de distintos países formalicen su condición migratoria en el país mediante matrimonios falsos con costarricenses. Según Mario Zamora, director de Migración, este año se han abierto 75 investigaciones penales, de las cuales cinco son contra funcionarios migratorios y el resto contra usuarios y abogados, mientras se están recolectando datos para comenzar más procesos. Zamora no precisó cuantas personas han sido detenidas. En cuanto a la corrupción en la Fuerza Pública, el ministro Berrocal, se mostró indignado porque existen 32 casos de corrupción que corresponden a delitos como abusos sexuales contra menores, robos de armas del Estado y extorsión a extranjeros. "Este tema es muy grave. Debemos limpiar la Fuerza Pública porque es fundamental que tengamos policías honestos, ya que no hay nada que desmotive y entristezca más a la población que un policía corrupto", manifestó. Explicó que para el próximo año propondrá reformas a la Ley de Policía, para poder despedir sin responsabilidad patronal a los oficiales que sean sorprendidos cometiendo delitos, ya que actualmente no lo puede hacer debido al fuero policial. Según Berrocal, hace unos días tuvo que enviar para la casa con goce de salario a un policía involucrado en el robo de armas del Estado, pues la legislación lo obliga a dejarlo en su puesto hasta que se demuestre su culpabilidad. Costa Rica cuenta con unos 11,000 oficiales de la Fuerza Pública que custodian a los 4.2 millones de habitantes del país. Para el próximo año el Ministerio de Seguridad espera graduar a 1,300 policías nuevos.

Descarga la aplicación

en google play en google play